El perfil del profesor y del alumno en las carreras de Licenciatura en Enfermeria y Tecnologia de la Salud
Autor: Dr. Orestes Gonzalez Capdevilla | Publicado:  11/06/2007 | Enfermeria , Formacion en Ciencias de la Salud | |
El perfil del profesor y del alumno en las carreras de Licenciatura en Enfermeria y Tecnologia de la

Resumen

Teniendo en cuenta que la Universidad Médica Cubana transita por un período de desarrollo que responde a la voluntad política de obtener un profesional de la salud capaz de aplicar el método científico a la solución de los problemas de su profesión se realizó una exhaustiva revisión bibliográfica con el objetivo de efectuar algunas consideraciones sobre el perfil del profesor y del alumno en las carreras de Licenciatura en Enfermería y Tecnología de la Salud, verdaderos protagonistas del proceso docente educativo, para enfrentar con éxito el nuevo modelo pedagógico de formación. Se abordan las características de nuestros docentes para enfrentar un modelo educativo acorde a las exigencias actuales, la necesidad de perfeccionar nuestros escenarios educativos y el modelo teórico del docente universitario desde la óptica de lograr la formación de profesionales preparados con los conocimientos, habilidades y valores necesarios para responder al encargo social. Se identifican las características que debe reunir un estudiante de ciencias médicas y los principios que regulan el ingreso de los jóvenes cubanos a la educación médica superior.

Introducción.

La Educación superior pertinente es aquella que establece de forma prioritaria una relación obligada y con carácter de ley entre su misión y las demandas sociales que se corresponden con ésta en el momento histórico, social y cultural concreto. La Educación Médica Superior cubana ha sido consecuente con esta ley, lo cual ha traído como consecuencia el perfeccionamiento progresivo de los diferentes planes de formación de los profesionales del sector, con el objetivo de lograr un mejoramiento continuo de la calidad de los servicios que se prestan lográndose un impacto positivo en los servicios de salud. (1)

Las demandas sociales actuales exigen de la Universidad Médica un proceso de perfeccionamiento de los planes de formación de los profesionales del sector, con el objetivo de lograr el mejoramiento sostenido de la calidad de los servicios que se prestan; basado en una concepción flexible y competente, que ofrezca cobertura suficiente y satisfaga las necesidades de formación y superación del personal técnico.

La puesta en marcha de un Nuevo Modelo Pedagógico modular, coherente y continuo, en las especialidades de Licenciatura en Enfermería y Tecnología de la Salud, el cual responde a la necesidad del SNS de incrementar los recursos humanos calificados en las diferentes ramas técnicas propias del sector, garantizando una incorporación temprana a la actividad laboral.

La formación en cada una de las etapas o niveles concebidos (Técnico Básico, Técnico Medio o Licenciado) deberá conjugar la práctica con la formación teórica, tanto en relación con las disciplinas básicas como también con las propias de la profesión mediante actividades presenciales en las sedes universitarias y actividades docentes laborales en los puestos de trabajo. Hablamos de un proyecto flexible donde las salidas intermedias es una garantía de empleo calificada en caso de no poder continuar estudios de manera inmediata; cada estudiante podrá cursar en cada año la totalidad o parte de las unidades curriculares que corresponden y se ofertan actividades formativas curriculares o extracurriculares de carácter opcional, según particularidades e intereses individuales. (2)

Debido a las transformaciones que sufren las funciones de las instituciones docentes en dependencia del contexto sociohistórico, los modos culturales, los cambios sociales, el desarrollo tecnológico y en la actualidad, el fenómeno de la globalización que permite la intercomunicación entre diferentes culturas, idiosincrasias y grupos sociales resulta necesario elevar la competencia de nuestros docentes universitarios.

Es en este contexto, que la escuela debe preparar al hombre para la vida, desarrollar su capacidad de aprender contenidos nuevos y de resolver problemas y situaciones inéditas con creatividad así como fomentar su poder resolutivo.

Como hemos visto al personal docente se le plantean nuevos retos, con una nueva función: enseñar para aprender; de modo tal, que los estudiantes desarrollen procesos cognoscitivos para ser aplicados a situaciones cambiantes, para lo cual debe desarrollar habilidades, actitudes y competencias. (3)

Debemos buscar activamente medios para dotar a los docentes universitarios de herramientas que los pongan en el camino de llegar a ser profesores excelentes. No se trata de optar entre buenos investigadores o buenos profesores. Se trata de hacer de los mejores en cada área de conocimiento profesores ilusionados con la tarea educativa, impulsores de equipos, sensatos "optimistas pedagógicos", mediadores del saber y también de la vida, agentes de desarrollo y de cambio social, estimuladores de "perplejidad intelectual", críticos que enseñen a pensar también sobre lo que se piensa y cómo y por qué se piensa, transmisores de cultura en el sentido más amplio y profundo que sea posible. (4)

El perfil de una persona está determinado por el conjunto de rasgos y valores en los aspectos: Individual y Social que la configuran y le dan su imagen inconfundible y que a su vez les permite colaborar eficientemente y lograr su educación integral. En las universidades de algunos países latinoamericanos se plantea que todo alumno, debe alcanzar los rasgos que lo consideran como tal al ingresar en la educación superior, éste en la medida en que se descubra a sí mismo y logre identificarse con los elementos que lo conforman y lo identifican dentro de la comunidad, será más auténtico y más productivo lo cual le permitirá lograr sus metas con mayor seguridad.

En nuestros Centros de Educación Médica Superior ingresan a las carreras de Licenciatura en Enfermería y Tecnología de la Salud del Nuevo Modelo Pedagógico fundamentalmente, jóvenes procedentes del Preuniversitario, del Curso de Superación Integral, Trabajadores y desvinculados de las FAR. Debido a esta diversidad de vías de ingreso resulta imprescindible efectuar un diagnóstico de estos estudiantes para luego a lo largo del proceso docente educativo atender a cada una de sus particularidades, momento en el que el profesor juega un rol protagónico y para el cual debe estar debidamente preparado.

La formación y desarrollo de un sistema de competencias docentes en los profesores de la educación médica, es un imperativo de estos tiempos si se aspira a una gestión formativa a partir de posiciones didácticas actuales, que asuman la dirección de un aprendizaje productivo y problematizador como alternativa para la asimilación de los contenidos por el estudiante quien debe desarrollar las competencias necesarias y suficientes que le permitan el desempeño esperado en la solución de los problemas que afrontará en su práctica profesional. (5)

Teniendo en cuenta que la Universidad Médica Cubana transita por un período de desarrollo que responde a la voluntad política de obtener un profesional de la salud capaz de aplicar el método científico a la solución de los problemas de su profesión (6), resultado que sólo es alcanzable si se logra que los educadores interioricen la necesidad de cambiar la estrategia actual de intervención docente, y considerando la diversidad de fuentes de ingreso a nuestros CEMS; resulta necesario hacer algunas consideraciones sobre el perfil del profesor y del alumno en las carreras de Licenciatura en Enfermería y Tecnología de la Salud, verdaderos protagonistas del proceso docente educativo, para enfrentar con éxito el Nuevo Modelo Pedagógico. 



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924