Madres maestras. Las abuelas como un recurso de conciliacion entre la vida laboral y familiar de sus hijas
Autor: Ofelia Molina Contreras | Publicado:  28/10/2011 | Medicina Laboral , Articulos | |
Madres maestras. Las abuelas recurso conciliacion entre la vida laboral y familiar de sus hijas .1

Madres maestras. Las abuelas como un recurso de conciliación entre la vida laboral y familiar de sus hijas

Ofelia Molina Contreras. Maestría en Psicología Laboral. Facultad de Enfermería. Universidad Autónoma de Baja California, México.
Belia Molina Contreras. Maestría en Desarrollo Humano. Educación y Servicios Comunitarios, A.C. México.

RESUMEN

Debido a las escasas políticas sociales orientadas a la compatibilidad familia-empleo y en contradicción con la demanda social de la incorporación de la mujer al mercado laboral, son las abuelas, en la asunción del rol tradicional de madre, las que están haciendo posible la transformación de los viejos roles de género quedándose a cargo del cuidado de los hijos de las madres trabajadoras. En este trabajo se presentan los resultados obtenidos en l Programa de Reconstrucción de la Identidad y el rol social de la abuela cuidadora de nietos y del Entrenamiento en habilidades instrumentales, que les permitió traducir esta nueva identidad en destrezas y comportamientos específicos en sus relaciones familiares.

Palabras clave: Abuelas cuidadoras de nietos, identidad, rol social de la abuela, equidad de género.

Summary

Due to the limited social policies to support family-employment and in contradiction to the social demand for the incorporation of women into the labor market, are grandmothers, in assuming the traditional role of mother, which are enabling the transformation of the old gender roles are the responsibility of caring for children of working mother. This proyect presents the results obtained in the Reconstruction Program Identity and Social role of grandparent caregivers of grandchildren and instrumental skills training, enabling them to translate this new identity in specific skills and behaviors in their family relationships.

Keywords: Grandparent caregivers of grandchildren, identity, social role of the grandmother, gender equity.

INTRODUCCIÓN

Baja California se ha caracterizado en los últimos años por un crecimiento económico y el proceso de industrialización ha generado empleo para su población, especialmente para la mujer. También, se ha caracterizado porque el mercado de trabajo ha sufrido grandes transformaciones en las últimas décadas, la tradicional división de tareas por la cual los hombres salían a trabajar mientras las mujeres se dedicaban al cuidado del hogar, ha dado paso a un nuevo paradigma: desde hace aproximadamente 15 años las mujeres se incorporaron al mercado laboral provocando fuertes cambios en el escenario familiar y social.

Debido a las escasas políticas sociales orientadas a la compatibilización familia-empleo en contradicción y la demanda social de la incorporación de la mujer al mercado laboral, son las abuelas, en la asunción del rol tradicional de madre, las que están haciendo posible la transformación de los viejos roles de género quedándose a cargo del cuidado de los hijos de las madres trabajadoras. En este trabajo, se presentan los resultados obtenidos en el Programa de reconstrucción de la identidad y el rol social de la abuela cuidadora de nietos y del Entrenamiento en habilidades instrumentales que les permitió traducir esta nueva identidad en destrezas y comportamientos específicos en sus relaciones familiares.

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA: MUJER Y TRABAJO

La mujer inaugura de manera peculiar, un nuevo modo de ser esposa y compañera con su pareja originando también, por la urgencia de satisfacer sus necesidades prácticas, una distinta relación con los hijos. De lo anterior, se observa que las funciones productivas se han activado al generar ingresos para la familia pero no ocurre lo mismo con sus funciones reproductivas, ya que éstas siguen siendo responsabilidad única para ellas, el hombre generalmente se mantiene en una posición periférica y ajena a estas ocupaciones.

La activación de la vida productiva de la mujer junto con el hombre, afecta la organización, estructura y funciones familiares tradicionales. En primer término, en un alto porcentaje de los casos, la relación conyugal se convierte en una lucha de poder, la mujer buscando modificar su lugar estructural y sus funciones; y el hombre, mantener una vieja estructura a la que está acostumbrado. Al verse afectada la relación conyugal, la familia pierde la estabilidad de sus bases, lo que influye en la educación y cuidado de los hijos.

Las mujeres jóvenes, madres de hoy, se perciben como una generación muy diferente a las de sus propias madres. Las abuelas representan a la mujer de antes, cuya seguridad se asociaba a la dependencia de un hombre, su espacio es el hogar, su ocupación, la reproducción y mantenimiento de los miembros de la familia. La situación de ellas la perciben diferente porque la familia no es ya para las mujeres la institución segura para toda la vida que era para sus madres. La seguridad ahora está asociada más que a la pertenencia a una familia, a la propia seguridad individual que le da el trabajo y la autonomía económica que éste le proporciona. Trabajar, para las mujeres jóvenes de hoy representa un aspecto fundamental para construir una independencia individual y una identidad diferente a las de su madre.

En un contexto, en que la incorporación de la mujer al mercado laboral no cuenta con suficientes soportes sociales para equilibrar familia y empleo, el papel de las abuelas que se hacen cargo del cuidado de los hijos de las madres trabajadoras, constituye una forma de solidaridad entre generaciones que están buscando mejorar la posición económica y social de las mujeres en la sociedad. De esta manera, paradójicamente, la asunción del rol tradicional de madre por parte de las abuelas, está haciendo posible la transformación de los viejos roles de género.

LAS ABUELAS CUIDADORAS DE NIETOS

Sin embargo, este rol de abuela cuidadora pasa por situaciones problemáticas aún no resueltas y que merecen ser analizadas.

Hace varias décadas, los cuidados familiares se asumían en casi todas las sociedades como evidentes cuando llegaba una situación de necesidad particular. También se daba por hecho que estos cuidados los asumieran preferentemente las mujeres de la familia. Género y cuidados son dos conceptos cercanos y relacionados. La incorporación de la mujer al mercado laboral provoca que exista una falta de disponibilidad real de tiempo y actitud de muchas mujeres hacia el desarrollo de los cuidados principales de sus hijos, lo que hace que sean las abuelas los principales miembros de la familia que asumen la responsabilidad de la mayoría de las tarea de cuidados de los nietos.

El perfil medio de estas abuelas es: mujeres casadas o viudas, con una edad media a los 61 años que han completado al menos la escuela primaria, que la mayor parte de su vida fueron amas de casa y si llegaron a trabajar con remuneración lo hicieron en el hogar, en actividades informales o en empresas por periodos cortos o circunstanciales. Como madres, su círculo de relaciones sociales se limitaba generalmente a la familia y sus pensamientos y valores estaban en función del marido y las tradiciones. Tendían a ocultar los conflictos, incluso del maltrato de los hombres, sólo existía para los demás y cuya razón de ser era el bienestar de la familia. El alejamiento del mundo del trabajo y de la supervivencia económica les permitía concentrar sus intereses, desarrollar las relaciones personales más en profundidad con los más próximos y despreocuparse del mundo exterior al hogar.

Se trata de mujeres adultas con una gran fortaleza física y emocional, con una clara disponibilidad para apoyar a sus hijos en cuidado de los nietos para que puedan permanecer en sus trabajos de manera efectiva. El predominio de la línea materna en el cuidado de los hijos es claro, no obstante también existen excepciones en donde también cuidan a la descendencia de sus hijos varones.

La actividad de cuidado es muy intensiva, cuidan de uno a tres nietos por más de 8 horas, los llevan a la escuela, les preparan la comida, les ayudan en las tareas escolares, vigilan la higiene y llegan a asumir los gastos de sus cuidados. La mayoría de las hijas y los nietos viven geográficamente lejos de la casa de la abuela, no obstante, a pesar de las distancias físicas, la relación de cuidados parece formar parte del ejercicio activo e intenso del papel de abuelas, puesto que, además de cuidar de sus nietos diariamente, suelen verlos durante los fines de semana y días festivos.

Hoy en día, las mujeres viven más años que antes y en mejores condiciones, lo que les permite brindar apoyos familiares durante más tiempo en caso de necesidad. Algunas abuelas hablan de una gratificación incrementada, de sentimientos de utilidad, de una mejor calidad de relación con los nietos que cuidan, con sus hijos a los que prestan la ayuda o de que han aumentado la confianza en sus propias capacidades para afrontar la vejez. El problema derivado de ello, es que cuando la abuela asume los cuidados principales de sus nietos, entran en conflicto entre el deseo de apoyar a sus hijos y el deseo de desarrollar su propia vida en una edad madura. El contacto con sus nietos es altamente gratificante por ello, decide no comentar el cansancio u otras situaciones para evitar disgustar a sus hijos.

Las abuelas dan sentido a sus vidas y se sienten útiles cuidando de sus nietos y apoyando a sus hijos en esta tarea, hecho que influye positivamente en su autoestima pero no en su salud. El problema radica en que la mayoría de ellas se sienten con la obligación de cuidar a sus nietos y no son capaces de liberarse de las cargas que asumen voluntariamente.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924