Manejo y conducta ante la gestante con preeclampsia. A proposito de un caso clinico
Autor: Dr. José Ramón Cuba Lores | Publicado:  13/04/2011 | Ginecologia y Obstetricia , Articulos , Casos Clinicos de Ginecologia y Obstetricia , Casos Clinicos | |
Manejo y conducta ante la gestante con preeclampsia. A proposito de un caso clinico .1

Manejo y conducta ante la gestante con preeclampsia. A propósito de un caso clínico.

Dr. José Ramón Cuba Lores. MSC en Urgencias Médicas. Especialista de Primer Grado en Medicina Interna-Medicina Intensivista.

Centro de Diagnostico Integral: Salvador Allende: Caracas

Resumen:

Se presenta un caso relacionado con una preeclampsia abordando las manifestaciones clínicas, exámenes de laboratorios y las particularidades en el tratamiento, revisando la literatura al respecto destacando la importancia de su diagnostico precoz y tratamiento adecuado para evitar la evolución a formas más graves de la enfermedad y con esto disminuyendo la mortalidad materna y fetal.

Palabras Clave: HTA y Preeclampsia

Introducción:

La hipertensión arterial es el problema de salud más importante en los países desarrollados ya que es una enfermedad frecuente con alta incidencia y complicaciones. La hipertensión relacionada con el embarazo constituye en el mundo una de las primeras causas de mortalidad materna y perinatal, la incidencia es del 5-10%, Cada enfermedad en cuba complica el embarazo de un 2 a 15% en su presentación aguda y entre un 15 a 30% en la presentación crónica. Conocida desde la antigüedad, sin embargo sus causas continúas ignoradas y esta es la razón fundamental por lo que ha recibido diferentes designaciones, la enfermedad hipertensiva ha motivado diferentes estudios en el mundo por su alta incidencia y complicaciones para el binomio materno infantil. La preeclampsia aparece después de las 20 semanas de la gestación, puede aparecer además durante el parto o en las primeras horas del puerperio.

Aunque no hay una forma conocida de prevenir la pre eclampsia, es importante que todas las mujeres embarazadas comiencen el cuidado prenatal de manera temprana y lo continúen durante el embarazo. Esto le permite al médico detectar y tratar afecciones como la preeclampsia con prontitud.

El cuidado prenatal apropiado es esencial. En cada chequeo del embarazo, el médico revisará su peso, presión arterial y orina (a través de un examen con tiras reactivas en orina) para evaluarla en busca de pre eclampsia.

Como con cualquier embarazo, una buena alimentación prenatal llena de vitaminas, antioxidantes, minerales y los grupos básicos de alimentos es importante. Igualmente, es esencial disminuir los alimentos procesados, los azúcares refinados y suspender la cafeína, el alcohol y cualquier medicamento no recetado por un médico. Hable con su médico antes de tomar cualquier suplemento, incluyendo preparaciones herbarias.

Presentación del Caso:

Paciente femenina YRG, blanca de 27 años de edad con antecedentes de buena salud anterior con 48 horas de puerperio un parto normal, al llegar a nosotros refiere sensación de falta de aire y malestar general, dolor de cabeza de forma difuso, también dolor en el epigastrio sin irradiación y visión borrosa, todo esto acompañado de aumento de volumen de los miembros inferiores las manos y la cara (edemas), se constatan también cifras tensiónales elevadas TA: 180/110 mmHg, consciente y orientada.

AL EXAMEN FÍSICO.

Mucosas: Húmedas y normo coloreadas.
Aparato Respiratorio: Ligera disnea, no tiraje/v normal, no estertores, frecuencia respiratoria (FR): 23
Aparato Cardiovascular: Ruidos rítmicos y taquicárdicos, no soplos, no galopes no roce, FC: 114 TA: 180/110 mmHg.
Abdomen: Ligeramente globuloso, depresible, doloroso discretamente en epigastrio, no visceromegalia, útero en involución normal, HA presentes y normales, loquios normales.
Tcs: infiltrado en miembros inferiores, cara y manos.
Sistema nervioso central (SNC): consciente, orientada en tiempo, espacio y persona, facies y marcha no características de procesos neurológicos, memoria anterógrada y retrograda conservada, no rigidez de nuca, pupilas normales y reactivas, reflejos y sensibilidad normales, no signos de focalización neurológica, no toma de pares craneales.
Hiperreflexia patelar bilateral.

Estudios realizados:

• Laboratorio:
• Hemoglobina: 11.8 g/L
• Glicemia: 4.0 mmol/L (normal)
• Creatinina: 132 mmol/L (borde superior de lo normal) Urea: 6.7 mmol (normal), Acido Úrico: 145umol (normal)
• TGP: 110 U/I (elevada discretamente)
• TGO: 89 U/I (elevada discretamente)
• Colesterol: 3 mmol/L (normal)
• Triglicéridos: 1.0 mmol/L (normal)
• Bilirrubina total: 18.0 mmol/L (ligeramente aumentada)
• Bilirrubina directa: 9 mmol/L (ligeramente aumentada)
• GGT: 93 mmol/L (ligeramente aumentada)
• Fosfatasa alcalina: 126 mmol/L (norma).
• Examen de orina:( indicios de proteínas)
• Proteinuria > 4.5 g/ 24 h
• Conteo de plaquetas. 145 (disminuida ligeramente), Tiempo de protrombina: normal

Imagenología:

• Ultrasonido de abdomen:
• Hígado textura homogénea, superficie lisa con marcado aumento de su ecogenicidad.
• Vesícula: normal sin litiasis en su interior.
• Páncreas :normal
• Bazo de tamaño y ecogenicidad normal textura homogénea.
• Ambos riñones de tamaño normal, buena relación seno- parénquima, no litiasis no dilatación del sistema excretor.
• Aorta abdominal normal.
• No ascitis
• No adenopatías intraabdominales.
• Rx Tórax (P-A) Sin alteraciones pleuropulmonares evidentes área cardiaca dentro de límites normales.
• Electrocardiograma (EKG): ritmo sinusal normal, eje normal, taquicardia sinusal. FC: 110


Consideraciones del autor.

La preeclampsia, es una complicación médica del embarazo también llamada toxemia del embarazo y se asocia a hipertensión inducida durante el embarazo; está asociada a elevados niveles de proteína en la orina (proteinuria). Debido a que la pre eclampsia se refiere a un cuadro clínico o conjunto sintomático, en vez de un factor causal específico, se ha establecido que puede haber varias etiologías para el trastorno. Es posible que exista un componente en la placenta que cause disfunción endotelial en los vasos sanguíneos maternos de mujeres susceptibles. Aunque el signo más notorio de la enfermedad es una elevada presión arterial, puede desembocar en una eclampsia, con daño al endotelio materno, riñones e hígado. La única cura es la inducción del parto, una cesárea o aborto y puede aparecer hasta seis semanas posparto. Es la complicación del embarazo más común y peligroso, por lo que debe diagnosticarse y tratarse rápidamente, ya que en casos severos ponen en peligro la vida del feto y de la madre. Se caracteriza por el aumento de la tensión arterial (hipertensión) junto al de proteínas en la orina (proteinuria), así como edemas en las extremidades.

La preeclampsia puede ocurrir hasta en 10% de los embarazos, usualmente en el segundo y tercer trimestre y después de la semana 32. Aunque infrecuente, algunas mujeres pueden presentar signos de preeclampsia desde la semana 20. Es mucho más común en mujeres con su primer embarazo, hasta el 85% de los casos ocurren en primigrávidas y frecuentemente la incidencia disminuye considerablemente en el segundo embarazo.

Se sabe que una nueva paternidad en el segundo embarazo reduce el riesgo, excepto en mujeres con una historia familiar de embarazos hipertensivos pero al mismo tiempo, el riesgo aumenta con la edad materna, por lo que ha sido difícil evaluar el verdadero efecto de la paternidad en el riesgo de preeclampsia. El riesgo es cuatro veces mayor para mujeres en cuyas familias ha habido casos de preeclampsia. El riesgo más significativo en la aparición de preeclampsia es el haber tenido preeclampsia en un embarazo previo.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924