Comportamiento de pacientes con apendicitis aguda intervenidos quirurgicamente
Autor: Dra. Daimi Ricardo Martínez | Publicado:  5/05/2010 | Cirugia General y Digestiva | |
Comportamiento de pacientes con apendicitis aguda intervenidos quirurgicamente .1

Comportamiento de pacientes con apendicitis aguda intervenidos quirúrgicamente. Centro de Salud Integral “María G. Guerrero Ramos.” Septiembre 2007- Febrero 2010. Venezuela.

Dra. Daimi Ricardo Martínez. Especialista de Primer Grado en Cirugía General. Instructor. Master en Urgencias Médicas.
Dr. Manuel de Jesús Pérez Suárez. Especialista de Segundo Grado en Cirugía General. Profesor Auxiliar. Master en Urgencias Médicas.
Dr. Emilio de Jesús Pérez Profet. Especialista de Segundo Grado en Cirugía General. Asistente.
Dra. Carmen María Pérez Suárez. Especialista de Segundo Grado en Cirugía General. Asistente.
Dr. Osmar Eduardo Sosa del Toro. Especialista de Segundo Grado en Cirugía General. Asistente. Master en Urgencias Médicas.

Resumen.

Se realizó un estudio descriptivo, transversal y de carácter prospectivo, para evaluar el comportamiento en los pacientes con Apendicitis Aguda intervenidos quirúrgicamente en el Centro de Salud Integral “María G. Guerrero Ramos en el período de tiempo comprendido del 27 de Septiembre de 2007 al 28 de febrero de 2010, ambos inclusive El universo estuvo constituido por 83 pacientes. La Apendicitis Aguda constituyó el 4.91% del total de ingresos urgentes en nuestro servicio. El sexo masculino con 50 pacientes predominó sobre el femenino. Las edades entre 31 y 40 años con 33 pacientes para el sexo femenino y entre 17 y 31 años con 25 para el masculino las más frecuentes. El cuadro típico de apendicitis aguda en 68 pacientes resulto el más encontrado. La Hipertensión Arterial diagnosticada en 5 pacientes la enfermedad asociada más frecuente.

Más de la mitad de los pacientes acudieron con más de 24 horas de evolución de la enfermedad. La apendicitis supurada y la gangrenosa en 21 y 20 pacientes resultaron las más diagnosticadas desde el punto de vista macroscópico en el acto operatorio. La infección de la herida quirúrgica con 3 pacientes la principal complicación de la serie. Se realizó el tratamiento quirúrgico al 100% de nuestros pacientes, siendo la apendicetomía en 65 pacientes la principal técnica quirúrgica empleada. Una pacientes de nuestra serie falleció y resultó necesario reintervenir 4 pacientes.

Se revisa la literatura, se compara con nuestros resultados y ofrecemos conclusiones.

Introducción.

Hay documentos en la literatura médica donde se describen procesos abdominales agudos desde la época de Hipócrates; existen además en la primera mitad del siglo XVIII informes sobre enfermedades abdominales intervenidas de urgencia por cirujanos de la época, pero no es hasta finales del pasado siglo cuando John B Deaver (1855-1931) profesor de cirugía de la Universidad de Pennsylvania y cirujano del Hospital Lankenau de Filadelphia introdujo en la literatura médica el término abdomen agudo. Dicha expresión aunque abstracta está completamente difundida en todo el mundo y los médicos la emplean para calificar "Cualquier afección aguda de la cavidad abdominal que necesita tratamiento urgente, en ocasiones médico pero la mayoría de las veces quirúrgico en cuyo caso se denomina abdomen agudo quirúrgico. (1)

Esta denominación la empleó Deaver para sintetizar las manifestaciones clínicas graves de diferentes procesos abdominales quien además añadió:”en los casos de abdomen agudo debe pensarse en el apéndice, antes, ahora y siempre.” (2)

En 1921 Zachary COPE publica su clásico manuscrito sobre abdomen agudo, que se inscribe en los anales de la historia como un trabajo clásico sobre las enfermedades que lo producen; desde entonces la introducción de los antibióticos durante y después de la Segunda Guerra Mundial, el conocimiento de la respuesta metabólica del operado a finales de la década del 40, el dominio del balance hídrico y electrolítico en la década del 50, el monitoraje del sistema cardiovascular a finales del 60 y el uso de la alimentación parenteral más recientemente, ha contribuido a salvar muchos enfermos operados de abdomen agudo. Sin embargo el diagnóstico del mismo no ha podido ser sustituido por una buena anamnesis y un cuidadoso examen físico. Los análisis de sangre y de orina, los estudios radiográficos y recientemente la ultrasonografía, tomografía computadorizada y resonancia magnética, han servido para eliminar muchas enfermedades que simulaban un abdomen agudo. No obstante a pesar del desarrollo tecnológico expuesto, existen estudios automatizados que informan que todavía escapan al diagnóstico diferentes procesos abdominales, de aquí que tenga validez en cierta forma, la clasificación de síndromes con la connotación que la emplean los anglosajones. (1,2)

Este síndrome clínico caracterizado por dolor abdominal asociado a otros síntomas y signos puede constituir el abdomen agudo quirúrgico, que requiere una laparotomía de urgencia. Puede simularse por otras enfermedades fuera de la cavidad y por otros procesos agudos del abdomen que generalmente no requieren tratamiento quirúrgico de urgencia. La decisión que tomará el médico al examinar el paciente debe ser rápida pero no precipitada y se formulará las siguientes preguntas. ¿Es inmediata la operación? ¿Debe el enfermo observarse por un período mayor? o es ¿una afección de naturaleza médica? (1,2)

La apendicitis aguda es la inflamación aguda de éste órgano, producida por la obstrucción de la luz del mismo e infectada por gérmenes del colon. El primero que llamó a este órgano con su nombre actual fue Vidus Vidus en 1561.

Historia: Desde 1561 se recogían reportes de supuraciones fatales de la región cecal que eran denominadas peritiflitis. En 1736 Amiyand, extirpó un apéndice perforado e inflamado en el interior de un saco herniario. El primero que describió el cuadro clínico de una apendicitis aguda fue Reginald Fitz, profesor de Anatomía Patológica de Harvard, más tarde McBurney describió los síntomas tempranos de esa afección y que con ligeras variantes son los mismos que se estudian hoy en día.

En Cuba, el Dr. J.R. Bueno operó en 1892 dos abscesos de la fosa ilíaca derecha y en 1899 el Dr. Julio Ortiz drenó un nuevo absceso sin poder extraer el apéndice de la cavidad. En 1900 el Dr. Enrique Fortún realizó la apendicetomía. La apendicitis aguda según se refiere en la mayoría de la bibliografía consultada es la afección quirúrgica que con mayor frecuencia se diagnostica y se tratan de todos los abdómenes agudos que se presenta en los diferentes centros asistenciales, independientemente de la edad, sexo y raza. (2)

Esta entidad afecta al 6% de la población general, está descrita una incidencia anual de 1,33 casos por 1000 hombres y de 0,09% casos por 1000 mujeres (3,4). Afecta ambos sexos con una proporción hombre-mujer según diferentes autores de 2:1 y 3:2 con un pico máximo entre los 10 y los 30 años debido a que en esta edad hay una hiperplasia fisiológica de los folículos linfoides lo cual puede producir la obstrucción de la luz del órgano, es rara en los ancianos debido a la atrofia de estos folículos. La relación hombre-mujer se equilibra posterior a los 35 años. (5-9) La apendicitis es escasa en menores de 2 años debido a que la base de la misma es más ancha que en el adulto, con una mortalidad actual de 4 decesos por millón de pacientes (10-13). Por lo tanto su diagnóstico debe considerarse en todo paciente con dolor abdominal o peritonismo.

La apendicitis aguda es una enfermedad de resolución quirúrgica muy frecuente en nuestro medio que depende del diagnóstico clínico por excelencia y que la demora en el mismo está asociada a la aparición de complicaciones de la enfermedad. (2)

Diferentes estudios se refieren a la morbilidad y mortalidad por la enfermedad, las que son más frecuentes en los extremos de la vida, se reportan tasas muy variables para cada una, conociéndose tasas de mortalidad del 0.68% en apendicitis focal aguda y del 10 y 29% en peritonitis focal y difusa respectivamente según estudios: (14,15)

Otros reportan tasas de mortalidad del 0.12% en el grupo de apendicitis sin perforación y del 1.18% en el grupo con perforación. Es bien conocido entonces que el diagnóstico temprano y su tratamiento oportuno en apendicitis aguda disminuyen el riesgo de complicaciones muchas veces fatales. (16)

En Venezuela con el triunfo de la Revolución Bolivariana han ocurrido una series de cambios donde una de las prioridades fundamentales ha sido el desarrollo de la salud de la población y dentro de ellas la Atención Primaria juega un papel importante con la colaboración médica cubana y la introducción de los subsistemas de emergencias, que siempre tienen como directrices y propósitos, elevar la calidad de la atención médica. (17)

La política de salud muestra en el momento actual dos orientaciones diferentes, en primer lugar se mantienen la mayor parte de los programas tradicionales del sector orientados a mejorar la atención a ciertos grupos poblacionales con necesidades específicas, desde la red de atención primaria o la red hospitalaria; en segundo lugar, se ha creado una estrategia novedosa de atención de salud que pretende acercar la atención médica a la población de barrios y áreas rurales, para aumentar la calidad de vida con un servicio de salud permanente. (17)



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924