Ecografia de las afecciones inflamatorias agudas de las glandulas salivales mayores
Autor: Dr. Ronald Gavilán Yodú | Publicado:  9/03/2012 | Cirugia Maxilofacial , Articulos , Imagenes de Radiodiagnostico y Radioterapia , Imagenes de Cirugia Maxilofacial , Imagenes | |
Ecografia de las afecciones inflamatorias agudas de las glandulas salivales mayores .1

Ecografía de las afecciones inflamatorias agudas de las glándulas salivales mayores.

Dr. Ronald Gavilán Yodú - Especialista de II Grado en Imagenología. Profesor Asistente.
Dr. Felipe Fernández Pérez - Especialista de II en Cirugía Maxilofacial. Profesor Asistente.
Dr. José Ángel López Veranes - Especialista de I Grado en Imagenología. Profesor Instructor.
Dra. Inés María García Amelo - Especialista de I Grado en Imagenología. Profesor Instructor.
Dra. Valia Hernández Viel - Especialista de I Grado en Imagenología. Profesor Instructor.

Hospital Clínico Quirúrgico “Dr. Juan Bruno Zayas Alfonso” Santiago de Cuba

Resumen

Se realizó un estudio descriptivo longitudinal prospectivo sobre los 36 pacientes con el diagnóstico de enfermedades inflamatorias agudas de las glándulas salivales mayores, atendidos en el servicio de Maxilofacial del Hospital Clínico Quirúrgico “Dr. Juan Bruno Zayas Alfonso” de Santiago de Cuba, en el período comprendido desde Febrero de 2007 hasta Enero de 2009. Se utilizó como medida resumen el porcentaje, para validar estadísticamente los resultados se aplicó el test Chi Cuadrado de independencia, se trabajó con un nivel de significación de 0.05.

Las afecciones inflamatorias agudas de las glándulas salivales en los pacientes estudiados presentan características muy similares a las reportadas usualmente por la literatura, en lo relacionado con sus características clínicas y ecográficas. El aumento de tamaño de la glándula asociado a lesiones hipoecogénicas estuvo relacionado con una mala evolución clínica post-tratamiento, mientras que el aumento de tamaño de la glándula cuando se acompañó de una disminución difusa de la ecogenicidad de la misma se relacionó con una buena evolución clínica post-tratamiento.

Palabras claves: Glándulas salivales, Ecografía, Afecciones Inflamatorias

Introducción

El desarrollo científico – técnico que ha alcanzado la humanidad en los últimos años no ha sido ajeno a las afecciones de las glándulas salivales mayores, pues en el campo de la Imagenología y la Endoscopia se han abierto nuevos horizontes en su diagnóstico y tratamiento (1)
.
Muchos han sido los procedimientos diagnósticos utilizados con el fin de estudiar las afecciones de glándulas salivales mayores; entre ellos, la Radiografía Simple y Contrastada (Sialografía) y de desarrollo más novedoso dentro del campo de la Imagenología, Endoscopia y la Medicina Nuclear, tales como: la Tomografía Axial Computadorizada (TAC) la Resonancia Magnética (RMI) la Tomografía por Emisión de Positrones (PET) la Ecografía Ultrasónica, la Endoscopia, la Litotricia Intracorpórea y la Gammagrafía (2-3). Se emplean además como medios de gran valor diagnóstico, la Biopsia por Aspiración con Aguja Fina (BAAF) y la Biopsia por Parafina; resultados estos últimos del gran desarrollo alcanzado en medios y conocimientos dentro de la rama de la Anatomía Patológica (4-5).

Cada uno de estos procedimientos diagnósticos proporciona una información bastante específica, y en términos generales, muy diferente a los otros. El uso apropiado del procedimiento de imagen nos acercará más a la patología que presenta el paciente y significará usar más racionalmente los recursos.

En Europa y Asia, el Ultrasonido es el primer método imagenológico para la valoración de las patologías de los tejidos blandos de la cabeza y el cuello, incluyendo las glándulas salivales mayores (6-8). No obstante, Yousem et al (9), plantean que el Ultrasonido es subutilizado en la mayoría de los centros hospitalarios para el estudio de las glándulas salivales, pudiendo, en manos experimentadas, suplantar a la Tomografía Axial Computadorizada y a la Resonancia Magnética en el estudio imagenológico de lesiones de las glándulas salivales superficiales (10).

En nuestro país y específicamente en nuestra provincia, el uso del Ultrasonido para el diagnóstico de patologías de las glándulas salivales no es una práctica generalizada en las instituciones de salud; en la mayoría de los casos solamente se limita a realizar una evaluación inicial ecográfica como complemento para el diagnóstico definitivo del paciente, pero no se efectúa un control evolutivo posterior al tratamiento médico, por lo que no existen criterios ecográficos que permitan predecir la evolución del paciente luego del tratamiento.

Tras reflexionar sobre estos aspectos hemos querido realizar la presente investigación, con el objetivo de Identificar la posible relación entre algunos criterios ecográficos y la evolución post-tratamiento de las enfermedades inflamatorias agudas de las glándulas salivales mayores, teniendo en cuenta que el uso apropiado del procedimiento de imagen nos acercará más a la patología que presenta el paciente y significará usar más racionalmente los recursos disponibles.

Método

Se realizó un estudio descriptivo longitudinal prospectivo sobre los 36 pacientes con el diagnóstico de enfermedades inflamatorias agudas de las glándulas salivales mayores, atendidos en el servicio de Maxilofacial del Hospital Clínico Quirúrgico “Dr. Juan Bruno Zayas Alfonso” de Santiago de Cuba, en el período comprendido desde Febrero de 2007 hasta Enero de 2009.

Previo al inicio de la investigación se les explicó a los participantes en qué consistió ésta, para lo cual se les solicitó su aprobación para ser incluidos en la misma.

Para llevar a cabo la investigación, se utilizaron las siguientes variables: edad biológica, sexo, diagnóstico clínico (sialoadenitis viral, bacteriana y obstructiva litiásica), localización (parótidas y submaxilares), hallazgos ecográficos (variaciones de tamaño, alteraciones difusas y focales de la ecogenicidad, contornos de la glándula, presencia de sialolitiasis, dilatación del conducto excretor, presencia de adenopatías cervicales, bilateralidad de los hallazgos, número de glándulas afectadas) y evolución clínica post-tratamiento (buena y mala).La información fue recogida en una planilla de recolección de datos, durante el examen ecográfico y completada en la consulta de seguimiento. Para la realización del examen ecográfico fue empleado un Ecógrafo marca Toshiba, con un transductor de 5 MHz Siempre se examinaron ambas glándulas que conforman el par, aunque solamente una de ellas presentara sintomatología y se buscó la presencia de adenopatías cervicales. Durante el examen ecográfico de las glándulas submaxilares, los pacientes se colocaron en decúbito supino con una almohada o rodillo debajo de los hombros logrando una separación de aproximadamente de 10 cm de los mismos con respecto a la camilla, lateralizando la cabeza hacia el lado contrario de la glándula que era objeto de examen. (Figura 1) Para examinar las parótidas se acostó al paciente en decúbito supino rotando la cabeza hacia el lado contrario de la glándula que se exploraba. (Figura 2) 

inflamacion_glandulas_salivales/examen_submaxilares

Figura 1. Posición del paciente para el examen ecográfico de las glándulas submaxilares.

inflamacion_glandulas_salivales/examen_parotidas

Figura 2. Posición del paciente para el examen ecográfico de las glándulas parótidas.

La información obtenida se procesó de forma computadorizada a través del programa EPI-INFO v 6.0. Se utilizó como medida resumen el porcentaje, para validar estadísticamente los resultados; se aplicó el test Chi Cuadrado de independencia, se trabajó con un nivel de significación de 0.05.

Resultados.

En la población estudiada predominó el grupo de edades de 40 a 49 años (27.8%) seguido por los grupos de 60 y más (22.2%) y de 50 a 59 años (19.4%) sin diferencias significativas entre ellos. La distribución del universo según sexo mostró 20 (55.6%) pacientes del sexo femenino y 16 (44.4%), del masculino.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924