Implicaciones filosoficas de la calidad de vida en pacientes con enfermedad renal cronica
Autor: Dra. Nery Eulalia Jorge Cruz | Publicado:  10/05/2007 | Nefrologia | |
Implicaciones filosoficas de la calidad de vida en pacientes con enfermedad renal cronica 6.

Características de la calidad de vida:


- Concepto subjetivo:

Cada ser humano tiene su concepto propio sobre la vida y sobre la calidad de vida, la felicidad.
- Concepto universal:
Las dimensiones de la calidad de vida son valores comunes en las diversas culturas.
- Concepto holístico:
La calidad de vida incluye todos los aspectos de la vida, repartidos en las tres dimensiones de la calidad de vida, según explica el modelo biopsicosocial. El ser humano es un todo.
- Concepto dinámico:
Dentro de cada persona, la calidad de vida cambia en periodos cortos de tiempo: unas veces somos más felices y otras menos.
- Interdependencia:
Los aspectos o dimensiones de la vida están interrelacionados, de tal manera que cuando una persona se encuentra mal físicamente o está enferma, le repercute en los aspectos afectivos o psicológicos y sociales18

En salud pública y en medicina, el concepto de calidad de vida relacionada con la salud se refiere a la manera como una persona o grupo de personas percibe su salud física y mental con el pasar del tiempo. A menudo los médicos han utilizado el concepto de calidad de vida relacionada con la salud (HRQOL, por sus siglas en inglés) para medir los efectos de las enfermedades crónicas en sus pacientes a fin de comprender mejor de qué manera una enfermedad interfiere en la vida cotidiana de una persona. Asimismo, los profesionales de la salud pública utilizan este concepto para medir los efectos de numerosos trastornos, discapacidades de poca y mucha duración y enfermedades en diferentes poblaciones. El seguimiento de la calidad de vida relacionada con la salud en diferentes poblaciones puede permitir la identificación de subgrupos que tienen una salud física o mental delicada y ayudar a orientar las políticas o las intervenciones para mejorar su salud.19

En pacientes con insuficiencia renal crónica terminal, al igual que con otras enfermedades crónicas, son muchos los aspectos de la vida del paciente que se alteran con la enfermedad renal y su tratamiento, limitando su vida directa o indirectamente. Estos pacientes pueden presentar síntomas que interfieren con su capacidad física, su movilidad y flexibilidad, con su vida personal y profesional; es relativamente común la interferencia de estos síntomas con funciones sociales y personales, incluyendo conflicto matrimonial, disfunción sexual, y estrés psicológico. Todos estos síntomas, afecciones comorbidas y tratamientos en el curso de la enfermedad requieren una valoración en detalle de la Calidad de Vida para entender el impacto de las intervenciones sobre el bienestar general del paciente20

Sus vidas suelen ser normales en apariencia, sufriendo simplemente las mencionadas limitaciones en el campo escolar, laboral, social, y sobre todo en el familiar, debido sobre manera a los rigurosos regímenes de comida y las horas de dedicación a su gran amiga la ¨máquina¨ ésta a pesar que les permite seguir viviendo, corroe progresivamente su organismo llegando a hacer de ellos un catálogo de diversas enfermedades a cual de ellas mas peligrosa.

Como la mayoría de las enfermedades, ésta no respeta diferencia de edad, sexo, raza o personalidad, ni lógicamente posición social; entre quienes la padecen, igualmente encontraremos a un obrero sin calificar, que el abuelo/a de un alto ejecutivo o empresario; hay doctores que también la padecen.

El número de pacientes con IRCT tratados mediante hemodiálisis (H.D.) ha experimentado un significativo aumento en el mundo, reflejando las tendencias de naciones más desarrolladas. Así, en Chile la tasa de pacientes tratados ha cambiado, desde 12,7 personas por millón de habitantes en 1980, a 18,3 personas por millón de habitantes en 1992, haciendo la H.D. accesible a pacientes que no son candidatos a transplante renal y que tienen en ésta la única y definitiva forma de tratamiento (Poblete, 1999). Aunque no cabe duda que la H.D. sea efectiva para prolongar la vida del paciente con Nefropatía, existe una controversia considerable respecto a la calidad de esta sobrevida, más aún cuando nuevas modalidades de diálisis se han centrado en los potenciales beneficios que ellas ofrecen para mejorar la calidad de vida de los pacientes (Ureña y col., 1997).

Según estadísticas, en nuestro país son diagnosticados anualmente de insuficiencia renal crónica entre 100 y 120 personas por cada millón de habitantes, y más del 30% pasa a la fase terminal, es decir, necesitan métodos sustitutivos para continuar viviendo. Estos son la diálisis peritoneal y la hemodiálisis, etapa en la cual muchos esperan un trasplante 21

Con el tratamiento de hemodiálisis, alargamos la vida del enfermo, pero la persona no sólo necesita ¨no morirse¨, sino que además, es importante que pueda llevar una vida digna de acuerdo con sus aspiraciones.22

Mundialmente existen programas encaminados a mejorar la calidad de vida de los enfermos renales crónicos, las más de ellas directamente relacionadas con el paciente enfermo y otras dirigidas al diagnóstico precoz de estas enfermedades.

Cambios en la vida del paciente hemodializado:
Cuando a un paciente con Enfermedad renal crónica y a sus familiares el médico les informa que están en fase terminal y deben comenzar a prepararse para el tratamiento hemodialítico, esto representa un cambio total en su  vida, en su autoestima, en su psiquis además según la edad que tenga, esta enfermedad le ocasiona otros tipos de trastornos en su vida.

En los jóvenes que tengan además de los problemas laborales que les causan estas sesiones, al igual que a los mayores, hemos de tener en cuenta, por intervenir los riñones en la producción de hormonas sexuales, entre otras cosas, suelen también plantearse trastornos como la impotencia, la esterilidad y la disminución del apetito sexual.

Es esta una de las muchas causas que le preocupan, siendo terminante en los estados depresivos tan frecuentes, en las personas que deben vivir conectadas al riñón artificial.

Otras alternativas para la insuficiencia renal: Para efectuar la hemodiálisis, el paciente debe asistir tres veces por semana a sesiones de aproximadamente tres horas cada una. No todos los enfermos renales tienen esta misma opción. Existen otros que por distintas circunstancias, entre éstas la distancia que hay entre sus residencias y la capital, deben someterse a la segunda que es la diálisis peritoneal continua ambulatoria, la cual les evita asistir semanalmente a los centros de hemodiálisis, Lo importante de este método es que a través de una capacitación los enfermos y sus familiares pueden efectuarlo en sus hogares y así únicamente asisten a los centros de hemodiálisis una vez por mes.

No obstante, para los enfermos renales ya existe una nueva tecnología que podría mejorar su calidad de vida. “Es una máquina que se puede conectar en la casa durante la noche y hace la diálisis”, anuncia Silva.23  

Asociaciones a nivel mundial:
Muchas son las alternativas que busca la sociedad para mantener y preservar una mejor calidad de vida en los enfermos renales crónicos, existen a nivel mundial programas encaminados  a la ayuda de pacientes de bajos recursos económicos y que necesitan para vivir de una maquinaria o de un trasplante de riñón, pero tambien existen programas en países desarrollados donde se asocian estos enfermos como ACODERE, A.I.R.C., CDC, ALCER, 24,25,26,27



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924