Acido vanilmandelico y estres laboral en trabajadores de una planta automotriz
Autor: Dr. José Luis Da Silva Campeño | Publicado:  27/05/2011 | Psicologia , Medicina Laboral , Medicina Preventiva y Salud Publica , Articulos | |
Acido vanilmandelico y estres laboral en trabajadores de una planta automotriz .1

Ácido vanilmandélico y estrés laboral en trabajadores de una planta automotriz

José Luis Da Silva Campeño. Médico, Especialista en Salud Ocupacional.
Harold Guevara Rivas. Médico, Especialista en Salud Ocupacional, Doctorando en Ciencias Médicas. Profesor Asociado del Departamento de Salud Pública, Universidad de Carabobo. Valencia, Venezuela.

RESUMEN

El estrés laboral puede propiciar la ocurrencia de trastornos de salud y relacionarse con la alteración de indicadores biológicos como el ácido vanilmandélico (AVM).

Objetivo: Analizar el ácido vanilmandélico en situaciones de estrés laboral y su correlación con la situación emocional en trabajadores de una planta automotriz.

Metodología: Estudio descriptivo, correlacional, transversal, no experimental. Se evaluaron 40 trabajadores, 20 empleados y 20 obreros. Se aplicaron los cuestionarios Maslach Burnout Inventory (MBI) y de la Organización Internacional del Trabajo-Organización Mundial de la Salud (OIT-OMS). Se determinó al ácido vanilmandélico en orina de 24 horas.

Resultados: La edad fue de 38,9±9,4 años, rango 19-59 años. El 85% eran hombres; 65% casado; 32,5% bachiller. Según el Maslach Burnout Inventory (MBI) un 22,5% tenía nivel alto de estrés laboral y el 77,5% tenía nivel medio. La escala de la OIT-OMS evidenció 17,5% con estrés laboral intermedio y 7,5% con nivel alto. El promedio de ácido vanilmandélico (AVM) fue 5,0±3,2 mg/24 horas, mínimo 1,1 mg/24 horas y máximo 15,45mg/24 horas; solo un participante superó los valores de referencia. Hubo correlación entre los resultados de los cuestionarios (p<0,05); no se correlacionaron los valores de ácido vanilmandélico (AVM) con los resultados en dichos cuestionarios (p>0,05). Se observó mayor proporción de estrés laboral entre los obreros y asociación entre ser obrero y tener estrés laboral (p<0,05).

Conclusión: Los trabajadores estudiados laboran bajo condiciones de estrés que pudieran afectar su salud, sin embargo, aún el impacto en su organismo no se evidencia como alteración de los valores de ácido vanilmandélico (AVM), lo cual es una oportunidad para implantar las medidas de control pertinentes.

Palabras clave: Ácido vanilmandélico, estrés laboral.

Vanilmandelic acid and work-related stress in automotive factory workers

ABSTRACT

Work-related stress may propiciate the ocurrence of health disturbs and to be related with the alteration of biologic indicators as the vanilmandelic acid (VMA).

Objective: Determine the VMA in situations of work-related stress and its correlation with the emotional situation in automotive factory workers.

Methodology: Descriptive, correlational, cross-sectional and non experimental study. It was evaluated 40 workers, 20 employees y 20 laborers. It was applied the questionnaires Maslach Burnout Inventory (MBI) and the one of the International Labor Organization-World Health Organization (ILO-WHO). It was determined the VMA in urine of 24 hours.

Results: The age was 38.9±9.4 years, range 19-59 years. 85% were male; 65% married; 32.5% bachellor. According the Maslach Burnout Inventory (MBI) 22.5% had high level of work-related stress and 77.5% had medium level. The scale of ILO-WHO evidenced 17.5% with intermedium work-related stress y 7.5% with high level. The mean of VMA was 5.0±3.2 mg/24h, minimum 1.1 mg/24h y maximum 15.45mg/24h; only one worker was higher of the reference values. There was correlation between the results of the questionnaires (p<0.05); there was no correlation between VMA values with the results of the questionnaires (p>0.05). It was found higher proportion of work-related stress in the laborers and association between to be a laborer and have work-related stress (p<0.05).

Conclusion: The studied workers are under stress conditions which could affect their health, however, until the impact on their organism is not evidenced as alteration of VMA levels, which is an opportunity to implant the pertinent control measures.

Key words: Vanilmandelic acid, work-related stress.

INTRODUCCIÓN
El estrés es un desequilibrio sustancial (percibido) entre la demanda y la capacidad de respuesta del individuo bajo condiciones en las que el fracaso ante esta demanda posee importantes consecuencias (percibidas).

El estrés laboral tiene dimensiones tanto fisiológicas como psicológicas que están íntimamente relacionadas, y puede tener consecuencias en el ámbito laboral: Alteraciones del ritmo del horario laboral, llegar tarde, ausentarse del puesto, deterioro en las relaciones con compañeros y jefes, disminución del rendimiento en el trabajo, retraso de tareas, menor cuidado con los objetos y herramientas habituales, menor satisfacción en el trabajo, menor interés en los resultados de la tarea, mayores riesgos de incidentes y accidentabilidad laboral (1).

Desde que Freudenberger acuñó el término “Burnout” (quemarse por el trabajo) para referirse al proceso de deterioro en los cuidados y atención profesional a los usuarios de las organizaciones de servicios (organizaciones de voluntariado, sanitarias, servicios sociales, educativas, entre otras) se han desarrollado una gran variedad de instrumentos para medir este fenómeno. Algunos de éstos han tenido una aplicación limitada. Sin embargo, otros, entre los que se encuentran el Staff Burnout Scale for Health Professionals, el Burnout Measure y el Maslach Burnout Inventory (MBI), han sido empleados de manera continua, sistemática y rigurosa, propiciando estudios y resultados que han contribuido a entender el fenómeno de quemarse por el trabajo. El Maslach Burnout Inventory (MBI) se ha utilizado con mayor frecuencia para medir el síndrome de quemarse por el trabajo, independientemente de las características ocupacionales de la muestra y su origen (2).

En el ser humano los efectos inmediatos de la reacción ante el estado de tensión o estrés en cuanto a estímulos se traducen en elevación de la frecuencia cardiaca, del gasto cardiaco, de la presión arterial, de la glucosa sanguínea y del colesterol. Todos estos cambios son la consecuencia de la liberación de la adrenalina a la circulación general (3).

En el metabolismo de la adrenalina y la noradrenalina, el precursor es la dopamina. La metadrenalina y la normetadrenalina son productos metabólicos de la adrenalina y noradrenalina, respectivamente. El ácido vanilmandélico (AVM) es el producto de catabolismo de ellas. Cuando se producen cantidades normalmente altas de adrenalina o noradrenalina, estas hormonas causan hipertensión episódica o permanente al provocar vasoconstricción arterial periférica e indirectamente el ácido vanilmandélico nos informa de su aumento o normalidad (4). De igual forma Fukuda y col. (5) estudiaron los niveles plasmáticos de acido vanilmandélico como un índice de respuesta al estrés psicológico en sujetos normales; donde demostraron el uso del ácido vanilmandélico (AVM) como un indicador bioquímico del nivel de actividad del sistema nervioso simpático en sujetos normales, de hecho consiguieron correlación positiva entre el nivel de ácido vanilmandélico (AVM) y las respuestas al estrés psicológico.

El ácido vanilmandélico es el metabolito más abundante excretado en la orina, producto de la conversión hepática de las catecolaminas en compuestos oxidados y metilados. Los niveles de ácido vanilmandélico en orina reflejan la producción endógena de catecolaminas. Se utiliza para diagnosticar feocromocitoma, neuroblastoma, y ganglioneuroma, además para evaluar la función de la medula adrenal (6). En el mismo orden de ideas Costa (7) evaluó la carga de trabajo en controladores de tráfico aéreo donde consiguió que 20 controladores tuvieron niveles de ácido vanilmandélico elevados, tanto los que trabajaban de día como los que laboraban en el turno nocturno.

Según Gutoranov (8) los valores de ácido vanilmandélico en orina de mujeres tejedoras antes y después de la jornada laboral presentaron un incremento, especialmente en las que sufrían de neurosis.
El síndrome Burnout aparece ante una respuesta continuada al estrés laboral y puede afectar la salud física y mental, así como las relaciones sociales de los trabajadores que lo padecen. Se ubica entre las primeras causas de discapacidad y ausentismo laboral. En este sentido, en un estudio realizado en Europa en el año 2000, se evaluó una muestra de 21.500 trabajadores, detectando que 28% padecía de estrés y 23% de síndrome de Burnout (9).

El estrés, la salud, el rendimiento laboral, la familia y la red social, constituyen un conjunto integrado y es una de las preocupaciones de la salud pública actual (10).

Mingote y col. (11) refiere que las mujeres muestran una respuesta psicosomática al estrés superior a los hombres, así como una mayor prevalencia en desórdenes de ansiedad.

También se ha descrito que el apoyo social ante conflictos laborales es relevante para la salud, con menor sintomatología, tanto física como psicológica, en las personas con mayor apoyo social (12).

Por su parte, según Gurrea (13), la Organización Internacional del Trabajo (OIT), desde 1986 define los riesgos psicosociales como “las interacciones entre el contenido, la organización y la gestión de trabajo y las condiciones ambientales, por un lado, y las funciones y necesidades de los trabajadores/as por otro. Estas interacciones podrían ejercer una influencia nociva en la salud de los trabajadores/as, a través de sus percepciones y experiencias.

Los factores psicosociales según la OIT incluyen:

Factores inherentes al trabajo: • El ajuste persona-entorno. • La carga de trabajo. • La jornada de trabajo. • El diseño del entorno. • Factores ergonómicos. • Autonomía y control. • El ritmo del trabajo. • La supervisión electrónica del trabajo. • Claridad y sobrecarga de los roles asignados.



Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado