Comportamiento de la enuresis nocturna en la atencion primaria de salud.
Autor: Dra. Yenisey Gonzalez Ruiz | Publicado:  19/04/2007 | Medicina Alternativa , Pediatria y Neonatologia , Medicina Familiar y Atencion Primaria | |
Comportamiento de la enuresis nocturna en la atencion primaria de salud.

La enuresis nocturna es, sin duda, uno de los problemas pediátricos que más alteran el equilibrio familiar. La palabra enuresis proviene del termino griego enourein, que viene sencillamente a significar:” vaciar la vejiga” 1, de manera que ello condiciona pese a todo, un juicio interpretativo demasiado amplio y ambiguo. En el ámbito de la atención primaria interesa, por encima de cualquier otro tipo y máxime para cumplir con el objetivo de su tratamiento, la enuresis monosintomática o enuresis nocturna primaria la que puede definirse como la emisión involuntaria de orina al menos dos noches por mes 2, 3 a partir de los cinco años de edad 1, 2, 4, límite establecido para la obtención del control vesical en ausencia de defectos congénitos o adquiridos del tracto urinario.

Aunque es conocido que la enuresis frecuentemente se detiene de forma espontánea, produce tensiones emocionales y autoestima pobre. Afecta alrededor del 15 al 20% 1, 3, 4, 5 de los niños mayores de cinco años, pero el problema va desapareciendo cuando el niño se aproxima a la pubertad, a menudo les ha ocurrido a uno de los padres 1, 6, 7.

La enuresis infantil nocturna es un trastorno que ha preocupado mucho a la sociedad desde tiempos muy remotos. Si bien no se conoce con exactitud cuando la alteración miccional comenzó a ser considerada como un ” verdadero problema médico”, parece ser que la primera huella escrita esta incluida en el papiro de Ebers, 1500 AC, en donde ya se proponía una intervención terapéutica con bayas de junípero, ciprés y cerveza.1 Egino de Constantinopla en el año 600 aseguraba que la enuresis” era una brusca relajación del cuello de la vejiga y, por lo tanto, lo mas adecuado era hacerle beber al niño un vaso de vino templado, antes de acostarse”8. Aristóteles, quizás adelantándose a investigaciones de nuestro siglo, explicaba que la micción involuntaria nocturna infantil era la causa natural de un “sueño demasiado profundo” 9. A lo largo de la historia han sido muchos y muy desafortunados los tratamientos empleados, de suerte que el niño, cuando no era maltratado, era estúpidamente ridiculizado.

La historia siempre es fiel reflejo de las preocupaciones de la sociedad, y la enuresis debió perturbar en demasía si para su tratamiento se emplearon tantas técnicas basadas sobre todo en la magia y el curanderismo. Por fortuna, la medicina actual ha conseguido profundizar bastante en las causas de una alteración que curiosamente todavía produce algún desconcierto.

Antes de una intervención terapéutica, sea de contenido psicológico, farmacológico o solo para modelar los estilos de vida del niño en relación sobre todo a sus micciones, es preciso conocer de la mejor manera posible cuál es la actitud del protagonista ante su problema de “mojar las sábanas” 2, 10 y la repercusión que la enuresis desencadena dentro de un hogar en concreto y la respuesta de los padres ante tal situación.11, 12,13 No es lo mismo un núcleo familiar unido y dispuesto a colaborar con el médico y el niño, que unos padres intransigentes que culpabilicen al hijo de la situación y lo menosprecian al compararlo con sus hermanos que ya controlan perfectamente la vejiga.

Observando las fallas presentes en la efectividad del tratamiento convencional, las complicaciones que se presentan y conociendo la efectividad de las flores de Bach con su mínimo de complicaciones nos vemos motivados a preguntarnos: ¿Las flores de Bach serán efectivas en el tratamiento de la enuresis nocturna primaria en los niños?
Las flores de Bach son efectivas en el tratamiento de la enuresis nocturna primaria.

Objetivos:

1. Identificar en los pacientes estudiados los factores psicosociales relacionados a la enuresis.
2. Valorar la efectividad de la terapia floral en el tratamiento de la enuresis nocturna primaria.

Material y Método:

Se realizó una investigación experimental que estudio a un grupo de pacientes con enuresis nocturna primaria. Se estudiaron 64 niños entre seis y catorce años que presentan este diagnóstico, pertenecientes al área de salud del municipio Ranchuelo durante el período comprendido desde Enero 2005 hasta Octubre 2005. Se realizó un listado por edad y dentro de la misma edad por orden alfabético y creamos un grupo estudio y un grupo control de 32 niños cada uno.

Para la investigación se tuvieron en cuenta criterios de inclusión y criterios de exclusión.

Criterios de inclusión:
• La autorización de los familiares del paciente para formar parte de la investigación.
• Niños entre los seis y catorce años que presentaban al menos dos episodios al mes de emisión de orina durante el sueño.

Criterios de exclusión:
• Los niños que presentaban antecedentes patológicos personales de trastornos orgánicos que expliquen la enuresis.
• Los que estaban con otros tipos de tratamiento.
• Negación a continuar con el tratamiento impuesto.

Ambos grupos de niños se trataron con las sugerencias generales que aparecen en el anexo 1 de nuestro trabajo, así como con terapia de alarma o sea, llamar al niño a la misma hora aproximadamente después de que se duerma para que orine cerciorándose de que el niño este bien despierto para que así obtenga el hábito correspondiente. A los niños del grupo estudio se les administro además la terapia floral teniendo en cuenta las características individuales del niño para la elección de las esencias, tomando en consideración la capacidad de este sistema floral de conducirnos a la purificación física, que en la enuresis va a regular el mecanismo de los líquidos del cuerpo. Además las flores nos conducen a la purificación mental que en los niños con enuresis se encuentra bloqueada.

Para la recopilación de la información y el diagnóstico inicial de la enuresis monosintomática se utilizó la entrevista semiestructurada a los padres y los criterios imprescindibles para el diagnóstico de la enuresis nocturna monosintomática. Ver anexo 2. Se realizó una primera consulta de conjunto con el Pediatra del área y además se le realizó parcial de orina y ultrasonido renal a todos los niños buscando causas de enuresis secundaria. Ambos grupos de niños fueron atendidos periódicamente en consultas mensuales para evaluar los resultados del tratamiento.

La formula que se administro por vía sublingual se preparó en un frasco de cristal color ámbar (previamente esterilizado). Se vierten en el frasco 30 ml de vehículo hidroalcohólico y posteriormente se le agregaron dos gotas de cada esencia floral y se le agito el frasco. La administración de las gotas se realizó por el tutor del niño o la maestra del mismo cada tres horas desde que se levante hasta que se acuesta por un período de seis meses.

Consideraciones de bioética médica: Todas las exploraciones clínicas, de laboratorio, imagenológicas o de otra índole se realizaron previa información a los padres o tutores de los niños y con su consentimiento informado (ver anexo 3).La privacidad del paciente y su familia fue debidamente respetada y la identidad de toda la información que se recolecto con la investigación fue solo del conocimiento de los integrantes de equipo investigativo.



Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado