Efectos nocivos de la contaminacion ambiental sobre la embarazada
Autor: Aurelia de la Caridad Conde Williams | Publicado:  30/07/2012 | Ginecologia y Obstetricia , Medicina Preventiva y Salud Publica , Articulos | |
Efectos nocivos de la contaminacion ambiental sobre la embarazada .1

Efectos nocivos de la contaminación ambiental sobre la embarazada

MSc. Aurelia de la Caridad Conde Williams.

Objetivos:

El presente trabajo constituye un esfuerzo más en la consecución de los logros alcanzados por el sistema de salud de Cuba. Su contenido alerta en lo fundamental acerca de la vulnerabilidad de las embarazadas ante los agentes contaminantes del entorno y algunas ideas básicas para prevenir sus efectos, en interés del bienestar de nuestro pueblo.

Resumen:

La esencia de este trabajo se basa en el análisis de los efectos nocivos de la contaminación ambiental en las embarazadas, relacionando los factores que influyen en la calidad de vida con relación a los problemas ambientales, proponiendo algunas medidas que puedan contribuir a la disminución de los efectos nocivos y la morbimortalidad materno-fetal. Se han tenido en cuenta materiales bibliográficos actualizados y el protocolo de intervención Nacional Materno-Infantil. Los análisis expuestos confirman la necesidad de desarrollar acciones de prevención conjuntas entre las diversas instituciones, empresas y comunidad, con la finalidad de eliminar o disminuir los factores de riesgo ambiental adversos a la salud de las embarazadas.

Palabras clave: Contaminación, embarazadas, efectos nocivos y prevención.

Introducción:

Desde hace varias décadas, los principales problemas ambientales que afectan al planeta son bien conocidos, tanto por la comunidad científica como por el ciudadano común. Hoy en día, en mayor o en menor medida, la preocupación y el interés por una conciencia ambiental forman parte de nuestra vida cotidiana, no sólo por los efectos mediatos e inmediatos de problemas concretos, como por ejemplo: El calentamiento global, la contaminación de los ríos o la acumulación de residuos, sino por los ya evidentes efectos nocivos que estos problemas tienen en la vida de los hombres y mujeres de todo el mundo.

Dos factores principales, a mi juicio, han posibilitado no sólo una mayor conciencia ambiental en el ciudadano que ve efectivamente afectada su calidad de vida por los problemas del entorno, sino también un conocimiento más profundo y más abarcador de las causas y los efectos de estos problemas en la salud del ser humano. Estos factores son:

1) el desarrollo de nuevas áreas dentro de varias disciplinas como: La química, la física, la medicina y la biología, y la aplicación de la ciencias a los problemas de la contaminación ambiental; y

2) la nueva concepción más amplia y abarcativa del concepto de medio ambiente, que incluye no sólo el medio natural sino también el medio social, lo cual ha posibilitado la comprensión de que el deterioro de nuestro hábitat es consecuencia de una multiplicidad de factores económicos, políticos, tecnológicos, sociales y culturales, y que por tanto el problema de la contaminación ambiental debe ser abordado con un criterio perspectivo integral, que contemple el universo de estos factores con una visión no reduccionista, sino, por el contrario, sistémica y holística.

Sin embargo, los problemas ambientales adquieren distinta significación y alcance en diferentes regiones del mundo donde su influencia se manifiesta en diferentes magnitudes sobre las poblaciones o incluso sobre individuos de un mismo grupo social debido a la vulnerabilidad específica que por razones socioeconómicas, étnicas, culturales y de género determinan lo heterogéneo del mundo que habitamos. En este artículo, nos proponemos abordar esta temática para analizar cuáles son los efectos nocivos de la contaminación ambiental sobre las embarazadas.

DESARROLLO

La contaminación es la introducción de un factor externo dentro de un ambiente natural que causa inestabilidad, desorden, daño o malestar en un entorno dado, en el medio físico o en un ser vivo. (1) El contaminante, puede ser una sustancia química o energética, como sonidos, calor, o luz. El elemento contaminante, puede ser una sustancia extraña, energía, o sustancia natural. Si es de origen natural se considera contaminante cuando excede los niveles normales aceptados. Es siempre una alteración negativa del estado natural del medio, y por lo general, se genera como consecuencia de la actividad humana, ejemplo: El efecto invernadero, no así, como el caso de la contaminación por los gases que emanan de un volcán en erupción.

Para que la contaminación sea detectable, el contaminante deberá estar presente en cantidades o concentraciones suficientes que puedan provocar un desequilibrio detectable en el medio, ya sea, por simple apreciación o determinada mediante medios de detección y medición apropiados.
La proliferación de agentes contaminantes tiene relación con los altos consumos de combustibles fósiles que aumentan las posibilidades de accidentes ecológicos y por la incidencia de sus derivados como el plástico por no ser estos biodegradables y se acumulan indiscriminadamente en la tierra y el mar. Los desechos industriales generalmente son causa principal de accidentes por el bajo control de los daños que la industria ocasiona al medio ambiente.
Los agentes líquidos incluyen las aguas negras, los desechos industriales, los derrames de combustibles derivados del petróleo, los cuales dañan básicamente el agua de ríos, lagos, mares y océanos, y con ello provocan la muerte y la degradación ambiental y el aniquilamiento de múltiples especies.
Se denomina contaminación atmosférica o contaminación ambiental a la presencia de cualquier agente (físico, químico o biológico) o una combinación de varios agentes en lugares, formas y concentraciones tales que sean nocivos para la salud, para la seguridad y el bienestar de la población, o puedan ser perjudiciales para los seres vivos en general. La contaminación ambiental es también la incorporación a los cuerpos receptores de sustancias sólidas, líquidas o gaseosas o la combinación de ellas, siempre que alteren desfavorablemente las condiciones naturales de los mismos o puedan afectar la salud, la higiene y el bienestar de la población.

Clasificación de los contaminantes.

• Contaminantes no degradables: Son aquellos contaminantes que no se descomponen por procesos naturales. Por ejemplo, el plomo y el mercurio.
La mejor forma de tratar los contaminantes no degradables (y los de degradación lenta) es para evitar que se desechen al medio ambiente en vez de reciclarlos y volverlos a utilizar. Una vez que estos productos se encuentran contaminando el agua, el aire o el suelo, es necesario tratarlos, o eliminarlos, algo costoso y, a veces, imposible.

• Contaminantes de degradación lenta o persistente: Son aquellas sustancias que se introducen en el medio ambiente y que necesitan décadas o más tiempo para degradarse. Ejemplos de contaminantes de degradación lenta o persistente son el DDT y la mayor parte de los plásticos.

• Contaminantes degradables o no persistentes: Los contaminantes degradables o no persistentes se descomponen completamente o se reducen a niveles aceptables mediante procesos naturales físicos, químicos o biológicos.

• Contaminantes biodegradables: Los contaminantes químicos complejos que se descomponen (metabolizan) en compuestos químicos más sencillos por la acción de organismos vivos (generalmente bacterias especializadas) se denominan contaminantes biodegradables. Ejemplo de este tipo de contaminación son las aguas residuales humanas en un río, las que se degradan muy rápidamente por las bacterias, a no ser que los contaminantes se incorporen con mayor rapidez antes del proceso de descomposición.

Efectos.

Expertos en salud ambiental y cardiólogos de la Universidad de California del Sur acaban de demostrar por primera vez lo que hasta ahora era apenas una sospecha: La contaminación ambiental de las grandes ciudades afecta la salud cardiovascular. Se comprobó que existe una relación directa entre el aumento en la concentración de las partículas contaminantes del aire de la ciudad y el engrosamiento de la pared interna de las arterias (la llamada "íntima media"), que es un indicador comprobado de la arteriosclerosis; sin embargo, este no es el problema fundamental con respecto a Cuba, ya que nuestra capital, aunque rebasa una población de más de dos millones de habitantes, no confronta índices de contaminación ambiental como las grandes urbes.

El efecto persistente de la contaminación del aire respirado, en un proceso silencioso de años, que conduce finalmente al desarrollo de afecciones cardiovasculares agudas, como el infarto. Al inspirar partículas ambientales con un diámetro menor de 2,5 micrómetros, ingresan en las vías respiratorias más pequeñas y luego irritan las paredes arteriales. Los investigadores hallaron que por cada aumento de 10 microgramos por metro cúbico de esas partículas, la alteración de la pared íntima media de las arterias aumenta un 5,9 por ciento. El humo del tabaco y el que en general proviene del sistema de escape de los automóviles produce la misma cantidad de esas partículas. Normas estrictas de aire limpio contribuirían a una mejor salud con efectos en gran escala. Otro de los efectos es el debilitamiento de la capa de ozono, que protege a los seres vivos de la radiación ultravioleta del sol, debido a la conversión del ozono estratosférico en cloro y bromo procedentes de la contaminación.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924