Comportamiento del recien nacido de muy bajo peso
Autor: MSc. Dra. Alina Luisa Díaz Dueñas | Publicado:  23/02/2012 | Pediatria y Neonatologia , Articulos | |
Comportamiento del recien nacido de muy bajo peso .1

Comportamiento del recién nacido de muy bajo peso en un periodo de cinco años. 2000-2004. Cienfuegos. Cuba.

MSc. Dra. Alina Luisa Díaz Dueñas. Especialista de primer grado en Medicina General Integral y Neonatología.
MSc. Dra. Cleopatra Cabrera Cuellar. Especialista de segundo grado en Neonatología. Profesor Auxiliar.
Dra. Nilda Beatriz Cortizo Martínez. Especialista de primer grado en Medicina General Integral y Neonatología.
MSc. Dra. Grettel Águila Calero. Especialista de primer grado en Pediatría. Profesor Asistente.
Dra. Lissett Maya Aparicio. Especialista de primer grado en Medicina General Integral y Neonatología.

Resumen:

La mortalidad infantil, conjuntamente con la expectativa de vida son los indicadores más sensibles del desarrollo socio económico y el estado sanitario de la sociedad, e incluye en opinión de muchos especialistas el nivel de instrucción y de cultura, las peculiaridades del modo de vida, la distribución de los bienes materiales y sociales en la sociedad, la contaminación del medio ambiente, la accesibilidad y la calidad de la asistencia médica entre otros. Con el objetivo de determinar el comportamiento del Recién Nacido muy bajo peso en nuestro medio, se realiza un estudio descriptivo de serie de casos y retrospectivo en el Servicio de Neonatología del Hospital General Gustavo Aldereguía Lima de la ciudad de Cienfuegos durante el periodo comprendido entre Enero del 2000 y Diciembre del 2004.

Se obtuvieron resultados que nos permitieron concluir que a pesar de los grandes avances en los cuidados intensivos neonatales y la preparación del personal médico y de enfermería con los que se ha conseguido supervivencia de los recién nacidos muy bajo peso, aún la prematuridad y la morbilidad que se asocia a esta son causas importantes de mortalidad infantil.

Summary:

Infant mortality, together with the expectation of life are the most sensitive indicators of socioeconomic development and the health of society, including in the opinion of many experts the level of education and culture, lifestyle characteristics, the distribution of material and social goods in society, pollution of the environment, accessibility and quality of health care among others. In order to determine the behavior of the Newborn very low birth weight in our environment is a descriptive study of case series and retrospective at the Department of Neonatology of the Hospital General Gustavo Aldereguía Lima, Cienfuegos, during the period between January 2000 and December 2004 and were obtained as results that allowed us to conclude that despite the great advances in neonatal intensive care and preparation of medical and nursing staff with survival has been achieved for very low birth weight infants even prematurity and morbidity associated with this are important causes of infant mortality.

Palabras claves: Prematuridad, bajo peso al nacer, riesgos asociados.

Key words: Prematurity, low birth weight, associated risks.

INTRODUCCIÓN

La mortalidad infantil, conjuntamente con la expectativa de vida son los indicadores más sensibles del desarrollo socio económico y el estado sanitario de la sociedad, e incluye en opinión de muchos especialistas el nivel de instrucción y de cultura, las peculiaridades del modo de vida, la distribución de los bienes materiales y sociales en la sociedad, la contaminación del medio ambiente, la accesibilidad y la calidad de la asistencia médica entre otros (1,2)

La reducción sostenida de la mortalidad infantil en nuestro país suele ser reconocida como una medida de los logros de este empeño nacional, pero aún una de las causas principales de las defunciones van a estar relacionadas con las afecciones perinatales y dentro de estas la prematuridad ocupa un lugar importante (3,4).

En nuestro país la perinatología dentro del programa materno infantil nacional ha tenido una priorización importante en el desarrollo científico, pues se ha trabajado dando un mayor impulso a los recursos humanos y materiales así como la actividad realizada por la atención primaria con la utilización del riesgo preconcepcional y de los métodos de tecnología avanzada, que han influido en beneficio de la atención prenatal integral.

Entre los pioneros de este campo, es justo recordar los nombres de Tarnier y Budín. Tarnier en 1878 presentó la primera incubadora con circulación de aire caliente y temperatura controlada con termómetro. En 1895 Pierre Budín creó en la maternidad de París, con el nombre de “servicio de débiles”, la primera unidad de cuidados reservados a prematuros y formuló las tres reglas de oro a su desarrollo: impedir el enfriamiento, adaptar su alimentación a sus posibilidades y protegerlos a las infecciones (5,6).

En 1919 Yippó despertó el interés científico hacia estos recién nacidos a través de una completa monografía.

A partir de 1935 comienza la etapa actual desde que Hess demostró de forma objetiva que con cuidados adecuados se podía conseguir la recuperación de un buen número de prematuros, incluso sin secuelas.

El deseo de disminuir profilácticamente la incidencia de la prematuridad, así como de conseguir mejores resultados terapéuticos en cuanto a la vida y a la función, motivó un infinito número de aportes científicos y gracias a esto existen actualmente adelantos bastante satisfactorios al respecto (7,8).

En estudios realizados en otras regiones se ha encontrado que los recién nacidos menores de 1500 g coinciden la gran mayoría con ser pretérminos y estos neonatos (MBPA) representan más del 50 %de las muertes neonatales y de las minusvalías. La supervivencia es directamente proporcional al peso en el nacimiento, por lo que los recién nacidos que pesen entre 1250 y 1500 g tienen mayores posibilidades de supervivencia, teniendo en cuenta que esto se ha logrado por la mejoría que se ha tenido en la atención perinatal (9).

Existe una incidencia de ciertos riesgos neonatales de acuerdo a la relación peso al nacimiento/ edad gestacional, que nos permite la identificación de grupos de recién nacidos de alto riesgo, así como la predicción del riesgo en general y específico de la mortalidad o de morbilidad neonatal. Conocer los mismos, le permite al personal médico anticiparse a la ocurrencia de las principales complicaciones, utilizando técnicas apropiadas de prevención y tratamiento, sin obviar la condición del paciente individual que es lo más importante a tener en cuenta para el diagnóstico (9, 10).

Se ha confirmado por estudios realizados en algunos centros de atención neonatal (1999) que la sobrevida con peso al nacer menor que 1250 g fue de un 80 (11).

El nacimiento de un niño bajo peso, sobre todo con un peso inferior a 1500 gramos, es un problema en cualquier unidad de recién nacidos. Es probablemente el mayor problema de la patología neonatal por las complicaciones que presentan y su difícil manejo. Estos niños tienen una alta mortalidad (más del 50% de la mortalidad total de los países desarrollados) y una mayor predisposición a secuelas neurológicas si se les compara con los de mayor peso (8).

La supervivencia en los menores de 1000 gramos ha aumentado pero si requiere de un manejo especializado para evitar las múltiples secuelas que pueden sobrevenir en especial las neurológicas (11). El grado de desarrollo alcanzado por la madre guarda estrecha relación con el riesgo que corre su hijo. Por eso en América Latina, donde la ignorancia y la desnutrición son frecuentes entre las madres, el bajo peso la nacer se convierte en un agravante más en la supervivencia de estos niños (12). En las estadísticas mundiales se reportan que 1 de cada 10 recién nacidos bajo peso son recién nacidos pretérminos extremadamente bajo peso (RNP- EBP) y que es muy bajo el porcentaje de todos los nacimientos(menos de 0.7%) sin embargo este grupo constituye del 20 al 50% de todos los niños que fallecen antes del año de vida(11), (12).

Hasta hace pocos años la mortalidad de los recién nacidos muy bajo peso era muy alta, sin embargo actualmente en países desarrollados (EUA), la supervivencia mejora a tal punto que aproximadamente la mitad de los menores de 750 gramos al nacer pueden egresar vivos de las unidades de cuidados intensivos neonatales y hasta un 86% aquellos con pesos entre 751 y 1000 gramos. Los neonatos mayores de 1kg al nacer tienen una supervivencia en las mejores manos que alcanzan hasta un 94%(13). Estas cifras varían en países en desarrollo, así por ejemplo la experiencia del Grupo Colaborativo Neocosur, publicó que la supervivencia de Recién nacido muy bajo peso (RNMBP) en 11 unidades de cuidados intensivos neonatales de Sudamérica fue de un 73%(14). El índice de bajo peso en Cuba mostró descenso paulatino hasta llegar al 7.3% en 1989. Desde 1990, las condiciones económicas a que se enfrenta el país repercuten en las posibilidades de nutrición de la población y es por eso que el índice de bajo peso comenzó aumentar hasta alcanzar su cifra máxima en 1993 cuando llego a 9.0%(15).

Frente a esta situación en nuestro país se diseñaron estrategias encaminadas al estado nutricional de la mujer embarazada basados en un nuevo enfoque en el funcionamiento de los Hogares Maternos y en el apoyo de la comunidad

En nuestro servicio la incidencia de recién nacido con peso inferior a 1500 gramos es alrededor de 0.5% anual; con tendencia a incrementarse con el advenimiento en nuestro medio de métodos que posibilitan a las parejas infértiles poder lograr descendencia, pero que a su vez constituye un riesgo importante de nacimiento prematuro y sobretodo de muy bajo peso, dentro de los cuales se destaca el embarazo múltiple. Se recogen datos de supervivencia en años anteriores de alrededor de 75% (14).



Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado