Transferencias tendinosas en niños con paralisis cerebral infantil
Autor: Dr. Santino Figueroa Ángel | Publicado:  26/06/2012 | Cirugia Plastica Estetica y Reparadora , Traumatologia , Pediatria y Neonatologia , Neurologia , Articulos , Imagenes de Neurologia , Imagenes de Cirugia Plastica Estetica y Reparadora , Imagenes de Pediatria y Neonatologia , Imagenes de Traumatologia , Imagenes | |
Transferencias tendinosas en niños con paralisis cerebral infantil .4

A la edad de 4 a 6 años, el sistema nervioso central ha madurado, las deformidades en las extremidades son ya evidentes, y la piel y tejidos blandos aún mantienen su elasticidad. Durante esta edad, los tejidos blandos presentarán regeneración y buena adaptación en el posoperatorio, por lo que esta edad se considera adecuada para planear una intervención quirúrgica. Debe tenerse en cuenta que ninguna transferencia de tendones podrá activar articulaciones que no cuentan con la capacidad de movilizarse de forma pasiva, y que ninguna terapia podrá revertir la espasticidad de piel, tejidos blandos y limitaciones articulares ya presentes (11).

Las trasferencias realizadas en nuestros pacientes son las convencionales de acuerdo a la función que se requiere reactivar (Según sea el caso: flexor ulnar del carpo (FCU) a extensor digitorum communis (EDC) ò flexor ulnar del carpo (FCU) a extensor carpi radialis brevis (ECRB), Pronador Teres a extensor carpi radialis brevis (ECRB) y PL a APL (abductor pollicis longus)).

Encontramos que en la mayoría de nuestros pacientes, el manejo quirúrgico ofreció considerables mejorías a los pacientes con mano espástica. A pesar de que la literatura mencionaba que era mejor realizar este tipo de procedimientos en pacientes entre los 4 y 6 años de edad, por la laxitud aún de las estructuras y plasticidad; encontramos que la cirugía proporcionó mejores resultados en los pacientes entre los 15-17 años.

Ya que los pacientes con parálisis cerebral infantil (PCI) no tienen un control adecuado de sus movimientos, y persisten algunos reflejos primitivos (10), la electromiografía preoperatoria no está indicada en todos los casos. En nuestros pacientes, ninguno se sometió a esta prueba.

Observamos que entre menor es el grado de contractura en flexión, mejor puede ser el resultado posoperatorio final. Para considerar a aquellos pacientes que pueden ser buenos candidatos a la cirugía y que obtengan los mejores beneficios de esta, se recomienda que presenten contracturas fijas mayores de 45° o superiores, o flexiones mayores de 80° durante la actividad, ya que una contractura de la muñeca en flexión menor del 30° no representa limitación alguna para la función, y no se tendrá gran cambio con la transferencia de tendones (11).

CONCLUSIONES

La transferencia de tendones en niños con parálisis cerebral infantil (PCI) nos ayuda a mejorar o paliar la función del miembro superior, sin necesidad de otro manejo conjunto ni quirúrgico, ni médico; Esto al eliminar la función espástica exagerada hacia la flexión, y aprovechar estos músculos para aportar función extensora o donde más sea necesario según la deformidad presente y grado de disfunción. Aportar un grado de mejoría para la función en el miembro superior en los niños que sufren esta patología, ayuda en cierta forma a tener un desempeño y estilo de vida más adecuado a su edad, permitiéndoles una mejor integración social y al juego, mayor sensación de independencia, y en un futuro, su incorporación a la vida laboral.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Samilson RL, Morris JM. Surgical improvement of the cerebral-palsied upper limb: electromyographic studies and results of 128 operations. J Bone Joint Surg [Am] 1964;46-A:1203-16.
2. Inglis AE, Cooper W. Release of the flexor-pronator origin for flexion deformities of the hand and wrist in spastic paralysis: a study of 18 cases. J Bone Joint Surg [Am] 1966; 48-A:847-57.
3. N. S. El-Said, Selective release of the flexor origin with transfer of flexor carpi ulnaris in cerebral palsy, J Bone Joint Surg [Br] 2001; 83-B: 259-62.
4. Skoff H, Woodbury DF. Current concepts review: management of the upper extremity in cerebral palsy. J Bone Joint Surg [Am] 1985; 67-A: 500-3.
5. J Perry and MM Hoffer, Preoperative and postoperative dynamic electromyography as an aid in planning tendon transfers in children with cerebral palsy, J Bone Joint Surg Am. 1977;59:531-537.
6. Green WT. Tendon transplantation of the flexor carpi ulnaris for pronation-flexion deformity of the wrist. Surg Gynecol Obstet 1942; 75:337.
7. Mital MA, Sakellarides HT. Surgery of the upper extremity in the retarded individual with spastic cerebral palsy. Orthop Clin North Am 1981; 12: 127-41.
8. Goldner JL. Surgical treatment for cerebral palsy. In: Evarts CM, ed. Surgery of the musculoskeletal system. Vol. 1. New York, etc: Churchill Livingstone Inc, 1983; 439-69.
9. Zancolli EA, Zancolli ER. Surgical management of the hemiplegic spastic hand in cerebral palsy. Surg Clin North Am 1981; 61:395-406.
10. J. Leonard Goldner. Reconstructive surgery of the hand in cerebral palsy and spastic paralysis resulting from injury to the spinal cord. J bone joint surg am. 1955; 37:1141-1205.
11. Türker ÖZKAN, Serdar TUNÇER, Tendon transfers for the upper extremity in cerebral palsy, Acta Orthop Traumatol Turc 2009; 43(2):135-148 doi:10.3944/AOTT.2009.135.



Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado