Arritmias supraventriculares en imagenes electrocardiograficas
Autor: Dr. Marco J. Albert Cabrera | Publicado:  25/09/2009 | Cardiologia , Imagenes de Cardiologia | |
Arritmias supraventriculares en imagenes electrocardiograficas.1

Arritmias supraventriculares en imágenes electrocardiográficas

 

Albert Cabrera Marco J. (a); Pino Peña Yaima C. (b); Rodríguez García Marcos A. (c); Flórez Prieto Armado M. (d) Gil Jiménez Yilena (e); Ferras Menéndez Greisa M. (e); Martínez Hernández Laura (e)

 

Policlínico Universitario Vedado. Plaza de la Revolución, Ciudad de la Habana. Cuba

 

(a)   Master en Ciencias en Investigación en Aterosclerosis. Especialista de Primer y Segundo Grados en Medicina Interna. Especialista de Segundo Grado en Medicina General Integral. Profesor Auxiliar del ISCM-Habana.

(b)   Especialista de Primer Grado en Medicina General Integral.

(c)   Especialista de Primer Grado en Medicina General Integral. Residente de 3er año de Cardiología del Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular de Cuba (ICCCV)

(d)   Estudiante de 2º año de Ciencias Médicas.

(e)   Estudiantes de 3er año de Ciencias Médicas.

 

 

Resumen

 

El corazón es un órgano muscular con cuatro cavidades diseñadas para trabajar de manera eficiente y continua durante toda la vida. Las paredes musculares de cada cavidad se contraen en una secuencia precisa. El músculo cardiaco se dilata y contrae entre 60 y 100 veces por minuto. Cada latido está precedido por un impulso eléctrico que parte del nódulo sinusal o sinoatrial y que es conducido a través del Sistema Específico de Conducción al resto del miocardio. Esa secuencia, en tiempo y lugar, constituye el llamado ritmo cardiaco sinusal, a cuyas perturbaciones denominamos arritmias. La mayor parte de los pacientes presentan algún tipo de cardiopatía estructural.

 

Las arritmias generalmente se dividen en dos categorías: supraventriculares y ventriculares. Hemos realizado este material con el objetivo de ilustrar con imágenes electrocardiográficas los trastornos del ritmo originados en el territorio supraventricular además de ofrecer un breve resumen acerca de cada uno de ellos y los hallazgos más comunes en el electrocardiograma.

 

Palabras clave: Electrocardiografía, arritmias supraventriculares.

 

Introducción

 

El corazón es un órgano muscular con cuatro cavidades diseñadas para trabajar de manera eficiente y continua durante toda la vida. Las paredes musculares de cada cavidad se contraen en una secuencia precisa y durante cada latido expelen la mayor cantidad de sangre con el menor esfuerzo posible.

 

El mismo se dilata y contrae entre 60 y 100 veces por minuto. Cada latido está precedido por un impulso eléctrico que parte del nódulo sinusal o sinoatrial, situado en la parte superior de la aurícula derecha. Dicho nódulo forma parte del sistema específico de conducción, cuya riqueza en células capaces de despolarizarse espontáneamente le permiten o confieren la calidad de marcapaso fisiológico. Cada impulso eléctrico invade el territorio atrial, primero la aurícula derecha y después la izquierda y da lugar a la formación de la onda P, primera del trazado. De inmediato, el impulso se desplaza hasta el nódulo atrioventricular, formación esencial en la integración del territorio de la unión, en cuyo nódulo sufre un retraso fisiológico que origina el intervalo P-R. En ese punto y a partir de él, el impulso viaja por el sistema His-Purkinje dando lugar al complejo ventricular QRS, normalmente estrecho, con la excepción que presente conducción aberrante, generalmente por frecuencias elevadas y con morfología de bloqueo de rama derecha. El regreso de la onda de activación o repolarización origina la onda T. (1)

 

Esa secuencia, en tiempo y lugar, constituye el llamado ritmo cardiaco sinusal, a cuyas perturbaciones denominamos arritmias. Estas arritmias en relación con su frecuencia se pueden clasificar en taquiarritmias (con frecuencia alta) y bradiarritmias (con frecuencia baja); en cuanto a su duración se clasifican en sostenidas (cuando duran más de 30 segundos) y no sostenidas (con una duración máxima de 29 segundos). Vale destacar que el diagnóstico de arritmia no indica patología en el 100% de los casos, ya que es frecuente la presencia de algunas arritmias en individuos completamente sanos como los impulsos prematuros entre otras. La consecuencia más grave de las arritmias es que son la causa fundamental de las muertes súbitas cardiacas. Para el paciente que las padece originan sensación de palpitaciones, vuelco en el corazón, mareos y graves repercusiones clínicas como insuficiencia ventricular izquierda, bajo gasto, con disnea, fatiga y estados de síncope. (2)

 

Vale destacar además que las arritmias por su gran complejidad han sido clasificadas de disímiles formas pero nosotros hemos utilizado la del Dr. Guillermo Franco Salazar por su facilidad para el entendimiento del lector, la cual mostramos a continuación.

 

 

ARRITMIAS SUPRAVENTRICULARES

 

I. En dependencia del nodo sinusal:

 

a) Arritmia sinusal (3)

 

Es un trastorno benigno del ritmo, frecuente en niños, adolescentes y adultos con labilidad vegetativa y en ancianos con enfermedad coronaria degenerativa. Se han descrito dos modalidades, una asociada con el ciclo respiratorio y la otra, no respiratorio-dependiente, relacionada con la intoxicación digitálica.

La primera forma consiste en una aceleración de la frecuencia cardiaca seguida de ciclos con una frecuencia menor; son ciclos de frecuencia variable asociados los movimientos respiratorios, de modo que la frecuencia aumenta durante la inspiración y disminuye en la espiración. El ECG muestra todas las ondas normales, con la única diferencia de las fluctuaciones en cuanto a las frecuencias de los ciclos P-QRS-T.

 

b) Taquicardia sinusal (4)

 

Consiste en la aceleración de la frecuencia cardiaca por encima de 100 latidos por minuto. Dicho valor puede alcanzar 150 a 180 latidos, en caso de ejercicio físico intenso. La taquicardia sinusal debe empezar y terminar gradualmente, no en forma abrupta. El electrocardiograma muestra ciclos P-QRS-T con una morfología completamente normal.

Esta puede estar ocasionada por insuficiencia cardiaca, fiebre, hipertiroidismo, ejercicio físico, estados emocionales, fármacos estimuladores del sistema nervioso simpático entre otras causas.

 

c) Bradicardia sinusal (5)

 

La frecuencia cardiaca desciende por debajo de 60 latidos/ min. La secuencia de los grafoelementos es normal. Con frecuencia, en la bradicardia sinusal puede distinguirse con nitidez la onda U. La bradicardia puede ser más intensa durante el sueño, sobre todo en los jóvenes, y en particular en la fase de sueño paradójico.

 

Puede estas ocasionada por hipotiroidismo, enfermedades hepáticas avanzadas, hipotermia, episodios de hipervagotonía (síncope vasovagal) muy común en individuos jóvenes completamente sanos y deportistas, fiebre tifoidea entre otros.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924