Anatomia III. Anatomia de la orbita y ojo. Apuntes de enfermeria
Autor: Marta Gomez Garcia | Publicado:  26/01/2007 | Apuntes de Enfermeria. Anatomia. | |
Anatomia III. Anatomia de la orbita y ojo. Apuntes de enfermeria

ORBITA - DESCRIPCION GENERAL

 

El piso de la fosa craneal constituye el techo de la órbita.

La periórbita forra por dentro la órbita, rodea a todas las estructuras de esta área; se continúa hacia atrás con la duramadre a nivel del agujero óptico y por delante con el periostio del borde de la órbita. Una capa de duramadre recubre el nervio óptico y se adhiere a la cubierta externa del globo ocular, la esclera.

La estructura más superficial de la órbita y una de las que más claramente se pueden ver a través de la periórbita (periostio de la órbita) es la rama frontal de la división oftálmica del nervio trigémino.

La división oftálmica del nervio trigémino se divide en sus ramas que cruzan a través de la fisura orbitaria superior para penetrar a la cavidad orbitaria.

 

Ramas oftálmicas del trigémino:

El nervio frontal se divide en nervio supratroclear y supraorbitario, que se han encontrado ya antes y dan inervación a la porción anterior del cuero cabelludo.

El nervio lacrimal inerva la glándula lagrimal, atraviesa al septum orbitario, da inervación cutánea a la porción lateral del párpado superior. Se acompaña de la rama lagrimal de la arteria oftálmica.

Músculo elevador del párpado superior: en el nivel más superior sobre la línea media de la órbita.

Músculo recto superior: por debajo del músculo elevador del párpado superior.

La arteria oftálmica aparece entre el elevador del párpado superior y el oblicuo superior, da ramas etmoidales anterior y posterior medialmente, y en seguida da la supraorbitaria; continúa hacia adelante y finalmente se divide en ramas dorsal, nasal y supratroclear. La arteria oftálmica en este lugar se acompaña de la rama superior de la vena oftálmica.

Una rama de la división superior del nervio oculomotor inerva al músculo elevador del párpado superior y al recto superior.

La rama nasociliar de la división oftálmica del trigémino al principio esta sobre la cara lateral del nervio óptico; después lo cruza por encima y en seguida se dirige hacia delante junto con la arteria oftálmica.

Por detrás del globo del ojo y sobre la cara lateral del nervio óptico, esta el ganglio ciliar, que corresponde al sistema parasimpático y la rama del nervio nasociliar que llega a él es de naturaleza sensorial, pero puede contener fibras simpáticas.

Nervios nasociliares largos: son las siguientes ramas de los nervios nasociliares que siguen a lo largo del nervio óptico, atraviesan la capsula que rodea al globo ocular y entran a este para darle inervación sensorial. También contienen fibras simpáticas para los vasos sanguíneos del globo ocular.

Las ramas etmoidales anterior y posterior del nasociliar caminan entre el músculo oblicuo superior y el recto medial del ojo; acompañan a las ramas etmoidales anterior y posterior de la arteria oftálmica.

 

El nervio nasociliar continúa enseguida hacia delante para convertirse en nervio infratroclear.

La arteria central de la retina penetra en el espesor del nervio óptico y finalmente se ramifica en esta membrana retiniana.

El músculo recto lateral esta inervado por el nervio abducens.

La porción restante del oculomotor, después de que ha dado las ramas para el recto superior y el elevador del parpado superior recibe el nombre de división inferior del nervio oculomotor, da una rama para el ganglio ciliar, que constituye su raíz motora y enseguida se divide en 2 ramas, que caminan inferiormente al nervio óptico y medialmente para inervar el recto medial y la otra que continua hacia adelante y da inervación al recto inferior y al oblicuo inferior. Esta porción del nervio oculomotor se acompaña de la división inferior de la vena oftálmica.

El ganglio ciliar tiene 3 raíces, una procede del nervio nasociliar, la raíz motora procede de nervios que rodean la arteria oftálmica. Además se pueden ver nervios que se dirigen hacia el globo ocular desde la porción anterior del ganglio ciliar, estos nervios se llaman nervios ciliares cortos.

 

MUSCULOS

 

1.       Elevador del parpado superior

2.       Recto superior

3.       Recto inferior

4.       Recto medial

5.       Recto lateral

6.       Oblicuo superior

7.       Oblicuo inferior

 

ELEVADOR DEL PARPADO SUPERIOR

            Por debajo del techo.

            ORIGEN: en un punto inmediatamente anterior al orificio óptico, hacia delante toma una lámina aponeurótica que penetra el septum orbital.

            INSERCION: en la cara anterior de la lámina tarsal del párpado superior; algunas fibras terminan en la piel de dicho párpado después de atravesar el músculo orbicular de los párpados, y otras se insertan en la conjuntiva. Lateralmente la aponeurosis orbitaria se inserta a la órbita ósea y sirve como freno que limita el movimiento producido por el elevador del párpado superior.

            ACCION: con ayuda de fibras musculares lisas eleva este párpado o abre la apertura palpebral. Durante este movimiento la conjuntiva no se pliega debido a que algunas fibras de este músculo se insertan en la línea de reflexión de la conjuntiva palpebral o bulbar.

            INERVACION: por el III par y por la porción formada por tiras musculares lisas lo esta por el sistema nervioso autónomo (SNA). La herida de estos nervios causa ptosis del parpado superior.

 

MUSCULOS RECTOS

            ORIGEN: de 2 bandas tendinosas insertadas en un tubérculo de la pared lateral de la fisura orbitaria superior. Las bandas superior e inferior se dirigen medialmente para rodear el nervio óptico e insertarse sobre el hueso tanto por arriba como por abajo del nervio y cruzan la fisura orbitaria superior.

            INSERCION: sobre la mitad anterior del globo ocular.

            ACCION: determinada por la dirección en la que se orienta la abertura pupilar.

           

MUSCULOS OBLICUOS

            ORIGEN: el superior del techo de la órbita medialmente al origen del elevador del párpado superior. Su tendón pasa a través de un anillo fibroso que está inserto en la pared interna de la órbita en un punto situado hacia delante, hacia arriba y medialmente. El tendón cambia su dirección en esta polea y continúa hacia atrás y lateralmente para insertarse en la cara superior, región posterior del globo ocular.

            El inferior, se origina de la superficie orbitaria del hueso maxilar, inmediatamente por fuera del surco nasolagrimal.

            INSERCION: sobre la mitad posterior del globo ocular.

            ACCION: del superior es mover el globo ocular hacia abajo y lateralmente, y del inferior al contraerse, hace tracción sobre la mitad posterior del globo ocular hacia abajo y medialmente, la pupila se dirigirá hacia arriba y lateralmente.

            INERVACION: el oblicuo superior esta inervado por el nervio troclear, recto lateral, abducens; los restantes por el nervio oculomotor.

 

            El músculo encargado de dirigir la pupila medialmente es el retromedial, ayudado por los rectos superior e inferior dado que ambos mueven también el ojo medialmente, hacia abajo y arriba. El músculo encargado de mover el ojo lateralmente es el recto lateral con la ayuda de los músculos oblicuo superior e inferior dado que ambos mueven el globo ocular lateralmente y hacia arriba y abajo respectivamente. Los músculos que intervienen en el movimiento del ojo hacia arriba son el recto superior y el oblicuo inferior; este ultimo tira del globo ocular hacia arriba y lateralmente mientras que el recto superior lo dirige principalmente hacia arriba y medialmente.

            El globo ocular se mueve y dirige la pupila hacia abajo debido a la acción combinada del recto inferior que tira del globo ocular en este sentido y medialmente, y el oblicuo superior que tira del globo ocular hacia abajo y lateralmente, los dos músculos actúan en forma sinérgica y así mueven el ojo directamente hacia abajo.

            Se puede llevar a cabo rotación medial por medio de acciones combinadas del recto superior y del oblicuo superior dado que los dos tiran de la parte superior del globo ocular en sentido medial. La rotación lateral se debe a la acción del recto inferior y de los músculos oblicuos, dado que estos tiran de la parte inferior del globo ocular en sentido medial y así dirigen la pupila lateralmente.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924