Revision Bibliografica. Duloxetina como tratamiento coadyuvante en trastornos temporomandibulares, dolor orofacial y fibromialgia
Autor: Alfredo Espinoza Arcos | Publicado:  27/03/2010 | Farmacologia , Cirugia Maxilofacial | |
Revision Bibliografica. Duloxetina tratamiento trastornos temporomandibulares, dolor fibromialgia .1

Revisión Bibliográfica. Duloxetina como tratamiento coadyuvante en trastornos temporomandibulares, dolor orofacial y fibromialgia

Alfredo Espinoza Arcos. Estudiante de Pregrado, IV Año, Escuela de Odontología, Universidad Bolivariana, Concepción.

RESUMEN

El trastorno temporomandibular (TMD) describe diversas condiciones que afectan los músculos mandibulares, las articulaciones temporomandibulares y los nervios asociados con el dolor facial crónico y algunos cuadros de fibromialgia. Los síntomas pueden ocurrir en uno o en ambos lados de la cara, la cabeza o la mandíbula, o se pueden desarrollar después de una lesión. Se ha sugerido que ciertas tareas, mentales o físicas, como las generan estrés, causan o agravan el trastorno temporomandibular. El mayor malestar lo causa el uso excesivo de los músculos, específicamente el apretamiento o el rechinamiento (bruxismo) de los dientes. Estos hábitos excesivos cansan los músculos de la región orofacial y crean malestares como los dolores de cabeza o del cuello. Además, la función anormal puede producir el desgaste o la sensitividad en los dientes, la traumatización de los tejidos blandos, dolor muscular, malestar mandibular al comer, y dolores de cabeza en los lados de la cabeza (zona del hueso temporal).

SUMMARY

Temporomandibular disorders (TMD) have been described such conditions that affect mandible muscles, temporomandibular joints, related orofacial pain with associated nerves and some entities of fibromyalgia. Symptoms can occur in one or both sides of the head, or the mandible, or can merge before a lesion has occurred. It is suggested that some works, mental or physical, like the ones that induce stress, may cause or increase TMD. Worst associated signs are related to excessive use of muscles, specifically during grinding or tooth clenching (bruxism). These habits induce fatigue of the muscles in the orofacial region and develop some problems such headache or neck pain. Further, the abnormal function may induce tooth attrition or tooth sensitivity, soft tissue trauma, orofacial myalgia, eating discomfort, and pain in both sides of the head (temporal bone zone).

KEYWORDS

Temporomandibular disorders, TMD treatment, Bruxism, Orofacial Myalgia, Orofacial Pain, Duloxetine, Neurophatic pain, Fibromyalgia, Treatment.

INTRODUCCIÓN

Durante años se han asociado bruxismo, rechinamiento dentario, dolor orofacial crónico y otras patologías relacionadas a la articulación temporomandibular como un conjunto de enfermedades agrupadas dentro de los trastornos temporomandibulares (TMD). En el caso de cuadros de fibromialgia asociada, se ha descrito que, aunque en la actualidad se desconoce la causa, probablemente sea multifactorial. Algunos pacientes niegan la existencia de factores desencadenantes, pero más del 50% de los pacientes refiere algún proceso concreto al comienzo de los síntomas, principalmente estrés (1). Si bien la causa principal de estos cuadros no está definida (2,3,4,5), se le ve continuamente asociado a pacientes con altos índices de depresión, estrés y cuadros similares, y en algunos casos a pacientes con cuadros base de diabetes (dolor neuropático de origen periférico) (1,6).

Existen diversos tratamientos para los trastorno temporomandibular (TMD) y/o dolor orofacial consistentes en terapia farmacológica (7,8,9,10) que incluyen analgésicos, antiinflamatorios, relajantes musculares, ansiolíticos y algunos antidepresivos, asociados ocasionalmente a terapia kinésica. El uso de antidepresivos y la prevalencia de cuadros depresivos asociados a stress se ha elevado en el último tiempo (11,12)con lo cual también la prescripción de estos medicamentos. Muchos de estos pacientes refieren al mismo sufrir algún trastorno temporomandibular (TMD) o cuadro similar previo o durante su tratamiento (13,14). Se ha postulado que el uso de algunos antidepresivos, como la duloxetina, al ser un inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina y noradrenalina, podría conferir un beneficio adicional significativo al tratamiento de la depresión, tratando ésta, y disminuyendo así los episodios de dolor muscular y/o bruxismo (15).

A pesar de esto, el tratamiento de estas entidades se sigue enfocando en una terapia interdisciplinaria de tipo farmacológico, kinésico rehabilitadora, psicológica, educacional y social (2,7).

OBJETIVOS GENERALES

-Realizar una revisión bibliográfica acerca del uso de antidepresivos como terapia coadyuvante de los trastornos temporomandibulares y/o dolor orofacial.

-Establecer el mecanismo por el cual los antidepresivos actúan sobre el sistema nervioso central (SNC) en el tratamiento de pacientes con trastorno temporomandibular y/o dolor orofacial.

-Relacionar el uso de antidepresivos con la disminución en la sintomatología de los pacientes con trastorno temporomandibular y/o dolor orofacial, de acuerdo de la bibliografía revisada.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

- Revisar el uso del antidepresivo duloxetina como tratamiento anexo coadyuvante en pacientes con cuadros de trastorno temporomandibular (TMD) y dolor orofacial crónico.

- Establecer parámetros de uso de duloxetina en cuadros de trastorno temporomandibular y dolor orofacial crónico, de acuerdo a revisión bibliográfica revisada.

DESARROLLO

Durante años se ha propuesto que el estrés es uno de los principales desencadenantes de los episodios de bruxismo y con esto, del aumento de pacientes con trastorno temporomandibular (5,6). Si a esto se suma que gran parte de los pacientes sufre algún grado de depresión (tratada/no tratada), debido al stress que conllevan, se hace necesario una evaluación clínica completa, que en la mayoría de los casos deriva en el uso de antidepresivos (13,14,15).

La duloxetina se ha prescrito como un inhibidor selectivo de la serotonina y noradrenalina (SSNRI, sigla en inglés). Al ser un medicamento prescrito para trastornos asociados generalmente a desordenes depresivos mayores, dolor neuropático de origen periférico, fobia social, trastorno de pánico, trastorno obsesivo-compulsivo, trastornos de la conducta alimentaria y dolor crónico (15), y su acción como SSNRI podría jugar un rol doble en beneficio de los pacientes con trastorno temporomandibular y/o dolor orofacial, al disminuir los niveles de stress y tratar la depresión o cuadro clínico, al mismo tiempo que inhibe la recaptación de serotonina y noradrenalina provocando un aumento en los niveles extracelulares de serotonina, inhibiendo su recaptación por la neurona presináptica, incrementando de ese modo el nivel de serotonina y noradrenalina disponible para unirse con el receptor postsináptico (16,17). Con esto, la duloxetina produce un bloqueo mayor de la 5-HT que de la nora­drenalina, con el consiguiente efecto de relajación muscular, efectivo para disminuir la presión sobre tejido blando, articulación temporomandibular y musculatura orofacial, favoreciendo así la disminución de episodios relacionados con trastorno temporomandibular y/o dolor orofacial (6).

De acuerdo a algunos estudios (16,17), la duloxetina presenta mayor afinidad y ejerce un bloqueo más potente in vitro e in vivo de los transportadores 5-HT y noradrenérgicos que venlafaxina y otros SSNRI, lo cual la haría un tratamiento de elección para los casos descritos.

El uso de duloxetina, como medicamento de preferencia para el tratamiento de estos cuadros se basaría en este efecto sobre los receptores pre y post sinápticos, en conjunto con su eficacia demostrada mediante ensayos clínicos y evidencia médica controlada en tratamiento de pacientes con diagnóstico de cuadros de depresión y trastorno temporomandibular (TMD) o dolor crónico (1,6,15,16,17).

TRATAMIENTO Y EVIDENCIA CLÍNICA

La duloxetina como medicación antidepresiva sugiere una dosis inicial de 30 a 60 mg por día, hasta un máximo de 120 mg, en aquellos casos donde la dosis prescrita no ha surtido efecto (15). Aun así, las dosis de 120 mg para el tratamiento de dolor neuropático no han demostrado eficacia mayor que las dosis de 60 mg, de acuerdo a la evidencia clínica revisada en pacientes (16,17). Sin embargo, en pacientes con trastornos depresivos mayores y trastorno temporomandibular (TMD) o dolor neuropático asociado se ha descrito como efectiva la dosis de 120 mg de duloxetina.

La dosis inicial y de mantenimiento recomendada es de 60 mg una vez al día, independientemente de las comidas, la misma que para el tratamiento de los episodios depresivos mayores.

Debe evaluarse la respuesta al tratamiento transcurridos dos meses desde el inicio del mismo. No es probable que se produzca una respuesta adicional una vez completado dicho período de tiempo. El beneficio terapéutico se debe reevaluar regularmente, normalmente cada 3 meses (16,17).



Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado