Conocimiento y actitud que tiene el personal de Enfermeria en el manejo de sustancias psicotropicas en la Unidad de Cuidados Intensivos
Autor: Edith Mark | Publicado:  7/05/2010 | Enfermeria , Cuidados Intensivos y Cuidados Criticos | |
Conocimiento personal Enfermeria manejo sustancias psicotropicas Unidad Cuidados Intensivos .1

Conocimiento y actitud que tiene el personal de Enfermería en el manejo de sustancias psicotrópicas en la Unidad de Cuidados Intensivos

Edith Mark 1-2
1: Hospital Universitario Dr. Ángel Larralde Valencia Estado Carabobo
2: Universidad de Carabobo, Facultad de Ciencias de la Salud, Escuela de Enfermería. Venezuela

Resumen

La práctica diaria de los profesionales de Enfermería involucra una serie de responsabilidades dentro de las cuales se destacan acciones de cooperación o colaboración como la administración de tratamientos, por lo tanto el objetivo de esta investigación es determinar la relación que existe entre el conocimiento y la actitud del personal de Enfermería en el manejo de sustancias psicotrópicas en la Unidad de Cuidados Intensivos. El diseño del estudio es una investigación expofacto correlacional.

La población estuvo conformada por 48 enfermeros; la muestra estuvo conformada por 30 profesionales de Enfermería que laboran en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Ciudad Hospitalaria Dr. “Enrique Tejera” en Valencia. Estado Carabobo.

La recolección de la información se obtuvo mediante la aplicación de un cuestionario, el cual estuvo dirigido a medir a las variables en estudio, estructurado en tres partes: demográfico, de conocimiento, y actitud. La confiabilidad fue de 0.71 para el alfa de Crombach y la variabilidad fue de 0,74 según Kuder Richarson. Para el análisis estadístico de los datos se utilizó la correlación de Pearson con un nivel de significación de P<0,05. Los resultados evidenciaron que la variable de Conocimiento obtuvo la mayor proporción de los elementos muéstrales y ubicaron sus respuesta en un nivel intermedio para el manejo de sustancias psicotrópicas lo que correspondió a un (63.3%) de esta muestra. Con relación a la variable Actitud en la administración de sustancias psicotrópicas las enfermeras demostraron una actitud con un nivel alto de un (96.7%) de la muestra estudiada de P < 0,05. No existiendo correlación entre la variable actitud y conocimiento de estas profesionales. Con un nivel de significación de P<0.05.

Descriptores: Conocimientos, actitud, sustancias psicotrópicas


INTRODUCCIÓN

Cada día aumenta en el ámbito mundial el consumo y abuso de sustancias psicotrópicas, el delito de drogas y sus actividades conexas perjudican al mundo en general, siendo tan acentuada la situación que desde el punto de vista de la Salud Pública, se considera un problema que no tiene distinción social y que afecta a todos los seres humanos por igual.

En Venezuela, según cifras reportadas por el CONACUID para el año 2000 “se incautaron 30.258, 408 Kg de sustancias estupefacientes” (1) y psicotrópicos, “además en el primer semestre del mismo año se registraron 2853 casos de consumo a nivel general”, manteniéndose el patrón de la edad promedio entre 20 a 24 años.

Sin embargo, es necesario destacar que estas sustancias al ser procesadas y consumidas de manera legal, con fines terapéuticos son de gran utilidad debido a sus propiedades analgésicas, sedantes, tranquilizantes y relajantes que ejercen sobre el ser humano, uso que es aprovechado en el área hospitalaria, específicamente en la Unidad de Cuidados Intensivos.

En el ámbito hospitalario, las sustancias psicotrópicas se utilizan en las Unidades de Cuidados Mínimo, entendiéndose como aquellas donde son atendidos los pacientes físicamente aptos para valerse por sí mismo y que requieren de un cuidado discontinuo, esporádico y desconcentrado. Con fines de medicación preoperatoria o control del dolor y la agitación, bajo estricta vigilancia médica y su uso es frecuente en la Unidad de Cuidado Intensivo, donde se utiliza como medida de sedación y relajación para ayudar al enfermo adaptarse a la hospitalización (2).

El ingreso a la unidad de cuidados intensivos genera en el enfermo preocupación y ansiedad, debido a que se siente alejado de la familia, incomunicado con la gente, y no puede hablar para expresar sus quejas o dolores. Además, el ruido producto de las alarmas de los monitores y otros .agentes externo que allí laboran, sumado al desconocimiento del pronóstico de la enfermedad, incrementa su estado de angustia y ansiedad, por lo que generalmente a estos pacientes le es indicado sedación.

Sobre este particular se dice que existen condiciones muy precisas que amerita la sedación del enfermo entre las que se incluye que este se encuentre relajado para adecuar la ventilación mecánica o que habiendo descartado causas orgánicas como la hipoxemia o el shock, el enfermo se encuentre agitado y dificulte su manejo (3), En las Unidades de Cuidados Intensivos Adultos, los pacientes críticamente enfermos necesitan de cuidados continuos y equipos tecnológicos avanzados para poder mantenerse vivos por lo que se hace necesario la administración de drogas psicotrópicos para poder adaptarlos al medio. Por consiguiente, la enfermera debería tener conocimiento sobre los efectos farmacológicos y consecuencias que se pueden generar en el enfermo.

Por otra parte, la enfermera debería utilizar estas drogas con cautela ya que ellas pueden producir efectos no deseados como depresión respiratoria, dependencia física, hipotensión, nauseas, vómitos y otros. Cabe destacar también que el uso y administración de estas drogas puede tener efectos adversos tales como adicción e inestabilidad hemodinámica.

La administración de este tipo de psicotrópicos se ha transformado en una necesidad en las unidades de cuidados intensivos hasta tal punto que su uso es tan prioritario que sin ellas se le dificultaría el trabajo del equipo de salud principalmente de Enfermería.

Es importante destacar que todo profesional de Enfermería debe asumir una actitud de estado de alerta al momento de la administración de estas drogas con el fin de evitar ocasionar daños en el usuario o paciente. Por otra parte, en lo que se refiere a Enfermería, es necesario concientizar a este personal para que estas sustancias no puedan ser consumidas por ellos; ya que en momentos de angustia y estrés laboral se podrían consumir algunas sustancias psicotrópicas y llegar a crear dependencia y originarse situación no deseadas en el área de trabajo.

Sin embargo, en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Ciudad Hospitalaria “Dr. Enrique Tejera” se ha estado observando que estos profesionales asumen una actitud pasiva e indiferente ante el uso y administración de estas drogas. En ocasiones se evidencia que la enfermera al momento de administrar estas drogas obvia la valoración del paciente así como la patología de base, transformándose la administración de psicotrópicos en un acto de rutina. La enfermera sin tener un amplio conocimiento sobre estás drogas las utiliza como única alternativa para mantener dormido al enfermo y poder realizar los cuidados, olvidándose de que existen otras estrategias para lograr este objetivo.

La actitud asumida por mucho de los profesionales de Enfermería podría deberse a que existe un déficit de conocimiento sobre el manejo de estas drogas sus efectos y sus consecuencias que en un momento determinado podrían producir accidentes generados por acción de las mismas pudiendo ocasionar un problema legal. La actitud asumida por la enfermera debe estar basada en principios éticos y profesionales asumiendo sus dudas y deficiencias cuando estas se presenten, realizando inicialmente una valoración efectiva al paciente.

En este mismo orden de ideas para sustentar lo antes dicho se tiene que El término conocimiento indica que la ciencia está integrada por todo lo que se sabe sobre la materia que interesa de una disciplina científica. (4), En este punto, cabe diferenciar lo que se conoce realmente acerca de una materia de lo que se cree sobre la misma. El conocimiento se basa en informaciones objetivas. El hecho se deduce de la aplicación de un método de verificación lógico o empírico lo suficientemente sólido, de forma que todo hecho sea una verdad avalada por observaciones y reproducciones repetidas de un fenómeno.

La ciencia tiene un soporte empírico. Que tiene una característica esencial de la ciencia su condición de reproductibilidad por otra parte de los científicos que utilicen la metodología apropiadas dentro del marco de una disciplina. La reproducción de los hechos exige que los componentes de los fenómenos estudiados puedan suministrar conocimientos observables y mensurables. Los conocimientos sobre los hechos y las cosas que integran los temas científicos se adquieren a través de la experimentación que obliga a que participen uno o varios sentidos humanos: vista, oído, tacto, gusto y olfato. Se denomina entidad empírica a la que puede percibirse a través de los sentidos.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924