Trombolisis e infarto agudo del miocardio en la Atencion Primaria de Salud
Autor: Dra. Martha Esther Larrea Fabra | Publicado:  14/01/2008 | Cardiologia | |
Trombolisis e infarto agudo del miocardio en la Atencion Primaria de Salud.4

Absolutas

-          Sangramiento activo de cualquier localización

-          Disección aortica

-          Embarazo

-          Hemorragia digestiva o renal de  menos de un mes

-          Accidente cerebrovascular hemorrágico de por vida

-          AVE isquémico  de menos de 6 meses

-          Tumor o fístula intracraneal

-          Trauma o cirugía de cráneo

-          Cirugía mayor o litotricia  de menos de 14 días

-          hipertensión arterial (HTA) mayor  de 210/110 no controlada

-          Punción de un vaso no compresible

 

Relativas

-          hipertensión arterial (HTA).

-          Úlcera gástrica activa.

-          Neoplasias.

-          Insuficiencia hepática o renal.

-          Puerperio.

-          Pericarditis. 

-          Tratamiento retiniano con láser.

-          Tratamiento de reanimación cardiopulmonar (RCP) prolongada.

-          Trastorno de la coagulación o tratamiento anticoagulante.

-          Alergia a la estreptoquinasa.

-          Múltiples punciones.

-          Cirugía menor.

-          Extracción dentaria de menos de 7 días de evolución.

-          Cirugía mayor entre 14 días y tres meses.

-          Uso de estreptoquinasa  en los últimos 6 meses.

-          Accidente cerebrovascular no hemorrágico de más de 6 meses de evolución.

 

Dentro de este grupo también se incluyeron los pacientes que con diagnóstico clínico de infarto agudo de miocardio (IMA o IAM) tuvieron una muerte precoz, reacciones adversas importantes  e inestabilidad hemodinámica así como  los que no cumplían los criterios de inclusión:

-          Edad entre 18 y 80 años.

-          Cumplir con los criterios diagnósticos.

-          Consentimiento del paciente.

-          Dolor típico o atípico que no cede con nitroglicerina sublingual y cambios descritos en el electrocardiograma.

 

Para conocer el intervalo transcurrido entre la instalación del cuadro clínico y el inicio del tratamiento trombolítico (intervalo dolor –aguja) se realizó la  escala siguiente de tiempo:

  • Menor de 60 minutos     (menos de 1 hora)
  • De 60  a 180 minutos     (de 1 a 3 horas)
  • De 181 a 360 minutos    (más de 3  a 6 horas)
  • Mayor  de  360 minutos  (mayor de 6 horas)

 

Ética

 

Cualquier tipo de investigación que se realice debe considerar los aspectos éticos y jurídicos, así como sopesar cuidadosamente el posible perjuicio que pueda acarrear, en contraste, con el bien que al final se obtenga de la misma. Todos los pacientes participantes en el estudio proporcionaron su consentimiento informado para su inclusión en el estudio.

 

Técnicas y procedimientos.

 

Las técnicas y procedimientos utilizados para la obtención de información incluyeron: creación de base de datos en Access con los resultados tomados de las historias clínicas y revisión de bibliografía sobre el tema. Para el análisis estadístico se utilizaron gráficos y tablas para la mejor comprensión, análisis y discusión de los resultados.

 

Análisis y Discusión de los Resultados

 

Tabla 1: Distribución de individuos según diagnóstico de infarto agudo de miocardio (IMA o IAM) y aplicación de trombolisis. Policlínico Antonio Guiteras. Ciudad Habana. 2003-2006

 

trombolisis_infarto_miocardio/distribucion_sexo_IAM_trombolisis

  

Fuente: Historias clínicas

 

Al distribuir los individuos según diagnostico de infarto agudo de miocardio (IMA o IAM) y aplicación de la terapia trombolítica nos percatamos que fueron atendidos con diagnostico de infarto agudo del miocardio un  número significativamente mayor de hombres para un 68,5 % (48 pacientes) contra solo  un 31,4 % de féminas (22 mujeres). (Ver anexo 2, al final del artículo)

 

Al analizar los individuos según aplicación de la terapia trombolítica o no, se obtuvo un predominio de los pacientes trombolisados para un 57,1% (40 pacientes) contra un 42,9 % de no trombolisados (30 individuos) predominando en estos los individuos del sexo masculino, comportamiento esperado teniendo en cuenta que el 68,5 % de los infartados pertenecían a este género. (Ver Tabla 1)

 

El infarto agudo del miocárdico es una eventualidad grave y frecuente en Cuba, en especial cuando por la prevalencia de hipertensión arterial tenemos casi dos millones de hipertensos, sin contar los pacientes con otras afecciones que lo favorecen. (22) El uso de la Estreptoquinasa recombinante en las doce horas iniciales a su instalación decide en gran medida sobre la supervivencia del paciente. Las cifras de uso de la enzima están aún por debajo del 60% en el país, cuando internacionalmente se acepta que entre un 75% a un 70% es posible aplicarla (se descartan los alérgicos y otras contraindicaciones) la comparación de una mortalidad de un 14% si no se usa a un 5% si se usa (como promedios nacionales) es bien evidente. (22) .En nuestra casuística pudimos observar que el porciento de pacientes con infartos agudos de miocardio (IMA o IAM) trombolisados no se acerca siquiera a la media aceptada internacionalmente (entre un 75 % a un 70 %). Las principales causas de exclusión del tratamiento trombolítico se exponen a continuación en la tabla 2. 



Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado