Enfermedad renal cronica. Comportamiento en la diabetes mellitus
Autor: Dr. Daniel Ramon Gutierrez Rodriguez | Publicado:  21/02/2007 | Endocrinologia y Nutricion , Nefrologia | |
Enfermedad renal cronica. Comportamiento en la diabetes mellitus 4.

Se realizó la prueba del ji-cuadrado entre los estadíos y la edad de los pacientes con Diabetes Mellitus, exponiendo una correlación positiva y estadísticamente significativa (ρ = 0,01 < 0,05). Por lo que es sugerente que a medida que se incrementa la edad la posibilidad de progresión hacia los estadíos mas avanzados de la Enfermedad Renal Cronica es aún mayor. Coincidiendo con el proyecto Encuesta Nacional de Salud 2003 en Chile, donde se observó que la prevalencia de Enfermedad Renal Cronica en fases 3 y 4 (VFG de 30–50 y 15–29 ml respectivamente) es 5.7% y 0.2%. Estos porcentajes aumentaban significativamente en mayores de 45 años y particularmente en mayores de 65 años. (3) Además se concuerda también con el suplemento de la Revista Noticias, órgano oficial del sindicato médico del Uruguay donde en octubre del 2005 en el informe de salud renal se planteó que entre las poblaciones de alto riesgo de padecer la Enfermedad Renal Cronica están los diabéticos con edad avanzada (mayores de 65 años). (26)

TABLA No. 3
Comportamiento de la raza según estadios de Enfermedad Renal Cronica en la Diabetes Mellitus Policlínico Juan Martí Pí. Ranchuelo 2005.
n=87

enfermedad_renal_cronica_tabla5

En la tabla No. 3 se muestra la estratificación de la raza según los estadíos de la Enfermedad Renal Cronica, observándose que el mayor número de casos estudiados correspondió a la raza blanca con un 85.05% y un 14.95% para la raza negra.

Al determinarse la prueba del ji-cuadrado demostramos la correlación existente entre los estadíosy la raza (ρ = 0,475 < 0,05) estadísticamente significativa, concordando con el Dr. Miguel Rondon Nucete y col., quien, en su trabajo del año 2002 señala que se ha encontrado que los pacientes de raza negra tienen un riesgo aumentado hacia la progresión de la Enfermedad Renal Cronica independientemente de otros factores, (7)

Así también, coincidimos con la Dra. Cintia Nora Galli, Dr. Marcelo Raúl Ris, Dr. Juan Manuel Camus, y el Dr. Edmundo Cabrera Fischer en su artículo publicado en el 2004 en la Revista de Nefrología diálisis y transplantes, que plantean que el resultado de una entidad de la enfermedad nefrológica y la vasculopatia en el paciente con Enfermedad Renal Cronica no es más que la asociación con procesos tales como aterosclerosis, diabetes, edad, y raza negra. (27, 28,29)

TABLA No. 4
Comportamiento de algunos factores de progresión asociados a la Diabetes Mellitus según estadíos de la Enfermedad Renal Cronica
Policlínico Juan Martí Pí. Ranchuelo 2005.
n= 87

enfermedad_renal_cronica_tabla6

En la tabla No. 4 se encuentran las características generales de la diabetes mellitus y los factores de progresión como: el tabaquismo, sedentarismo y dislipidemias en los estadíos de la Enfermedad Renal Cronica

La correlación bivariada, utilizando la prueba del ji-cuadrado de los valores de los estadíos de la Enfermedad Renal Cronica y de las variables cualitativas en la diabetes mellitus, demostró una correlación positiva y estadísticamente altamente significativa con el sedentarismo (p =0,007 < 0,05), y una correlación negativa con el tabaquismo y estadísticamente no significativa (p =0,748 > 0,09), la dislipidemia mostró una relación negativa y sin significación estadística, [ρ = 0,051 > 0,05].

En nuestro estudio encontramos concordancia con el profesor Orama J. que expresa a Granma Internacional que la falta de ejercicios físicos (sedentarismo) está muy directamente relacionada con la Enfermedad Renal Cronica No concordando con él en cuanto a la dislipidemia y el tabaquismo. (11)

Coincidimos con autores como Dr. Diego León García el cual expuso en la “Guía para el manejo de la enfermedad renal crónica”, la asociación independiente entre el daño renal y los factores de riesgo CV como la dislipidemia. (30) De igual manera concordamos con la National kidney Fundation, en que la Enfermedad Renal Cronica se presenta independientemente de la causa que la originó, denotamos que, aquí se toma al tabaquismo y a la dislipidemia como factor de progresión de la Enfermedad Renal Cronica, no como factor de iniciación de la enfermedad. (1)

También expone la American Cancer Society en referencias bibliográficas expuestas sobre el sedentarismo donde coincidimos nosotros que las personas que no están activas tienen más probabilidad de contraer patologías crónicas del riñón que las personas que hacen ejercicios regularmente. (31)

No coincidimos con la Dra. Alba Cristina Herrera Bello en su trabajo “Pesquisaje de Enfermedad Renal Crónica en diabéticos en un área de salud,” en el año 2005 donde expuso, la no comprobación que el tabaquismo en diabéticos se correspondiera con las estadísticas de la población Cubana afecta de este daño a la salud, que a decir, de la serie reportada por diversos estudios realizados a comienzos de este siglo alcanza el 55%. (23) Igualmente el incremento de la excreción de albúmina –estrechamente relacionado con la progresión de la enfermedad renal- fue significativamente más elevado entre los fumadores. (32)

Tambien un estudio australiano firmado por investigadores de la Monash University. Investigaron el hábito tabáquico y la salud renal en más de 11.000 varones y mujeres mayores de 25 años. Los resultados muestran que los fumadores presentan elevados niveles de proteína en orina, indicador de disfunción renal. (33)

Según se expresó en el curso de formación continuada del 2006 sobre Enfermedad Renal Cronica auspiciado por la Sociedad Española de Nefrología decimos que, prácticamente, el 100% de los pacientes diabéticos tipo 2 presentan Hipertension Arterial (34), y por lo tanto, la complicación usual independiente de la nefropatía diabética es la nefropatía no diabética y que su presentación mas común es la relacionada con la Hipertension Arterial, donde el término nefroesclerosis o sus sinónimos, se utilizan para referirse a la enfermedad renal que puede aparecer como complicación de la Hipertension Arterial esencial. Esta interpretación concibe al riñón como parte del sistema vascular y a la enfermedad renal vascular como una expresión más de la aterosclerosis sistémica. Concluyendo que el daño en el árbol vascular intrarrenal y la aterosclerosis sistémica parecen ser paralelos y relacionados entre sí de tal forma que, por un lado, los factores que empeoran la aterosclerosis también tendrían un efecto deletéreo sobre la progresión de la enfermedad renal. (35)



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924