Repercusion de la analgesia epidural obstetrica sobre el neonato
Autor: Dr. Ariel Gómez Hernández | Publicado:  12/11/2009 | Anestesiologia y Reanimacion , Ginecologia y Obstetricia , Pediatria y Neonatologia | |
Repercusion de la analgesia epidural obstetrica sobre el neonato.1


Repercusión de la analgesia epidural obstétrica sobre el neonato.

 

Dr. Ariel Gómez Hernández. Especialista de primer grado en Anestesiología y Reanimación.

Dr. Braulio Domínguez Pérez

Dr. Alfredo Expósito Camacho.

 

Palabras claves español: epidural, analgesia, neonato, parto

 

Palabras claves inglés: newborn, labor, epidural, analgesia

 

Resumen en idioma español

 

A fin de evaluar en el recién nacido la repercusión de la analgesia peridural durante el trabajo de parto, realizamos un estudio prospectivo a tres grupos de 25 neonatos. Las madres habían recibido analgesia peridural lumbar continua (grupo A) o discontinua (grupo B), empleando una mezcla de Bupivacaína y fentanyl. En el tercer grupo (C), las madres no recibieron tratamiento analgésico. A cada neonato se le realizó el test de Apgar y la medición del pH de la arteria umbilical.

Según el test de Apgar al minuto del nacimiento, el 96% de los recién nacidos del grupo A y el 88% en los grupos B y C, fueron clasificados como normales, al igual que el 100% de los casos a los 5 minutos. De esta forma se obtuvo una distribución homogénea entre los grupos con respecto a los diferentes niveles de Apgar. Encontramos un significativo descenso en el ph. de la sangre del cordón umbilical de los neonatos del grupo C, a su vez, los del grupo B presentaron valores inferiores a los del A (P=0.023).Se concluye que la analgesia epidural, no repercute negativamente sobre el recién nacido.

 

Resumen en idioma Inglés

 

Summary

 

In order to evaluate in the newlborn one the repercussion of the peridural analgesia during the childbirth work, we carry out a prospective study to three groups of 25 newborns. The mothers had received continuous lumbar peridural analgesia (group A) or it discontinues (group B), using a mixture of Bupivacaina and fentanyl. In the third group (C), the mothers didn't receive analgesic treatment. To each neonato was carried out the test of Apgar and the mensuration of the ph of the umbilical artery.

According to the test of Apgar to the minute of the birth, 96% of the newborns of the group A and 88% in the groups B and C, they were classified as normal, the same as 100% of the cases to the 5 minutes. This way a homogeneous distribution was obtained among the groups with regard to the different levels of Apgar. We find a significant descent in the ph of the blood of the umbilical cord of the neonatos of the group C, in turn, those of the group B presented inferior securities to those of the one A (P=0.023). The analgesia epidural, doesn't rebound negatively on the newborns one.

 

 

Resumen

 

A fin de evaluar en el recién nacido la repercusión de la analgesia peridural durante el trabajo de parto, realizamos un estudio prospectivo a tres grupos de 25 neonatos. Las madres habían recibido analgesia peridural lumbar continua (grupo A) o discontinua (grupo B), empleando una mezcla de Bupivacaína y fentanyl. En el tercer grupo (C), las madres no recibieron tratamiento analgésico. A cada neonato se le realizó el test de Apgar y la medición del pH de la arteria umbilical.

Según el test de Apgar al minuto del nacimiento, el 96% de los recién nacidos del grupo A y el 88% en los grupos B y C, fueron clasificados como normales, al igual que el 100% de los casos a los 5 minutos. De esta forma se obtuvo una distribución homogénea entre los grupos con respecto a los diferentes niveles de Apgar. Encontramos un significativo descenso en el pH de la sangre del cordón umbilical de los neonatos del grupo C, a su vez, los del grupo B presentaron valores inferiores a los del A (P=0.023).Se concluye que la analgesia epidural, no repercute negativamente sobre el recién nacido.

 

Introducción

 

En los últimos años, han ocurrido impresionantes progresos en la asistencia de la embarazada, así como del feto y el neonato, y no sería exagerado señalar que han sido más importantes que los realizados en toda la historia de la Obstetricia. Junto con esta mejoría, ha habido un incremento semejante en la calidad de la analgesia con la que se trata a la mujer durante el trabajo de parto y la expulsión. La práctica de administrar fármacos hasta el punto de la amnesia y la inconsciencia que origina notable depresión en el neonato, ha sido sustituida en gran medida por el empleo racional de la analgesia regional, particularmente por el bloqueo epidural lumbar.

 

En la actualidad, es sabido que la analgesia epidural estabiliza la fisiología materna durante el trabajo de parto mediante mecanismos que incluyen: disminución del consumo de oxigeno, aumento de la PO2, ventilación normal, menor acidosis, menor secreción de catecolaminas, todas ellas favorecedoras del medio intrauterino. 1

 

De igual forma, son varios los efectos que sobre el recién nacido realiza la analgesia en el trabajo de parto: menor riesgo de trauma para el neonato dado por la relajación del periné, no se acompaña de riesgos potenciales fetales frecuentes con la analgesia intravenosa, como disminución de la variabilidad latido a latido de la frecuencia cardiaca fetal y depresión neonatal, mejora el riego sanguíneo intravelloso al disminuir la resistencia vascular útero-placentaria y aumenta la oxigenación fetal intrauterina. Esta analgesia es la favorita para los casos de disfunción placentaria, premadurez, presentación de nalgas y embarazos múltiples. 2

 

La evaluación clínica del estado del neonato se realiza habitualmente por el sistema de puntuación de Apgar, y desde el punto de vista bioquímico por la medición del estado ácido-básico de la sangre del cordón umbilical. Ambos, son extremadamente útiles para detectar la depresión manifiesta de origen farmacológico, el traumatismo perinatal y la asfixia neonatal.

 

Si bien esta técnica ha sido ampliamente estudiada en cuanto a lo relacionado con sus efectos sobre la madre, han sido relativamente pocos los estudios respecto a sus posibles consecuencias sobre el feto y el recién nacido.

 

Los anestésicos locales y los narcóticos, constituyen dos grandes pilares para el alivio del dolor durante el trabajo de parto, y aunque ambos grupos de drogas han demostrado tener innegables ventajas que los hacen de gran utilidad en Obstetricia, no están exentos de riesgos y efectos adversos sobre el recién nacido.

 

Surge así nuestro interés en la investigación sobre los efectos de la analgesia obstétrica en el neonato, tema de vital importancia para poder brindar mejor atención al binomio madre -feto.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924