Competencia de los profesionales en la calidad de atencion al adulto mayor diabético
Autor: Dra. Corzo Pumar Anelys | Publicado:  11/11/2009 | Endocrinologia y Nutricion , Geriatria y Gerontologia | |
Competencia de los profesionales en la calidad de atencion al adulto mayor diabético.1

Competencia de los profesionales en la calidad de atención al adulto mayor diabético. Policlínico Vedado. Año 2007

 

AUTORES:

 

Dra. Corzo Pumar Anelys (1)

Dr. Albert Cabrera Marco J. (2)

Dra. Ravero Aparicio Virginia María (3)

Dr. Hernández Alonso Alberto Manuel (4)

Gil Jiménez Yilena (5)

 

Créditos de los autores:

 

  1. Especialista de 1er Grado en Medicina General Integral.
  2. Máster en Ciencias. Especialista de Primer y Segundo Grados en Medicina Interna.
  3. Especialista 1er Grado en MGI y Máster en Longevidad Satisfactoria
  4. Especialista de 1er Grado en Bioestadística.
  5. Estudiante 4º Año de Medicina.

 

Resumen:

 

La calidad es una categoría indispensable para lograr la satisfacción de quienes brindan o reciben un determinado producto o servicio. Por eso se decidió en nuestro estudio evaluar la calidad de la atención de los adultos mayores diabéticos, por ocupar la diabetes mellitus al finalizar el año 2006, el 4 ° lugar en la prevalencia de las enfermedades crónicas no transmisible en la población cubana.

 

Se evaluó la calidad científico-técnica del personal de salud en relación al paciente diabético, en el “Policlínico Vedado” del Municipio Plaza de la Revolución en el año 2007. Se encuestaron a 49 médicos de diferentes categorías profesionales a los cuales se les aplicó la encuesta de competencia y de estructura. El estudio mostró que existen dificultades por parte de los médicos en al algunas esferas del conocimientos exploradas.

 

Palabras Claves: Diabetes Mellitus, calidad, adulto mayor.

 

Introducción:

 

La Atención Primaria de Salud (APS), es la piedra angular del Sistema Nacional de Salud de Cuba. Se caracteriza por su cobertura universal, equidad, eficiencia, accesibilidad y la presencia de un escenario docente de excelencia. Para el buen desarrollo de la estrategia que presupone la APS, se tiene que fortalecer el primer nivel de atención a la salud, en contacto permanente con la población a la que sirve, realizando las actividades de promoción, prevención, curación y rehabilitación que correspondan, así como fortaleciendo y desarrollando los sistemas en las localidades que se determinen (1).

 

En Cuba, el Estado ha conferido decidida prioridad a la elevación de la salud del pueblo y dedicado considerables esfuerzos y recursos a la creación y consolidación de una salud pública que ha logrado alcanzar planos avanzados a nivel mundial. Ha cumplido con las metas trazadas en la “Conferencia de Alma Ata de Salud para todos en el año 2000” y el sistema de servicios de salud cubano se ha modificado , al adaptarse a cambios epidemiológicos que se han dado en la población del país y al establecimientos de nuevas metas (2,3), además ha asumido la responsabilidad de la atención de salud de todos sus ciudadanos y en tal sentido lleva a cabo acciones económicas y médicas, partiendo de los principios de gratuidad y accesibilidad a los servicios para asegurar su protección, lo que ha permitido , que la totalidad de los habitantes de nuestro país, independientemente del lugar donde viven y trabajan, profesión, participación social y nivel de ingresos, tengan iguales oportunidades de recibir una atención completa de salud y la utilización, si para ello es necesario de las más complejas formas de asistencia, de los especialistas de más alta calificación y de la tecnología más avanzada (3).

 

Dentro de las enfermedades crónicas no transmisibles se encuentra la diabetes mellitus (DM), enfermedad que durante la última década se ha situado en el 7mo lugar entre las 10 primeras causas de muerte de la población cubana (4) y constituye la 5ta causa de muerte en el grupo etáreo entre 15 y 60 años (5).

 

A pesar de los adelantos científicos obtenidos en el último decenio, que han permitido disminuir la mortalidad por esta enfermedad, continua aumentando su incidencia y prevalencia a nivel mundial, se calcula, según la OMS, que existen cerca de 120 millones de diabéticos en la actualidad (6). Las consecuencias de dicha enfermedad determina limitaciones en la calidad de vida y el desarrollo de complicaciones crónicas puede provocar la invalidez y la muerte prematura (7). Los diabéticos son dos veces más propensos a padecer de enfermedades coronarias y accidentes cerebrales, tienen una tasa de amputación de miembros inferiores casi cuarenta veces mayor que la población no diabética, representa el 20% de los pacientes con enfermedad renal en fase terminal que se incluyen en los programas de hemodiálisis y constituyen uno de los grupos de ciegos más grande entre la población adulta (5). Se ha observado un estrecho vínculo entre su desarrollo y el incorrecto control del enfermo diabético, lo que infiere la necesidad de preconizar acciones preventivas con un adecuado control de vida de estas personas (8,9). En la declaración de las Américas sobre la diabetes mellitus se plantea que cuando esta enfermedad está mal controlada, puede representar una pesada carga económica para el individuo y la sociedad: y que dependiendo del país, la diabetes puede alcanzar entre el 5 y el 14% de los gastos de salud, pero que es posible promover la salud y prevenir las complicaciones en las personas con diabetes mediante un buen control de la glicemia y modificando factores de riesgo cardiovascular (10, 11).

 

Una acción efectiva ante el problema de salud “Diabetes” exige un enfoque integrador de los aspectos de prevención, cuidados clínicos y educación del paciente (12).

 

Los objetivos de la atención integral al paciente diabético pueden resumirse en: 1. Eliminar o controlar los síntomas de la enfermedad. 2. Prevenir y tratar complicaciones agudas y crónicas 3. Promover un apropiado autocuidado. 4. Promover un apropiado autocuidado 5. Mejorar la calidad de vida del paciente. 6. Reducir la morbilidad y mortalidad asociados a la diabetes.

 

Para alcanzar estos objetivos, es preciso desarrollar un trabajo integral por un equipo multidisciplinario en el que resulta decisiva la participación del médico y la enfermera de la familia y otros especialistas, profesionales y técnicos: nutriólogos, clínicos, o endocrinólogos, oftalmólogos, psicólogos, educadores de salud, podólogos, trabajadores sociales, así como especialistas que sean necesarios en la valoración de cada paciente en particular (13).

 

Objetivos:

 

Objetivo General

 

Evaluar la calidad de la atención a adultos mayores diabéticos en el área de salud perteneciente al Policlínico Vedado en el año 2007.



Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado