Glosario de terminologia mas utilizada en Medicina Hiperbarica y Subacuatica
Autor: Dr. Solerme Morales Cudello | Publicado:  10/03/2009 | Biofisica y Fisica Medica , Otras Especialidades , Medicina del Deporte | |
Glosario de terminologia mas utilizada en Medicina Hiperbarica y Subacuatica.1


Glosario de terminología más utilizada en Medicina Hiperbárica y Subacuática.

 

Autores:

Doctores: Solerme Morales Cudello, Jorge Julián Castro Cisneros, Dalgis Licea Guerra,

Licenciadas en Enfermería: Yolanda Serrano Ferrer y Laura Oliva Calvo.

 

Ministerio de Salud Pública. Hospital Clínico Quirúrgico Hermanos Ameijeiras. Centro de estudios de posgrados.

 

Servicio de Medicina Hiperbárica y Subacuática (MHS). Centro de referencia y perfeccionamiento.

 

Fórum de ciencia y técnica, 2008. “Año 50 de la Revolución”

 

 

Resumen

 

La Medicina Hiperbárica y Subacuática (MHS) es una rama de la Medicina de Ambientes Especiales y comprende la Medicina Subacuática (MSA) que se encarga del estudio, diagnóstico y tratamiento de la Enfermedad Descompresiva o Disbárica y los accidentes del buceo; y la Oxigenación Hiperbárica (OHB) que es un método de tratamiento con oxígeno respirado a presiones superiores a la presión atmosférica, hasta 3 ATA. Y para ello es necesaria la utilización de las cámaras hiperbáricas, recipientes herméticos que permiten la compresión de los gases y crea un ambiente hiperbárico. La estancia en una cámara hiperbárica a una presión superior a la atmosférica produce ciertos efectos Físicos y Fisiológicos en toda persona sana o enferma, que la ocupa. Estos efectos sobre el organismo humano varían según el rango de presión aplicada, la concentración de oxígeno inspirada y el estado cardiorrespiratorio del individuo. Unos dependen del aumento de la presión, efectos volumétricos y solumétricos (mecánicos o físicos, por las Leyes de los Gases) y los otros (fisiológicos) por el aumento de la presión parcial de oxígeno, que se manifiesta por una hiperoxia arterial, venosa y tisular, y sobre todo el aumento significativo del transporte y disponibilidad de oxígeno plasmático, que proporciona efectos terapéuticos. Utilizando las pautas de tratamiento establecidas, la Medicina Hiperbárica y Subacuática (MHS) es una modalidad segura y útil, con un adecuado costo-beneficio.

El conocimiento por parte de la comunidad médica de la Medicina Hiperbárica y Subacuática (MHS) es limitado, dado fundamentalmente por no estar incluida en el Diseño Curricular de nuestras carreras de Ciencias Médicas, y mucho menos conocida por el pueblo, debido a su poca divulgación por los medios de comunicación oral y escrito. Pero esto no es solo prioritario en nuestro medio si no a nivel internacional donde el conocimiento es también limitado. Se hace necesario dar pasos firmes en este sentido, si tenemos en cuenta los planes de desarrollo de la Medicina Hiperbárica y Subacuática (MHS) en el país y su creciente extensión mundial; de ahí que el objetivo de este trabajo es la creación de un glosario de la terminología más utilizada en esta rama de la medicina; que apunta por tener un gran desarrollo en la Medicina del Siglo XXI.

 

 

Introducción

 

El hombre, desde la antigüedad, ha mostrado su inquietud y necesidad por explorar y conocer el medio que le rodea. Caminar sobre la tierra, navegar sobre las aguas, surcar el espacio aéreo y sumergirse en las profundidades del mar son aventuras que han enfrentado al ser humano a grandes desafíos y peligros para su vida.

 

“La Mar” (como dicen los marinos), con sus leyendas y misterios encantos y peligros, enfurecida o calmada, ofrece unos recursos de especial interés para el futuro de la Humanidad; pudiéndose afirmar que la necesidad de obtener recursos, en condiciones de trabajo útil y rentable del hombre en el agua, constituye uno de los objetivos mundiales más importantes del siglo XXI.

 

El buceo es una actividad humana de origen tan remoto que existen pruebas de ella que datan de 2 000 años antes de Jesucristo halladas en el Perú. En el Museo Británico se conservan bajorrelieves que corresponden al siglo IX a.d.C. mostrando buceadores que se ayudan de odres llenos de aire. Aristóteles nos refiere la campana de buceo construida por Alejandro Magno en el año 325 a.d.C. (1)

 

La Medicina Hiperbárica y Subacuática (MHS) es una rama de la Medicina de Ambientes Especiales y comprende la Medicina Subacuática (MSA) que se encarga del estudio, diagnóstico y tratamiento de la Enfermedad Descompresiva o Disbárica y los accidentes del buceo; y la Oxigenación Hiperbárica (OHB) que es un método de tratamiento con oxígeno respirado a presiones superiores a la presión atmosférica, hasta 3 ATA. Y para ello es necesaria la utilización de las cámaras hiperbáricas, recipientes herméticos que permiten la compresión de los gases y crea un ambiente hiperbárico. (2)

 

Las primeras aplicaciones de las cámaras hiperbáricas, con fines médicos, datan de los trabajos de Henshaw en 1662, quien trató pacientes con aire comprimido. Tras el descubrimiento del Oxígeno por Priestley y Scheele (1774-75), los trabajos de Paul Bert (1878)(3) y Haldane (1895) sentaron las bases fisiopatológicas para la utilización de mezclas respirables a presiones superiores a la presión atmosférica (1 ATA, 760 mmHg. nivel del mar)

 

La Oxigenación Hiperbárica (OHB) es conocida desde hace más de 300 años, los primeros trabajos publicados con el uso del oxígeno hiperbárico fueron los de Fontaine en Francia, 1878; aunque sólo se utiliza con propiedad y bases científicas, a partir de los trabajos del fisiólogo holandés, Ite Boerema (1960)(4) y de la constitución de la Undersea Hyperbaric Medical Society (1976)(5) donde se ha podido precisar mediante amplios estudios controlados las indicaciones: Universalmente Aceptadas (6,7,8) (Cuadro 1).

 

Cuadro 1. Indicaciones universalmente aceptadas

 

1.- Embolia aérea o gaseosa.

2.- Intoxicación por monóxido de carbono (CO), humos y otras.

3.- Gangrena gaseosa.

4.- Infecciones necrotizantes de tejidos blandos.

5.- Enfermedad descompresiva.

6.- Heridas complicadas.

7.- Síndrome por aplastamiento.

8.- Anemia por pérdida de sangre excepcional.

9.- Osteomielitis crónica refractaria.

10.- Radionecrosis.

11.- Injertos y flaps comprometidos.

12.- Quemaduras térmicas.

13.- Abscesos intracraneales.

 

Committee Report, Undersea and Hyperbaric Medical Society, 1996

 

En las últimas décadas se han producido cifras realmente importantes de publicaciones que establecen con rigor las bases reales de la utilidad de la Oxigenación Hiperbárica (OHB), en otro grupo de indicaciones: las Mayormente Aceptadas (9) (Cuadro 2) y aun queda mucho por investigar: las indicaciones en Investigación.

 

 


A continuación, presentamos una selección de los vídeos que ya pueden ver en la sección Vídeos de Medicina y Enfermería

>>ENTRAR EN VÍDEOS DE MEDICINA Y ENFERMERÍA

Categorías

Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924