Analisis del comportamiento del alcoholismo, drogadiccion y conducta suicida
Autor: Lic. Eduviges Cardona Figueroa | Publicado:  16/01/2012 | Medicina Forense y Legal , Medicina Preventiva y Salud Publica , Psiquiatria , Medicina Familiar y Atencion Primaria , Articulos | |
Analisis del comportamiento del alcoholismo, drogadiccion y conducta suicida .1

Análisis del comportamiento del alcoholismo, drogadicción y conducta suicida en el Policlínico de Nuevitas.

Lic. Eduviges Cardona Figueroa. Universidad de Ciencias Médicas “Carlos Juan Finlay”. Facultad de Tecnología de la Salud “Dr. Octavio de la Concepción y de la Pedraja”. Departamento de Gestión de Información en Salud. Camagüey. Cuba.

Lic. Belkis García Ramírez. Universidad de Ciencias Médicas “Carlos Juan Finlay”. Facultad de Tecnología de la Salud “Dr. Octavio de la Concepción y de la Pedraja”. Departamento de Gestión de Información en Salud. Camagüey. Cuba.

Dra. Delia Ferreiro Martínez. Universidad de Ciencias Médicas “Carlos Juan Finlay”. Facultad de Tecnología de la Salud “Dr. Octavio de la Concepción y de la Pedraja”. Departamento de Gestión de Información en Salud. Camagüey. Cuba.

Dra. Odalis Bravo Cano. Universidad de Ciencias Médicas “Carlos Juan Finlay”. Facultad de Tecnología de la Salud “Dr. Octavio de la Concepción y de la Pedraja”. Departamento de Gestión de Información en Salud. Camagüey. Cuba.

RESUMEN

El presente trabajo constituyó un estudio descriptivo, longitudinal y retrospectivo en el Policlínico Francisco Peña Peña en el Municipio Nuevitas, Camagüey entre los años comprendidos entre el 2006 y el 2010 con el objetivo de analizar el comportamiento del alcoholismo, la drogadicción y a pacientes con conducta suicida. Dentro de este grupo se incluyó a los pacientes que realizaron intento suicida y suicidios. Se utilizaron métodos, como la entrevista y el análisis documental, para conocer la situación existente relacionada con el objeto de investigación. Los resultados reflejaron que existen dificultades en el control estadístico de estas variables y el comportamiento de ellas va en ascenso, en el que el sexo femenino es el predominante. Se abordaron todos los conocimientos adquiridos para llegar a criterios, a conclusiones y a recomendaciones que se llevaron a cabo con vistas a ampliar el marco de acción, recolección y control de la información estadística requerida.

Palabras clave: alcoholismo; drogadicción; conducta suicida; registros primarios.

Introducción

Antes de las primeras civilizaciones ya hay pruebas de que el hombre conocía los efectos de ciertas plantas, como la adormidera del opio, y las usaba. En todas las civilizaciones, desde la asiria hasta la actual del siglo XXI, el ser humano ha consumido todo tipo de drogas por distintos motivos: religiosos, rituales, medicinales, hábitos o costumbres, por distracción, hedonismo, etc.

En la cultura occidental, la droga es considerada un tema tabú, pero solo desde hace algo más de 80 años, que es cuando se dictaron las primeras leyes contra las diferentes drogas. (1,2)

Por su trascendencia actual y desafortunada perspectiva inmediata las sitúan desde tiempos muy remotos y constituyen en la actualidad uno de los principales problemas de salud en muchos países. Según esfuerzos de especialistas y la apreciación popular de algunos profesionales de la salud, se denomina a la drogas como sustancia médica o no médica, legal o ilegal, natural o sintética que al penetrar en el organismo provoca un efecto psicoactivo, el cual puede ser estimulante, depresor o distorsionante, cuyo uso sistemático propende al desarrollo de tolerancia y dependencia con detrimento de la salud física, psicológica, social y espiritual. (3)

Múltiples factores, como el estrés y las presiones económicas, hacen que muchos individuos busquen en las drogas la válvula de escape para aliviar sus tensiones generadas por el mundo moderno y llegan a ellas por varias vías. (4)

La drogadicción o farmacodependencia o consumo excesivo o drogodependencia es un padecimiento que consiste en la dependencia de sustancias químicas que afectan el sistema nervioso central y las funciones cerebrales, que producen alteraciones en el comportamiento, en la percepción, en el juicio y en las emociones.

Los efectos de las drogas son diversos. Dependen del tipo de droga y de la cantidad o de la frecuencia con la que se consume. Pueden producir alucinaciones, intensificar o entorpecer los sentidos o provocar sensaciones de euforia o de desesperación. La tercera parte de la población del mundo representa el 10% de ella como adictos, el 7% como afectado por conductas bajo la influencia de la drogas y el 20% como drogadicto pasivo. El consumidor necesita consumir cierta sustancia para alcanzar sensaciones placenteras o bien para eliminar sensaciones desagradables derivadas de la privación de las drogas. Dentro de las depresoras y como prototipo, tenemos el alcohol que es una droga portera y modelo. Presenta un comportamiento desfavorable a nivel mundial, pues es la droga de abuso más extendida en el mundo y, de las legales, la de mayor significación social por las alteraciones que reportan en la conciencia y es la que abre con cierta frecuencia el camino al consumo de drogas ilegales por diferentes vías. (5)

La palabra alcohol proviene del árabe al-kukhūl الكحول = "el espíritu", de “al” (el) y “kohol” (sutil). Esto se debe a que antiguamente se llamaba "espíritu" a los alcoholes. Por ejemplo, "espíritu de vino" al etanol y "espíritu de madera" al metanol.

Muchos alcoholes pueden ser creados por fermentación de frutas o granos con levadura, pero solamente el etanol es producido comercialmente. Un ejemplo de prohibicionismo es la conocida Ley Seca, mediante la cual se llegó a prohibir el alcohol en los Estados Unidos. El experimento de la prohibición fracasó estrepitosamente y fue el origen del poder de ciertos grupos mafiosos que comenzaron traficando con esta droga, y cuando fue legalizada, cambiaron a otras que seguían prohibidas. (6)

Según los criterios básicos del comportamiento anormal ante el consumo y el abuso social del alcohol, el consumidor en un momento dado llega a ser paciente alcohólico, donde esta enfermedad (alcoholismo) no es más que la ingestión de alcohol en forma tal que causa daño físico, psicológico o social, donde el sujeto pierde la libertad para decidir cuándo debe tomar o no. Estos individuos son categorizados como consumidores de riesgo, consumo perjudicial y consumidores dependientes. (7)

Su repercusión social ha demostrado que entre el 40 y el 55% de los conductores causantes de accidentes mortales de tráficos tiene una cifra considerable de alcohol en sangre. Su presencia altera la capacidad de raciocinio de la persona, interfiere en su capacidad para valorar los riesgos, hacer buenas elecciones y pensar en soluciones sensatas ante los problemas reales, lo que lleva a las personas al intento suicida o suicidio. El intento suicida es la propia acción del individuo de procurar matarse y la ideación suicida expresa el deseo de morir. La idea de su muerte por alguna causa, la idea de matarse con planes inespecíficos de cómo hacerlo así como la planificación detallan la conducta por seguir pero sin haber realizado alguna acción.

El suicidio deriva etimológicamente del verbo latino caedere y del pronombre sui: “darse muerte a sí mismo”. El que se mata por sus propios deseos comete suicidio, afirmó el abate François Desfontaines en 1735, creador del término. Muchas religiones monoteístas lo consideraban un pecado y en algunas jurisdicciones se consideraba un delito. Por otra parte, algunas culturas, especialmente las orientales, lo ven como una forma honorable de escapar de algunas situaciones humillantes o dolorosas en extremo. El suicidio, según las estadísticas mundiales, alcanza anualmente más de un millón de personas, lo que representa un 1,8% del total de fallecimientos. (8)

Los pacientes con conducta suicida se mantienen en un sistema de vigilancia por estratificación epidemiológica, pues estos pacientes que intentan suicidarse y no lo logran pueden hacerlo nuevamente bajo un estado deprimente, estados de tristeza o sentimiento de culpabilidad según los factores que lo llevan a ello, como el fracaso de una relación afectiva, la pérdida de un ser querido o problemas de ámbito laboral o escolar. Según datos de la OMS, el 20% de la población mundial está en riesgo de presentar depresión en algún momento de su vida y su seguimiento y prevención de un modo adecuado de este factor ayudan a prevenir el suicidio y la ideación suicida en todas sus etapas (intento de suicidio, suicidio consumado, los sobrevivientes del suicidio y suicidio frustrado). (9)

En Cuba, las estadísticas médicas tienen alrededor de cuatro siglos de evolución, desde las noticias aisladas en época de la colonia hasta llegar al estado actual de reconocimiento internacional en la calidad y la confiabilidad de los datos ofrecidos. Las enfermedades de declaración obligatorias se consideran de gran importancia para la salud pública y se exige que dichas enfermedades se notifiquen cuando sean diagnosticadas por parte de los médicos. La notificación permite recoger datos estadísticos que muestran la frecuencia con la cual ocurre la enfermedad, lo cual a su vez ayuda a los investigadores a identificar las tendencias de la enfermedad. Esto ayuda a controlar la morbilidad y dentro de estas, el alcoholismo, las drogas y las conductas suicidas. Según estudios realizados hasta ahora, no se evidencia que el consumo y la adicción a la droga constituyan un real problema de salud. Es importante destacar que se relaciona el alcohol con el 40% de los homicidios, el 50% de hechos violentos en el hogar y el 30% de los suicidios. (10,11)



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924