Caracterizacion de valores etico-profesionales en estudiantes del Programa de Formacion de Medicina Integral Comunitaria durante la practica docente
Autor: Lic. Michel Caballero Pernas | Publicado:  21/10/2010 | Formacion en Ciencias de la Salud , Etica, Bioetica. Etica medica. Etica en Enfermeria | |
Valores etico-profesionales estudiantes Medicina Integral Comunitaria practica docente .1

Caracterización de valores ético profesionales en estudiantes del Programa de Formación de Medicina Integral Comunitaria durante la práctica docente. Consultorio Médico Popular Bolívar 1. ASIC. La Chamarreta. 2010.

Lic. Michel Caballero Pernas.

Resumen.

En el presente trabajo pretendemos mostrar la importancia del diplomado de Educación Médica Superior en el desarrollo del proceso docente metodológico en la Formación de valores éticos profesionales en los que se centro este trabajo de diploma, relacionado con la: responsabilidad, humanismo, honestidad, dignidad, sensibilidad, solidaridad, cortesía, modestia y laboriosidad en los estudiantes del programa de Medicina Integral Comunitaria para la actividad práctica docente-asistencial en el consultorio Bolívar 1 de la ASIC La Chamarreta. Quizás como nunca antes, el tema de los valores cobra hoy una importancia capital para los destinos del género humano. Se trata de una relevancia no sólo teórica sino, sobre todo, práctica y precisamente los estudiantes desde sus inicios materializan la vinculación teoría-práctica siendo de vital importancia el conocimiento de los valores profesionales durante su formación académica.

El objetivo del trabajo es la caracterización de los valores ético profesionales de los estudiantes de Medicina Integral Comunitaria durante la práctica docente en el consultorio popular del área de salud. Se aplicó como instrumento para evaluar el nivel de conocimiento de los valores éticos la observación, durante la técnica de lluvias de ideas, se tuvo como resultados durante la técnica individual que los valores humanismo, sensibilidad y solidaridad están siendo asumidos por los estudiantes en su totalidad para un 100%; es de destacar que el valor modestia no fue señalado por ningún estudiante; estos resultados coincidieron con los resultados a nivel de los 7 estudiantes al ser aplicada la técnica grupal.

Introducción.

Se ha esforzado en la formación de recursos humanos con un elevado nivel de desarrollo de valores morales, enmarcado en un proceso social que permite formar un profesional responsable y con un elevado desarrollo del sentido del deber. Los estudiantes se forman en un ambiente en el que interactúan con Las tendencias actuales en la educación se destacan las concepciones basadas en la integración de la enseñanza; que comienza a desarrollarse a partir de la segunda década de este siglo en algunos países como Francia, Norteamérica, Alemania y en la antigua Unión Soviética, con los llamados métodos globalizadores. Éstos adquieren mayor desarrollo después de la II Guerra Mundial, se extienden a otros países y se aplican cada vez más en la educación superior de las ciencias médicas con diferentes variantes. 1

La concepción de los planes y programas de estudios integrados es un proceso dialéctico que refleja la necesidad histórica de la educación, de sintetizar los contenidos de enseñanza y lograr mayor integración de los conocimientos, sobre la base de los aspectos esenciales que permitan a los alumnos un aprendizaje más fácil y eficaz. 1

La Universidad del Tercer Milenio está llamada a ser la institución creadora de conciencia, en la que todos sus procesos se integren, enriqueciéndose mutuamente, y se apliquen a la búsqueda de soluciones para los problemas de la sociedad y de las naciones. En su nueva visión de la educación superior, la UNESCO señala la pertinencia como uno de los tres aspectos claves que determinan su posición estratégica en la sociedad contemporánea y su funcionamiento interno; entendida como tal el papel de la educación superior como sistema y el de cada una de sus instituciones hacia la sociedad y en función de las expectativas de ésta, respecto a la educación superior. Además, señala que no basta la pertinencia, sino que también se requiere que sea de mejor calidad, con una proyección multidimensional que impacte la misión de las instituciones de educación superior con una nueva visión de universidad preactiva. Entre las acciones que recomienda la UNESCO dentro del Marco de Acción Prioritaria para el Cambio y el Desarrollo de la Educación Superior, se plantea la necesidad de la cooperación internacional como única vía para disminuir la brecha entre los países ricos y pobres. 2

El reconocimiento del carácter activo del estudiante en la construcción de sus conocimientos y valores en el proceso de enseñanza-aprendizaje es un reclamo de las tendencias pedagógicas contemporáneas; sin embargo, la naturaleza y límites de las funciones y relaciones del profesor y el estudiante en el proceso de enseñanza-aprendizaje son entendidas de diferente manera según las concepciones pedagógicas en que se sustente la práctica educativa. 2.

Teniendo en cuenta que las concepciones pedagógicas actuales abogan por un carácter participativo de la enseñanza donde el estudiante asume un papel cada vez más protagónico en la conducción de su aprendizaje y donde el profesor deja de ser la figura autoritaria que impone el conocimiento y decide qué y cómo aprender, se ha hecho muy común en los últimos años escuchar la expresión: “el profesor es un facilitador del aprendizaje”. 2

Sin embargo no todos los que utilizan esta expresión queriendo significar con ella el papel orientador, flexible, que asume el profesor en la dirección del proceso de enseñanza-aprendizaje, están conscientes que su utilización implica un compromiso con una determinada concepción de enseñanza y aprendizaje: la Pedagogía no directiva. 2

En el orden pedagógico la educación y, en particular, la escuela y el profesor, tienen un papel rector en el sistema de influencias sociales que estimulan la formación y desarrollo de la personalidad del estudiante, por tanto, la función del profesor no puede ser solo la de facilitar la libre expresión de las potencialidades “que trae” el estudiante, sino además la de diseñar situaciones de aprendizaje que planteen retos al estudiante para que en el proceso de solución de las tareas de aprendizaje, en condiciones de interacción social, puedan formar y desarrollar las potencialidades que le permitan alcanzar la condición de sujetos de su actuación. 2

El profesor por su formación profesional es la persona capaz de conducir, guiar científicamente el proceso de aprendizaje del estudiante hacia niveles superiores de desarrollo en la medida que cree los espacios de aprendizaje que propicien la formación de niveles cualitativamente superiores de actuación del estudiante. En esta concepción el profesor no es un facilitador sino un orientador del aprendizaje. 3
El enfoque Histórico-Cultural permite comprender la necesaria unidad dialéctica entre la directividad y la no directividad del proceso de enseñanza-aprendizaje toda vez que reconoce la importancia de desarrollar la independencia y autonomía del estudiante en el proceso de su aprendizaje bajo la orientación del profesor, quien lo guía al plantearle tareas que estimulen la construcción de conocimientos, habilidades y motivos de actuación que lo conducen a su desarrollo personal. 3

La formación y desarrollo de valores constituye también un objetivo esencial en la educación médica superior. A ella se dedica atención especial en los diferentes niveles de enseñanza a través de la concepción e instrumentación de proyectos educativos en los que el profesor ocupa un papel rector en el sistema de influencias que propician la formación y desarrollo de valores en los estudiantes. 3

Hoy en día las universidades tienen un gran reto para garantizar la integralidad en el desarrollo de la labor educativa, pues no se debe ubicar en un primer plano la formación y desarrollo de conocimientos, hábitos y habilidades en los estudiantes, sino también los valores como componente clave de la personalidad; siendo vital para el logro de este empeño instrumentar las vías que permitan preparar un profesional revolucionario de estos tiempos: instruido, educado, desarrollado de forma armónica y acorde a su nivel científico y técnico. 3

Si se trata de un egresado de la carrera de Medicina debe ser un genuino representante de los principios de la Ética Médica, y por tanto debe haber asimilado e interiorizado los valores y cualidades morales de la profesión, que le permitan cumplir con esos principios porque lo siente como necesidad y no porque esté normado; máxime en los momentos actuales donde los avances de la ciencia y la técnica van perfeccionando cada vez más la actividad médica y se requiere de un equilibrio entre las nuevas tecnologías y el carácter humanista de la profesión. 4



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924