Impacto de intervencion Educativa en Adolescentes
Autor: Dra. Marta M. Alonso Cofiño | Publicado:  28/02/2008 | Formacion en Ciencias de la Salud , Enfermedades Infecciosas , Medicina Preventiva y Salud Publica | |
Impacto de intervencion Educativa en Adolescentes.1

Impacto de intervención educativa en adolescentes.

 

Dra. Marta M. Alonso Cofiño

Especialista de primer grado en Higiene. Master en Enfermedades Infecciosas. Profesor Asistente del ISCM. VC. Centro de trabajo  Facultad de Ciencias Médicas ISCM. VC.

 

Dra. Katia Lizet Rodríguez Niebla

Especialista de primer grado en Medicina General Integral. Master en Sexualidad. Profesor Asistente de ISCM. VC. Centro de trabajo ISCM. VC.

 

Dra. Raysa Mendoza Faget

Médico Veterinario  Especialista en Zoonosis. Unidad Municipal de Higiene y Epidemiología

 

ISCM Serafín Ruiz de Zárate Ruiz

 

Resumen

 

Se realizó una intervención educativa con el objetivo de modificar el nivel de conocimiento sobre el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) / síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) en un grupo de adolescentes, pertenecientes a la comunidad del Hospital en el distrito de Bikita. De un universo de estudio constituido por 380 adolescentes en la comunidad se seleccionó una muestra de 60 de estos, según criterio de accesibilidad, escolaridad, Idioma, incluidos por muestreo simple aleatorio (MSA).

 

A todos los participantes se les explicó en que consistía la intervención y se  les solicitó  el consentimiento informado para participar en la misma. Se aplicó el tipo de comunicación grupal, empleando técnicas educativas de discusiones grupales. Para la elaboración de los temas impartidos se tuvo en cuenta: credibilidad, claridad, necesidad y puntos principales a tratar.

 

Se formaron 3 grupos de 20  jóvenes cada uno, se aplicó la encuesta y después se dieron 5 sesiones de trabajo de una hora por cada uno de los grupos quincenalmente, empleando técnicas y medios educativos, en una escuela de la comunidad y se aplicó por segunda vez la misma encuesta para el análisis comparativo que contempla el estudio (antes y después). Con la  aplicación de la intervención educativa se logró modificar el nivel de conocimientos y la percepción de riesgo de los adolescentes sobre el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) / síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) obteniendo la mayoría una calificación de bien.

 

Introducción

 

El Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), denominado la peste del siglo XX, fue identificado por primera vez en el año 1981, en Los Ángeles, Estados Unidos.  Desde entonces el mundo lo ha visto como una afección que al inicio solo fue descrita en países desarrollados, en varones homosexuales y usuarios de drogas inyectables, para transformarse posteriormente en una pandemia que afecta hoy a millones de hombres, mujeres y niños en todos los continentes. Esta tragedia ha sido conocida en su dimensión real por su frecuencia de aparición, su ataque predominantemente a personas jóvenes o de mediana edad, su forma de diseminación, el riesgo de infección de personas aparentemente sanas que son portadoras de la infección y la evolución implacable a síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) en muchos pacientes que concluye con la muerte.

 

El Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida,  se caracteriza por la progresión de los síntomas, en su mayoría constituidos por infecciones oportunistas, secundarias al deterioro del sistema inmunológico producto de la invasión del virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH). Hoy se reconocen por lo menos dos agentes productores del SIDA, el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH)-1 y el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH)-2. El primero que presenta una distribución mundial, es el responsable de la mayoría de los casos conocidos y tiene una mayor virulencia, el segundo está más circunscrito a la región occidental del continente africano, aunque también se han identificado algunos enfermos en otros lugares del mundo.

 

La mitad de los nuevos casos infectados por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH)  se presentan en los jóvenes quienes en los países en desarrollo desconocen aún el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) / síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) y su transmisión, algunos incluso no han oído hablar de él  y otros piensan no correr ningún peligro. El síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) se ha convertido hoy en una pandemia que afecta, de una manera u otra, a todas las naciones del orbe. Según estimaciones del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) / síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) (ONUSIDA), a inicios del 2003 vivían en el mundo 42 millones de personas con virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) / síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA),  de las cuales 21,8 millones se había infectado en los últimos doce meses, sin contar los más de 5 millones humanos ya fallecidos por esa causa desde el comienzo de la epidemia en 1981.

 

A finales del 2004 existían en el mundo 40 millones de infectados, de estos más  de 1,4 millones eran niños y alrededor de 22 millones de  personas enfermas.  En el 2005, la cifra ascendía a 4 millones 900 mil.  En este momento se considera que el número de fallecidos por virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) / síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) asciende a 26 millones de de personas en el mundo entero y cada día se infectan alrededor de 5 mil 500 personas.

 

Cada día sufrimos con la desaparición de alrededor de 230 vidas por causa del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) y se producen cerca de 450 nuevas infecciones, muchas de ellas en niños nacidos de madres virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) + y en adolescentes. En la zona más afectada del mundo, África Subsahariana 29,4 millones de personas viven con virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) o síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA), representando el 77% de la población joven infectada. Sudáfrica es el país con  el mayor índice de personas infectadas de SIDA, donde 5 millones de personas tienen la epidemia, representando uno de cada 5 adultos.

 

España es el país europeo con mayor número de casos nuevos por millón de habitantes cada año. Se estima que 3 de cada 100 personas en España podrían estar infectadas por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). La mayoría de ellos son varones y 4 de cada 5 casos se han producido en jóvenes entre 20 y  39 años de edad. Cuba exhibe  cifras  en el 2006 de 8 mil 714 personas infectadas, de ellas enfermas de síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) 2 mil 681 y fallecidos  por esta causa  1274., situación favorable en relación con la mayoría de los países del mundo, con una prevalencia menor de 0.1.

 

América, como otras regiones del mundo, nos señala, que la única manera de detener y revertir la epidemia del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) es mediante una respuesta integral que logre un balance adecuado entre la prevención, la atención y el tratamiento, en un ambiente social de respeto y de ejercicio de los derechos humanos, incluyendo el derecho a la salud, la inclusión, y la no tolerancia al estigma y la discriminación.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924