Prevalencia de la Hipertension Arterial y alteraciones del peso corporal. CMF # 13. 2005-2006
Autor: Dr. Marco J. Albert Cabrera | Publicado:  13/04/2007 | Endocrinologia y Nutricion , Cardiologia | |
Prevalencia de la Hipertension Arterial y alteraciones del peso corporal.

INTRODUCCIÓN 

 

Las enfermedades cardiovasculares causan actualmente un tercio de la mortalidad mundial (1), ocasionando 5 millones de muertes en todo el mundo, principalmente en los países industrializados, ocupando desde hace más de 30 años  la primera causa de muerte en estos países y  en Cuba (2).


La Hipertensión Arterial es en estos momentos a nivel mundial el factor de riesgo de  morbimortalidad cardiovascular más común existente, su incidencia se encuentra en franco aumento fundamentalmente en las poblaciones de edades avanzadas y obesos, y su control es inadecuado en todos los países (3)


Al aumentar  la esperanza de vida y por tanto ocurrir el envejecimiento poblacional, la prevalencia de Hipertensión Arterial se incrementará en adelante a menos que se implementen amplias medidas preventivas eficaces. Recientes datos del Framinghan Hearth Study sugieren que los individuos normotensos mayores de 55 años tienen un 90 % de probabilidad de riesgo de desarrollar Hipertensión Arterial (4).


El anuario estadístico del Ministerio de Salud Pública en Cuba (MINSAP) del año 2003, estimó una  tasa  de Hipertensión Arterial de 186.5  y en Ciudad de la Habana de 186.8 por 1 000  habitantes (5). En el municipio Plaza de la Revolución, lugar  donde  se realiza nuestra investigación el 15,9 % de la población es hipertensa y  en  nuestra  área de  salud  corresponde a un 36.6% (6).


En nuestro país, existe una prevalencia de 1,5 a 2 millones de casos en mayores de 15 años, aproximadamente un 30% en zonas urbanas y 15% en zonas rurales (7),  presentando esta distribución iguales características en estudios de otros países (8).


El Programa Nacional de Prevención, Diagnóstico, Evaluación y Control de la Hipertensión Arterial de octubre del 2004 adoptó la clasificación de la hipertensión arterial publicada en el 7mo Reporte del JNC 2003, quedando establecido que para adultos de 18 años o más serán consideradas las siguientes categorías (7).

 

Categoría                                          Sistólica (mmHg)         Diastólica (mmHg)

Normal                                     Menos de 120   y         Menos de 80

Prehipertensión                               120-139                  ó              80-89

Hipertensión

    Grado 1                                        140-159                 ó               90-99   

    Grado 2                                        160 o mas             ó               100 o mas

 

Fuente: Programa Nacional de Prevención, Diagnóstico, Evaluación y Control de la Hipertensión Arterial (2004).


En el Séptimo Reporte del Comité Nacional de prevención, evaluación y tratamiento de la hipertensión arterial (JNC7) se introducen la clasificación de "prehipertensión", en contraste con la clasificación del 6 Informe del JNC (9), y señalan la necesidad de incrementar la educación de los profesionales de la salud y del público para reducir los niveles de presión arterial (PA) y prevenir el desarrollo de hipertensión Arterial. 


Un estudio de la Universidad de New Jersey en Newark, Estados Unidos, indicó que las personas con presión arterial con cifras de prehipertensión, presentan mayor riesgo de desarrollar patología cardiovascular y de tener un infarto del miocardio, además observaron mayor riesgo de pasar a hipertensión plena  en comparación con las de niveles de presión arterial más bajos (10).


En la mayoría de los pacientes, el control de la presión arterial sistólica (PAS),  es un factor de riesgo de enfermedad cardiovascular más importante que la (presión arterial diastólica (PAD)  y de más difícil control (11), excepto en los pacientes menores de 50 años (12), afectando mucho más frecuentemente a personas ancianas. Recientes ensayos clínicos han demostrado que un control efectivo de la PA se puede conseguir en la mayoría de los pacientes hipertensos, pero la mayoría precisará dos o más fármacos antihipertensivos (13).


El primer objetivo del tratamiento del hipertenso es conseguir la máxima reducción del riesgo total a largo plazo de la morbilidad y mortalidad cardiovascular. Esto requiere el tratamiento de todos los factores de riesgo reversibles identificados, incluyendo hábito de fumar, dislipidemias o diabetes, obesidad y el manejo adecuado de las condiciones clínicas asociadas, tanto como el tratamiento de la presión arterial elevada en si misma (14). El riesgo de enfermedad cardiovascular aumenta considerablemente en pacientes en los cuales coexisten Hipertensión Arterial y otros factores de riesgo (15,16).    


Estudios demuestran que cambios en el estilo de vida pueden reducir los niveles de presión arterial (15,17-22). Cambios efectivos en el estilo de vida pueden bajar la presión arterial  tanto como un tratamiento con una sola droga, combinación de 2 o más cambios en el estilo de vida pueden traer aún mejores resultados (23), reduce la necesidad de tratamiento con drogas, mejora su efectividad y reduce la necesidad de tratamiento multidroga. (15,24-25)  


Diversos estudios epidemiológicos han demostrado una estrecha relación entre la obesidad y la Hipertensión Arterial. Según datos del estudio Framinghan la obesidad justifica el 78% y el 65% de la Hipertensión Arterial esencial en hombres y mujeres respectivamente. Esta asociación varía con la edad el sexo y la raza y es más fuerte en los menores de 40 años, especialmente en varones (26). Entre otros mecanismos la hiperinsulinemia, la hiperleptinemia, la hipercolesterolemia, la disfunción renal, las alteraciones vasculares, la hiperreactividad del sistema nervioso simpático y del sistema renina angiotensina y la actividad del péptido natriurético explican la Hipertensión Arterial en el obeso (27). El estudio de Framinghan demostró que la obesidad es un factor de riesgo independiente de enfermedad cardiovascular y está asociada a la remodelación atrial y ventricular así como hipertrofias tanto concéntrica como excéntrica. (28). La extensión de la remodelación cardiaca en los pacientes obesos se incrementa con la severidad y el tiempo de duración de esta patología, y se incrementa cuando coexiste con la Hipertensión Arterial (29).


Por todo esto, y basándonos en la alta prevalencia que tienen estas patologías en la población cubana y en nuestro caso, en nuestra área de salud, es que consideramos importante que nuestros médicos dominen las alteraciones del peso corporal, así como la posibilidad de la utilización de la antropometría para poder establecer el riesgo de presentar trastornos de la tensión arterial, para que se puedan implementar políticas de salud acorde a las necesidades de nuestros pacientes, mejorando de esta manera su salud y por consiguiente su calidad de vida.

 

OBJETIVO

 

Estimar la prevalencia de hipertensión arterial, prehipertensión, obesidad y sobrepeso, para identificar la dimensión de este problema de salud en la población adulta, mayor de 20 años, del consultorio del médico de la familia (CMF) No. 13 del Policlínico Universitario Vedado.

 

MATERIAL Y MÉTODO

 

Unidad de Análisis

Esta constituida por 612 adultos mayores de 20 años del  Consultorio Médico de la Familia número 13 del Policlínico Universitario Vedado, lo cual constituyó el 88.05 % del total de adultos mayores de 20 años, el resto se encontraban dentro de los criterios de exclusión.

  

Diseño Metodológico

Se realizó un estudio observacional descriptivo de sección transversal, de base poblacional, en 612 adultos mayores de 20 años pertenecientes al Consultorio Médico de la Familia número 13 del Policlínico Universitario Vedado, del municipio Plaza de la Revolución, en el período comprendido de noviembre de 2005 a agosto de 2006.

Se estudiaron diferentes variables:

Demográficas como la edad y el sexo.

Clínicas como la tensión arterial sistólica y la tensión arterial diastólica.

Antropométricas como el peso y la talla, de los cuales se obtuvo el Índice de masa corporal.



Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado