Perfil antropometrico de escolares deportistas y no deportistas en dos escuelas primarias
Autor: Lic. Aileen Alfonso Pérez | Publicado:  30/08/2010 | Medicina del Deporte , Pediatria y Neonatologia | |
Perfil antropometrico de escolares deportistas y no deportistas en dos escuelas primarias .3

Se entiende por estado de nutrición la expresión en una variable dada del estado fisiológico resultante de la disponibilidad de nutrientes por la célula. Cuando los cambios morfológicos se suceden adecuadamente, el crecimiento representa la expresión del estado de salud del individuo o por lo menos la ausencia de enfermedades de cierta entidad.

El estado de nutrición del ser humano se considera un problema ecológico, ya que está influenciado por múltiples factores físicos, biológicos, culturales y socioeconómicos de la comunidad que se superponen e influyen recíprocamente 19, 20.

El término de evaluación tiene una acepción muy amplia. La evaluación del estado nutricional será por tanto la acción y efecto de estimar, apreciar y calcular la condición en la que se halle un individuo según las modificaciones nutricionales que se hayan podido afectar.

La evaluación nutricional mide indicadores de la ingesta y de la salud de un individuo o grupo de individuos, relacionados con la nutrición. Pretende identificar la presencia, naturaleza y extensión de situaciones nutricionales alteradas, las cuales pueden oscilar desde la deficiencia al exceso. Para ello se utilizan métodos médicos, dietéticos, exploraciones de la composición corporal y exámenes de laboratorio; que identifiquen aquellas características que en los seres humanos se asocian con dificultades nutricionales. Con ellos es posible detectar a individuos mal nutridos o que están en riesgo nutricional 19, 21.

Depende del indicador que se utiliza y de los objetivos para los cuales se hace la evaluación. Los indicadores pueden ser directos o indirectos; estos últimos permiten evaluar el estado de nutrición sin necesidad de estudiar al paciente, ya que se basan en indicadores de salud.

Los indicadores directos se obtienen de forma directa del sujeto y consisten en: signos clínicos, que se obtienen del examen físico, mediciones antropométricas, investigaciones de laboratorio que reflejan variables bioquímicas, metabólicas y funcionales, y la encuesta dietética, que muestra aproximadamente el ingreso individual o clínico de energía y nutrientes 21,22.

Entre los métodos de valoración del estado nutricional, existe un interés creciente por aquellos dedicados al estudio de la composición corporal.

Su uso está tan extendido debido a que cuantifica el porcentaje de tejido muscular, tejido óseo y tejido graso de que se compone el cuerpo humano, y además, ha sido el más empleado por su accesibilidad, sencillez de aplicación e inocuidad 23-25.

La antropometría es la técnica más usada en la evaluación nutricional, ya que proporciona información fundamentalmente acerca de la suficiencia del aporte de macronutrientes Es la ciencia qué se ocupa de las mediciones comparativas del cuerpo humano para evaluar el tamaño, las proporciones y su composición con objeto de establecer la frecuencia en la que se encuentran en diferentes razas, sexos, grupos de edades etc. Es un método incruento y poco costoso, aplicable en todo el mundo constituye una valiosa arma para el estudio de algunos factores capaces de afectar el desarrollo humano.

Su fácil uso y bajo costo unidos al desarrollo impetuoso de la computación y la estadística hacen que esta pueda ser aplicada no solo como un medio diagnóstico más sino como un potente medio de investigación capaz de diagnosticar, pronosticar y prevenir. La antropometría ha sido aplicada ampliamente y con éxito en la evaluación de los riesgos nutricionales y para la salud, en especial en los niños y adolescentes 26-27.

La evaluación antropométrica de un individuo o una población requiere del empleo de normas o referencias del crecimiento de la talla y el peso. Para notificar la talla para la edad y el peso para la talla en relación con las referencias, se usan comúnmente formas diferentes de presentar los resultados24, 25.

a) Los puntajes z (puntuaciones de la desviación estándar): expresan el valor antropométrico como un número de desviaciones estándares o puntuaciones z por debajo o por encima de la media o mediana de referencia.

b) Los percentiles: son medios de expresión del estado nutricional según peso para la edad, talla para la edad, peso para la talla, pliegue tricipital, circunferencia braquial.

Las mediciones más utilizadas son el peso y la talla. Las determinaciones del perímetro braquial y del grosor de pliegues cutáneos permiten estimar la composición corporal y pueden ser de utilidad cuando se usan en conjunto con el peso y la talla, pero no tienen ventajas si se efectúan en forma aislada, salvo cuando los valores son extremos. Una gran proporción de la grasa corporal se encuentra situada bajo la piel, la medición de la grasa subcutánea parece ser el criterio más simple para evaluar la adiposidad de los niños y adolescentes. Investigaciones realizadas han demostrado que los pliegues están altamente correlacionados con la adiposidad corporal total, por lo que la medición de los pliegues cutáneos permite distinguir entre adiposidad y masa muscular. La determinación de la composición corporal por medio de la medición de pliegues cutáneos es un indicador que además de ofrecer información del estado nutricional del sujeto nos puede servir para obtener valores de referencia más precisos sobre el comportamiento de algunos parámetros fisiológicos durante el ejercicio 28, 29, 30,31.

Otro indicador antropométrico utilizado en la valoración nutricional de los niños es la circunferencia del brazo, se combina su estudio la mayoría de las veces con los pliegues tricipital o bicipital. El mismo constituye una medida de fácil acceso y ha sido propuesto como una alternativa para medir el estado nutricional 32.

En nuestros días, el interés por el deporte y la actividad física ha adquirido características de fenómeno social. Nuestro país enfrascado en una profunda transformación socioeconómica, ha alcanzado índices de salud y bienestar que llegan a toda la población.

Hoy se lucha por hacer masiva la práctica de la cultura física como forma de contrarrestar efectos negativos que sobre la salud poseen los hábitos sedentarios de vida y que en general se manifiesta como una capacidad deficiente para realizar un trabajo físico, el que depende en gran medida, de la potencialidad de los sistemas cardiorrespiratorio y muscular 33.

La arquitectura corporal del atleta se corresponde a la modalidad practicada, aunque es difícil determinar en que medida esta relación obedece a un proceso de selección o es atribuible al entrenamiento. Los parámetros biotipológicos del deportista, expresados por su somatotipo además de ser utilizado para el pronóstico deportivo, permiten valorar los efectos del programa seguido.

En estudios realizados entre las variables antropométricas la que mayor importancia reviste para el triunfo es la talla, acompañada de otras variables como el peso y la superficie corporal y se ha demostrado su aplicabilidad en la orientación de las diferentes disciplinas deportivas 34, 35.
La relación entre el grado de desarrollo del niño o el adolescente con su rendimiento deportivo ha sido señalada por varios autores.

Wutscherk describió un método no invasivo para su valoración (el antropométrico) mediante el cálculo de un índice que él denominó índice del desarrollo corporal mencionado por Garrido Chamorro 36, 37,38.

En el mundo deportivo han sido muchos los esfuerzos e investigaciones que se han realizado en el campo de la biomedicina y en el de la antropometría en particular.

En nuestro país la antropometría en la educación física es relativamente nueva y su intervención en la misma lo es también. Si bien no se ha llegado a conclusiones definitivas sobre las características morfofuncionales que debe poseer un deportista, si hay cualidades morfológicas que influyen o determinan en el desempeño de los atletas en la práctica de una especialidad deportiva determinada 8, 39.



Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado