Terapia endodontica en el paciente geriatrico
Autor: MSc. Dr. Jorge Otero Martinez | Publicado:  7/05/2007 | Geriatria y Gerontologia , Odontologia y Estomatologia | |
Terapia endodontica en el paciente geriatrico.

Debido al crecimiento demográfico del envejecimiento en la  población y el aumento de las expectativas de vida del paciente, en los servicios estomatológicos se produce una mayor demanda de procedimientos endodónticos en la población anciana. Los cambios dimensionales, estructurales y funcionales que se producen en el complejo dentino pulpar producto del envejecimiento tienen implicación directa en la terapia endodóntica. Las consideraciones endodónticas en los pacientes geriátricos son las mismas que se deben tener en cuenta en las personas jóvenes con algunas diferencias. Estas diferencias radican en el aspecto biológico, médico y psicológico, así como en las complicaciones del tratamiento endodóntico en sí.

 

Se ha descrito que los tejidos dentales sufren cambios estructurales continuos durante la vida, entre ellos, la reducción del número de fibroblastos, de odontoblastos, de vasos sanguíneos y de fibras nerviosas; el aumento de fibras colágenas, de masas calcificadas, aposición de cemento, de dentina secundaria y de dentina de reparación principalmente.


Si se suman entonces, el aumento de las expectativas de vida de la población mundial, la disminución del número de pacientes edéntulos y los cambios que presentan las estructuras dentarias a consecuencia de la edad, se podrá inferir que la práctica endodóntica en estos pacientes diferirá con respecto a los pacientes jóvenes.1,2


Afortunadamente, gracias a este tipo de tratamientos, cada vez es más difícil que se extraiga un diente, y ya la odontología exodóntica masiva y mutilante debe dar paso como una necesidad urgente a la odontología conservadora.


Los nuevos tratamientos en odontología permiten que los pacientes geriátricos conserven por más tiempo los dientes y con ello su función masticatoria.


El aumento de las patologías y el aumento de las expectativas de vida del paciente han resultado en una mayor demanda de procedimientos endodónticos en la población anciana. 3, 4


Ingle, citado por Pitt Ford, 5 refiere que el éxito de la terapia endodóntica es menor en pacientes ancianos que en pacientes jóvenes, sin embargo, los procedimientos endodónticos no deben ser contraindicados en estos pacientes, mientras que Burke 6 señala que existe un porcentaje más alto de éxito en la terapia endodóntica en pacientes envejecidos, posiblemente atribuible a la esclerosis de los túbulos en la dentina radicular que conlleva a la disminución de la filtración, especialmente en apical.


En el aspecto biológico los tejidos de las personas mayores no necesariamente tienen que responder de manera diferente que los tejidos de los pacientes jóvenes. No existen en el paciente anciano cambios endodónticos específicos que sean diferentes de otros procedimientos dentales. De manera similar, los tejidos locales, pulpa y periápice, no responden de una forma notoriamente diferente a como lo hacen otros tejidos.


Diagnostico en Endodoncia


Las consideraciones endodónticas en los pacientes geriátricos son las mismas que se deben tener en cuenta en las personas jóvenes con algunas diferencias. Estas diferencias radican en el aspecto biológico, médico y psicológico, así como en las complicaciones del tratamiento endodóntico en sí. Es de esperar que la dentición del paciente geriátrico haya experimentado años de enfermedad dental y de restauraciones. Todo ello tiene un impacto adverso en la pulpa y en los tejidos periradiculares


La atención de los adultos mayores requiere de los profesionales de una mayor formación en aspectos médicos, farmacológicos y psicológicos, ya que ellos tienen generalmente varias enfermedades crónicas, algunas compensadas, otras no, toman muchos medicamentos, con sus interacciones y sus efectos secundarios y traen una historia de vida cargada de experiencias a veces nada agradables, que por sí solas alteran tanto el diagnóstico como el pronóstico y que nos van a hacer replantearnos varias veces la decisión final de nuestro tratamiento. 1, 2, 7


El aspecto médico abarca los problemas sistémicos del paciente que tienden a producirse con mayor frecuencia y con mayor gravedad. En general, los cuadros médicos no son más importantes para los procedimientos endodónticos en el paciente mayor que para otros tipos de tratamiento dental. Se presume que los cuadros sistémicos como la diabetes o la terapia inmunodepresora predisponen al paciente endodóntico a la infección o al retraso de la cicatrización, sin embargo, no existe ninguna evidencia de que estos cuadros supongan mayores efectos adversos para los ancianos. 8, 9


Los pacientes médicamente comprometidos no presentan un riesgo mayor de complicaciones que otros grupos etarios, sin embargo, es importante tener en cuenta que este grupo de pacientes mayores frecuentemente se encuentran tomando más medicamentos, por lo que se requiere precaución.


La vejez se encuentra frecuentemente acompañada de alteraciones del aspecto psicológico del paciente. Las funciones sensoriales y cognitivas impiden la habilidad del paciente de realizar las actividades de la vida diaria, lo que puede alterar la autoestima, la confiabilidad y la posibilidad de comunicarse adecuadamente. 10 - 14


Capacidad de respuesta de la pulpa envejecida a diferentes estímulos


Aunque la respuesta a las pruebas pulpares que se practican en los pacientes de rutina son similares en los pacientes ancianos, existen ciertas diferencias. El suministro nervioso de la pulpa ha disminuido y el volumen de la dentina frecuentemente ha aumentado. También han ocurrido cambios en el contenido de la sustancia fundamental y del colágeno. Todo esto tiende a hacer que la pulpa sea menos sensible a los estímulos, por lo que las pruebas diagnósticas deben hacerse cuidadosamente.


Es común encontrar una pulpa vital envejecida que no responde a las pruebas eléctricas pero sí lo hace a otras pruebas como la del frío. La prueba cavitaria puede no ser útil en los pacientes ancianos debido a la reducida inervación dentinaria. 15, 16


Tenca, citado por Morse, 17 señala que las pruebas diagnósticas son parte esencial en el diagnóstico endodóntico, sin embargo, debido a los cambios pulpares de los pacientes envejecidos, es posible no encontrar respuesta a los estímulos térmicos y eléctricos. En ausencia de otros signos y síntomas, el fracaso de la pulpa a responder a los estímulos no necesariamente indica que la pulpa no está vital.


Los falsos negativos, es decir, la ausencia de respuesta en dientes vitales, son comunes en estos pacientes, por lo tanto no se debe asumir directamente que el diente se encuentra necrótico
. 18, 19


La presencia de restauraciones extensas, recesión pulpar y calcificaciones excesivas son limitaciones en la realización e interpretación de resultados de las pruebas pulpares eléctricas y térmicas en pacientes ancianos.


El conocimiento de los aspectos histológicos y la frecuencia de aparición de lesiones degenerativas pulpares son importantes desde el punto de vista clínico, ya que su presencia puede alterar o modificar las reacciones pulpares frente a las diferentes injurias, no obstante sus escasas manifestaciones clínicas. 19


Avellaneda y col 20 atribuyen la disminución en la sensibilidad de los dientes a los focos de calcificación encontrados en los axones y envolturas nerviosas dentro de la pulpa que se fusionaban tomando el aspecto de largas cintas.



Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado