Caracterizacion biopsicosocial del adulto mayor
Autor: Lic. Dayami Guerra Villarpanda | Publicado:  10/01/2012 | Medicina Preventiva y Salud Publica , Medicina Familiar y Atencion Primaria , Geriatria y Gerontologia , Articulos | |
Caracterizacion biopsicosocial del adulto mayor .1

Caracterización biopsicosocial del adulto mayor en el consultorio médico # 24 del municipio Cumanayagua. 2009-2010

Autor:

Lic. Esp. Dayami Guerra Villarpanda. (1)
MSc Lic. Niurca González Alvarado (2)
MSc Lic. María Julia Placeres Hernández (3)
MSC Lic. Jorge Luis Maceira Brito (4)
Lic. Maritza Cabrera Pérez (5)

1. Especialista de primer grado enfermería comunitaria
2. Máster en enfermedades infecciosas, Licenciada en enfermería
3. Máster en educación Superior, Licenciada en enfermería, profesora auxiliar en la Universidad de Ciencias Médicas de Cienfuegos
4. Máster en urgencias medicas, Licenciado en enfermería diplomado en cuidados intensivos, Metodólogo de ciencia y técnica e investigaciones, asistente en la Facultad de Ciencias Médicas de Cienfuegos
5. Licenciada en enfermería, diplomada en Educación Superior, Instructora en el Policlínico área II

Universidad Superior de Ciencias Médicas Cienfuegos. Policlínico Universitario “Aracelio Rodríguez Castellón”

RESUMEN.

De forma paulatina la población envejece más cada día, debido básicamente a la reducción de la natalidad y al aumento de los niveles de salud y atención médica. En este trabajo se estudiaron 102 pacientes geriátricos perteneciente al Consultorio Médico de la Familia # 24 del casco Urbano del municipio Cumanayagua, con el objetivo de caracterizar la población adulta desde tres puntos de vista: biológico, psicológico y social. Se realizó un estudio investigativo descriptivo, se confeccionó una encuesta que responde a los intereses trazados, la cual fue aplicada al anciano en el hogar a partir de la cual se obtuvo con mayor predominio el sexo femenino.

La integración social familiar se evalúa como regular en el 78,5%, las condiciones materiales de la vivienda fueron evaluadas como buenas en el 87,3% y existe un 62,8% de adultos casados que alcanza mayor número, la enfermedad con mayor predominio fue la artropatías. Existe un buen grado de validismo en la mayoría de los encuestados, pues la mayoría se clasifican en las categorías A-B del índice de Katz. Para mejor comprensión de estos resultados se elaboraron y se expusieron los datos fundamentales.

INTRODUCCIÓN.

El desarrollo social alcanzado por la humanidad en el recién culminado siglo, ha creado una gran disyuntiva para países desarrollados y/o en vías de desarrollo que es el aumento de la población geriátrica, pues el mundo envejece cada año más (1).

Con el continuo crecimiento de las poblaciones de la tercera edad en las sociedades modernas, la búsqueda de formas de conservar y mejorar las habilidades funcionales de las personas al envejecer, ayudarles a manejarse independientemente en la comunidad y, fundamentalmente, mejorar la calidad de sus vidas, se ha convertido en un asunto cada vez más urgente. (2-3)

Envejecer es universal e inevitable es un periodo importante de la vida por derecho propio. Esta edad tiene puntos fuertes y débiles como cualquiera y la menor fortaleza en la salud y la soledad que no tienen que ser parte del envejecimiento, esta es la época en la que deben adaptarse a una nueva estructura de funciones para manejar correctamente las disminuciones en las capacidades y las ganancias en sabiduría, experiencia y paciencia (2)’’La vejez es la etapa más larga de la vida, en la que los procesos ocurren más lentamente, es la tercera edad donde la experiencia y los años de toda la vida pueden llevar a la realización personal o a la desesperanza y decepción, pero el viejo no es el adulto acabado y si es cierto que en esta edad el espíritu necesita ser más alimentado que el cuerpo, cobra mayor importancia la forma del comportamiento, tanto físico como mental, psíquico y espiritual, durante la vida previa para el logro de una vejez feliz, sana y tranquila (9,10).Es por eso que el entorno social y material debe ser estimulante a fin de que puedan encontrar un nuevo estilo de vida útil y satisfactorio. (10)

La tercera edad no la podemos ver como una etapa negativa, cargada de características poco laudables: incapaz, enfermo, depresivo, lento, dogmático, etc. Los avances gerontólogos hacen que las personas vivan “más años de vida” de ahí que sea urgente y necesario otorgar “más vida a los años” y creer en las posibilidades del anciano para determinar los niveles de intervención de acción social (11-12)

Con el envejecimiento sobrevienen una serie de modificaciones en el funcionamiento de los órganos y sistemas del organismo. En las personas mayores, suele existir una disminución importante de la fuerza y la masa muscular, como consecuencia de permanecer en inactividad por periodos prolongados. (14)

En casi todos los países el grupo de edad de crecimiento más rápido es el de los ancianos y datos obtenidos a través de estudios realizados plantean que los países más envejecidos de América Latina y el Caribe son Barbados, Uruguay y Cuba con 13,1%; 17,2%; y 15,0%, respectivamente, de su población con 60 años y más en el 2003. Según las estimaciones del Centro Latinoamericano de Demografía (CELADE) para el 2025 estos valores estarán alrededor del 25% para Barbados y Cuba y 17,6% para Uruguay. (1)

Cuba no está exenta de este suceso social mundial, es uno de los siete países de América Latina más envejecido, su expectativa de vida antes del año 1959 era de 58,8 años y en la actualidad es de 75 años y más del 13,4% de la población cubana se estimó en la edad geriátrica en el pasado año 2000 y para el 2025 alcanzará el 20,1%.

Otro aspecto de interés es que en Cuba el envejecimiento no se manifiesta de igual modo en todas las provincias. La zona occidental, con excepción de Pinar del Río y las centrales presentan mayor envejecimiento, en tanto en las orientales este proceso es menor, lo que se encuentra estrechamente relacionado con los niveles de fecundidad y mortalidad de los territorios. Las provincias Villa Clara con 18,2% de personas de 60 años y más y Ciudad de La Habana con 17,4% son las más envejecidas, mientras que Guantánamo con 12,0% es la menos afectada por este proceso. Esto demuestra que en las acciones que se propongan para contribuir al bienestar físico, mental y social de las personas de la tercera edad hay que tomar en cuenta las particularidades territoriales. (15-16)

Por su parte la provincia de Cienfuegos es parte de este fenómeno, y datos reflejados en investigaciones revelan que existen 53208 personas mayores de 60 años, y que el municipio de Cumanayagua tiene una población de más de 60 años de 9085 habitantes con una expectativa de vida de 75 años.

Estas cifras constituyen un indicador importante que justifican las razones por las que las personas implicadas en la atención a este grupo deben recibir la capacitación necesaria para ello, y son precisamente los trabajos investigativos los que aportan gran caudal de conocimientos en cuanto a las potencialidades del adulto y las posibilidades que se le ofrecen para ejecutar esas potencialidades. El adulto mayor es una persona de 60 años o más, que ha iniciado el proceso de envejecimiento, un proceso que por sus características requiere de una atención y comprensión por parte de quienes les rodean. Pero para ello es necesario partir del conocimiento de las características tanto biológicas como sociales y psicológicas que predominan en este grupo de edades.

Todos los cambios que suceden en el proceso de envejecimiento tienen mucha importancia para la atención que deben ofrecer a este grupo las diferentes instancias sociales como son la comunidad, la familia y dentro de ellas instituciones como el Inder y salud.

En las actuales condiciones del comportamiento demográfico de la población cubana y mundial, se puede asegurar que las personas que trabajan en la esfera de la salud han de emplear cada vez mayor cantidad de su tiempo en la atención a personas adultas mayores, lo cual obliga a estar preparados para enfrentar esta creciente demanda de cuidados médicos y sociales (18).

Precisamente le corresponde al médico y la enfermera de la familia valorar las necesidades específicas del adulto, determinar características fundamentales que los individualizan y trazar estrategias que favorezcan su atención.
La sociedad moderna no debe ni puede prescindir del porcentaje de la población mayor con que cuenta, debe aprovechar al máximo su potencial y contribuir a que los mismos tengan una mayor calidad de vida.

Esta situación deja ver con claridad que el municipio de Cumanayagua al igual que el resto del país y el mundo se enfrenta a un fenómeno que requiere especial atención, pero para lograrlo es preciso partir del conocimiento adecuado del mismo, que solo se logra si se identifican sus características socio demográficas, necesidades, intereses, rasgos biológicos, y toda la información que facilite abordar este grupo etáreo de manera que se le pueda añadir más vida a los años.

Es por eso que la autora de esta investigación se propone realizar un estudio que le permita obtener la caracterización biopsicosocial del adulto mayor en el consultorio Médico de la Familia #24 del municipio Cumanayagua, si se tiene en cuenta que de un total de 655 pacientes 102 son adultos mayores, no existen antecedentes de este estudio en el área que aporten datos fiables y existen 231 adultos medios que en unos años llegaran a convertirse en adultos mayores.

Todo esto permite el planteamiento del siguiente problema científico:



Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado