Aspectos morfofisiopatologicos de la renovacion y reparacion tisular y sus evidencias clinicas
Autor: Dra. Kenia Gómez González | Publicado:  14/06/2012 | Anatomia Patologica , Otras Especialidades , Medicina Interna , Articulos | |
Aspectos morfofisiopatologicos de la renovacion y reparacion tisular y sus evidencias clinicas .1

Aspectos morfofisiopatológicos de la renovación y reparación tisular y sus evidencias clínicas.

Dr. (a) Kenia Gómez González. Especialista de primer grado en Medicina General Integral. Profesor instructor.
Dr. Yuri Álvarez Magdariaga. Especialista de primer grado en Medicina General Integral. Máster en Urgencias Médicas. Máster en Enfermedades Infecciosas. Profesor instructor.
Dra. Annie Verdecia Lavadí. Especialista de primer grado en Medicina General Integral. Profesor instructor. Máster en Atención Integral a la Mujer.

República Bolivariana de Venezuela. Misión Médica Cubana, Barrio Adentro.

PENSAMIENTO: ¨La Medicina es el arte de sanar; la Ciencia el arte de crear.” Dra. Kenia Gómez González.

DEDICATORIA

De nuestro colectivo de autores: Sirva el presente trabajo como modesta contribución a la formación y superación constante de los profesionales de la salud.
Dr. K.G.G

AGRADECIMIENTOS

Agradecimiento perenne a todos y a todas los que han contribuido con el desarrollo de este pequeño trabajo.
De nuestra parte, a todos,
MUCHAS GRACIAS.
Dr. K.G.G

ÍNDICE:

Introducción
Objetivos
Desarrollo
Conclusiones
Referencias
Bibliográficas

INTRODUCCIÓN

Para sobrevivir es esencial que el organismo sea capaz de sustituir las células lesionadas o muertas y de reparar los tejidos donde ha tenido su asiento la inflamación. Esto implica la capacidad de monitorizar su estructura y reconocer las desviaciones que pueden ocurrir a esa norma. Toda autorreparación tisular va acompañada de adaptaciones fisiológicas del organismo en un esfuerzo para mantener su integridad. Comúnmente se considera la reparación tisular en términos estrictamente morfológicos sin embargo la naturaleza ha dado la pauta que toda regeneración o reparación debe ser funcional. No solamente es la regeneración o reparación un crecimiento morfológico sino también una restauración funcional.

Existen muchas vías por las cuales los organismos vivos se autorreparan, dependiendo cada uno de ellos de su propia organización y del nivel del defecto. Sin embargo, cada una de las formas de reparación está orientada a ser la mejor manera de recobrar la función. (1)

Es conocido que los organismos constantemente están sometidos a la acción de influencias adversas, dadas por estímulos exógenos ó endógenos, distintos agentes nocivos, al tiempo que producen estragos y provocan un daño hístico ó lesión tisular, ponen en marcha diversos fenómenos que conllevan a una serie de cambios como respuesta activa de defensa en el sitio de la lesión, provocando una reacción en el tejido conjuntivo vascularizado que se denomina inflamación. Esta respuesta inflamatoria está muy relacionada con el proceso de reparación, siendo útil para destruir, atenuar o mantener localizado al agente patógeno lo que sirve no sólo para reducir los daños, sino también para que las células lesionadas supervivientes se multipliquen lo suficiente para reemplazar a las células muertas. Además, los estímulos nocivos activan a los genes que intervienen en la multiplicación celular, lo que facilita la curación y reconstrucción del tejido lesionado. (2,3)

El proceso de reparación comienza durante las fases iniciales de la inflamación y llega a término cuando ha sido neutralizado el estímulo lesivo. Durante este proceso dependiendo del órgano lesionado, el organismo es capaz de reemplazar las células dañadas o muertas sustituyéndolas por células nativas (regeneración celular), por la proliferación de tejido fibroblástico (cicatrización) o, en la mayoría de las ocasiones por una combinación de ambos procesos. (4,5)

Objetivos

General:

1. Describir las características morfofisiopatológicas de la renovación celular, así como diferencias entre regeneración y cicatrización como formas de reparación en relación con la morfología, estrechamente ligado a la lesión celular e inflamación, las consecuencias funcionales y las evidencias diagnósticas.

Específicos:

2. Describir las diferencias entre la cicatrización por primera y segunda intención atendiendo a las características morfológicas e histológicas.
3. Explicar los factores que pueden modificar el proceso de reparación y sus consecuencias patológicas de importancia médica.

DESARROLLO

Renovación celular.

La renovación o proliferación celular fisiológica es el proceso mediante el cual el organismo sustituye las células que envejecen por otras células jóvenes con iguales propiedades. Ejemplos: la producción de eritrocitos en la médula ósea y la sustitución de las células epidérmicas normalmente descamadas. A diferencia de la renovación la reparación tisular, que es la capacidad del organismo para restituir o reemplazar las células dañadas o muertas, y reparar los tejidos después de la inflamación con el fin de restablecer la continuidad anatómica y de ser posible la actividad funcional. También se ha definido a la reparación como el restablecimiento de la arquitectura y función tisular después de una lesión, que implica interacciones entre las células y la matriz extracelular (MEC).

Existen dos formas de reparación:

1) La regeneración: cuando existen tejidos capaces de reemplazar los componentes dañados y esencialmente retornar a un estado normal. Se produce a expensas de las células del parénquima del órgano lesionado.
2) La cicatrización o curación: ocurre cuando los tejidos son incapaces de un restablecimiento completo, o las estructuras de soporte del tejido han resultado dañadas. Se realiza por las células del estroma o depositando tejido conectivo (fibroso).

Antes de abordar el proceso de reparación celular y sus formas debemos explicar algunos elementos básicos del mecanismo de proliferación celular fisiológica. Entre los principales aspectos de este mecanismo podemos mencionar:

• El ciclo celular y su regulación. Recordemos que los procesos claves en la proliferación de una célula son la replicación del ADN y la mitosis; la secuencia de eventos que controlan estos dos procesos es lo que denominamos ciclo celular. Este consta de la fase 1 de crecimiento presintético (G1), la fase de síntesis de ADN(S), la fase 2 de crecimiento premitótica (G2) y la fase mitótica(M). Las células que no se están dividiendo se encuentran en parada del ciclo celular en G1 o salen del ciclo para entrar en la llamada fas G0. Cualquier estimulo que inicie la proliferación celular como la exposición a factores de crecimiento, necesita promover la transición de G0 a G1. El ciclo celular tiene múltiples controles tanto positivos como negativos, ejemplos de estos es el llamado control de calidad intrínseco que previene la replicación del ADN o mitosis de células dañadas.

• Capacidades proliferativas de las células. Las células se clasifican según su capacidad de regeneración en: lábiles, estables y permanentes. En la asignatura Morfofisiología Humana I estudiaron, que la especialización de las células determina limitaciones de multiplicación en algunos tipos de ellas.

Las células lábiles, están en el ciclo continuamente, proliferan durante toda la vida, y se multiplican para sustituir a las que envejecen. Este proceso lo realizan por maduración de la células madres y proliferación de las células maduras. Estos epitelios pueden regenerarse fácilmente después de una lesión, con la condición de que este preservada la reserva de células madres. Ejemplos, las células de la piel, las células epiteliales que recubren el sistema digestivo y respiratorio, el epitelio de transición del tracto urinario, los epitelios cuboides de los conductos de salida de los órganos exocrinos, la vagina, el cuello uterino, las trompas de Falopio, la mucosa endometrial así como las células de la médula ósea y la de los órganos linfoides y hematopoyéticos.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924