Caracterizacion clínico-epidemiologica del parasitismo intestinal en menores de 18 años
Autor: Msc. Dr. Rafael Hipólito Domínguez de la Torre | Publicado:  13/09/2010 | Microbiologia y Parasitologia , Pediatria y Neonatologia , Gastroenterologia | |
Caracterizacion clínico-epidemiologica del parasitismo intestinal en menores de 18 años .1

Caracterización clínico-epidemiológica del parasitismo intestinal en menores de 18 años de la comunidad “12 de octubre”. Petare. Caracas. 2007.

Msc. Dr. Rafael Hipólito Domínguez de la Torre. Especialista de I grado en Medicina Legal. Profesor Auxiliar. Máster en Atención Integral al Niño.

Dra. Isabel Domínguez Olivella. Especialista de I Grado en Neonatología. Máster en Atención Integral al Niño. Instructora.

Msc Dr. Carlos Enrique Hernández Borroto. Especialista de II Grado en Medicina General Integral. Máster en Educación Médica y Urgencias Médicas. Instructor.

Msc Dr. Héctor Gutiérrez Medina. Especialista de II Grado en Medicina General Integral. Máster en Enfermedades Infecciosas. Instructor.

Resumen

El parasitismo intestinal es un problema de salud que afecta las comunidades de todas las edades en casi todos los países del mundo. Se realizó un estudio descriptivo, retrospectivo y transversal con el objetivo de caracterizar el parasitismo intestinal en un universo constituido por 77 pacientes menores de 18 años de edad con este diagnóstico, pertenecientes a la comunidad “12 de Octubre”, Petare, Municipio Sucre, Distrito Metropolitano de Caracas, en el período de Enero a Diciembre del año 2007. Se analizaron las historias clínicas familiares y el libro de recepción de muestras del laboratorio. Los principales resultados fueron: que el grupo de edades de mayor prevalencia en estos menores parasitados, fueron las de 10-14 y 5-9 y de forma general el sexo masculino resulto el más afectado.

Los parásitos que se presentaron con mayores frecuencias de forma descendente, los Blastocystis Hominis y la Giardia Lamblia, presentándose con mayor frecuencia en Heces Fecales de Consistencia Pastosa. El Poliparasitismo estuvo presente en una cuarta parte del total de los pacientes parasitados. Las tres cuartas partes de estos enfermos parasitados no consumen el agua tratada, al igual en la misma proporción conviven con presencia de vectores, y siendo las condiciones estructurales e higiénico-epidemiológicas de la vivienda de Regulares, siguiéndoles las de Malas. El dolor abdominal seguido de las diarreas y la anorexia, fueron los síntomas y signos de mayor presentación en estos pacientes. El Mebendazol fue el medicamento antiparasitario de mayor uso, seguido del Secnidazol.

Palabras o frases clave: condiciones higiénico-epidemiológicas; menores de 18 años; parasitismo intestinal; poliparasitismo; vectores.

Introducción

Las parasitosis intestinales desde tiempos remotos han sido causantes de numerosos problemas para las diferentes culturas y asentamientos humanos a lo largo de la historia de la humanidad. Numerosos fueron los médicos, teólogos, filósofos que abordaron el tema en sus obras y compendios. El papel mórbido de los helmintos está presente en las obras genuinas atribuidas a Arnáu de Villanueva (médico, profesor universitario y reformador religioso 1238-1240) el cual aportó grandemente a la parasitología médica. El legendario Avicena (Ibn Sina) en su libro “Liber Canonis Medicine”, obra traducida por el mismo Arnáu, menciona amplias descripciones sobre parasitismo intestinal y sus síntomas (1,2).

Cuando el hombre no había alcanzado el desarrollo técnico suficiente para poder observar y estudiar los microorganismos y considerarlos como causa de enfermedades infecciosas, relacionó estas con un origen místico o religioso, sin embargo no faltaron quienes no aceptaron estas ideas y emitieron pareceres que llevaron al inicio del pensamiento científico en la medicina y al concepto de la infección. Con la invención del microscópico (Siglo XVI) dado por la necesidad del hombre de conocer las enfermedades que lo aquejaban, se dio el mayor impulso en el descubrimiento de los microorganismos y la demostración de su papel como causante de enfermedades infecciosas en el siglo XIX. En el siglo XX con el impetuoso desarrollo científico técnico alcanzado y el amplio estudio en la rama de la parasicología se logran resultados alentadores proporcionándole gran bienestar al hombre (2-4).

La parasitología médica, es la ciencia que estudia los seres vivos (agentes Biológicos) que habitan en otro organismo viviente (hospedero) del cual obtienen su alimento, y lo enferman. La enfermedad infecciosa es el resultado de una relación no exitosa entre el parásito y el hospedero, si al tener en cuenta tal relación y su eventual desenlace, un miembro se beneficia a expensas del otro, se considera que estamos en presencia de un parasitismo. Los factores que afectan el desenlace final de la relación hospedero-parásito determinan la salud o enfermedad. (5)

El término parásito ha sido utilizado histórica y convencionalmente para hacer referencia sólo a los organismos infecciosos que pertenecen al reino animal, es decir; protozoos, helmintos y artrópodos. Las enfermedades parasitarias son responsables de una morbilidad considerable en el mundo entero; se presentan frecuentemente con síntomas no específicos y altas tasas de prevalencia (6)

El parásito es siempre una especie más pequeña y más débil que el hospedero. Un parásito bien adaptado no destruye inmediatamente a su hospedero, pues cuando esto ocurre, deja de obtener beneficio del mismo.

Así las enteroparasitosis pueden transcurrir durante largo tiempo asintomático sin diagnosticar. Pero también pueden llegar a provocar cuadros digestivos, inclusive con severa repercusión sobre el crecimiento y desarrollo en los niños (6)

La compleja situación que presenta el parasitismo intestinal y su estrecha relación inversa con las condiciones socio–económicas de la población, plantea una difícil solución al problema, por cuanto está demostrado que la quimioterapia por sí sola no puede resolverla. La prevalencia de parasitismo intestinal, no es la misma en todas las regiones y sufre variaciones condicionadas por diversos factores, higiénicos – epidemiológicos, biológicos, culturales, sociales y geográficos. Las cuales influyen en su transmisión y determinan de manera significativa su aparición en el hombre (6)

Por todo ello las enfermedades parasitarias son consideradas como uno de los problemas más importantes de la salud pública y el control de las mismas es un objetivo priorizado de la Organización Mundial de la Salud.

En términos generales se considera que existen hoy en día en la población mundial, 1100 millones de personas infectadas por cestodos, 240 millones por nematodos y 3200 millones por trematodos. De igual manera se acepta que del 20-50% de la población mundial se encuentran afectada por giardia y ameba, incluidos los países desarrollados, por tal razón se debe comprender con exactitud la magnitud del problema. Se debe destacar que resulta frecuente el poliparasitismo en muchas personas (7)

La prevalencia de infecciones por helmintos, es mucho más elevada en sectores pobres de la población, en algunos estudios realizados por ejemplo en Malasia alcanza hasta el 91%, en Laos 82%, en Kenya en 2001 se reportó un 95%, en Brasil y Paraná, en la población indígena un 93% (8,9)

La Giardia lamblia y Entamoeba histolytica son los protozoarios de mayor prevalencia. En un reporte del servicio de vigilancia epidemiológica de los Estados Unidos en el año 2000 solamente en el estado de New York se reportaron 3 673 (20,3 casos por 100 mil habitantes) infectados por Giardia lamblia y 2,5 millones de casos (14,5%) afectados anualmente en los Estados Unidos (10).

A pesar de este comportamiento, en los últimos años se viene ganando conciencia sobre la importancia de estas infecciones, por lo que ha constituido un desafío la búsqueda de soluciones permisibles y sostenibles para enfrentar este problema. (6,8)



Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado