Desarrollo de la conducta criminal de niños, niñas y adolescentes
Autor: Lic. Anaid del Valle Marcano Benavides | Publicado:  29/05/2012 | Medicina Forense y Legal , Pediatria y Neonatologia , Articulos | |
Desarrollo de la conducta criminal de niños, niñas y adolescentes .1

Desarrollo de la conducta criminal de niños, niñas y adolescentes

Anaid del Valle Marcano Benavides. Lic. en Educación Mención Orientación.

Universidad de Carabobo, Facultad de Ciencias de la Salud. Escuela de Salud Pública y Desarrollo Social. Departamento de Ciencias Sociales.

Palabras Clave: Conducta criminal, desarrollo humano, violencia.
Keywords: Criminal conduct, developing human, violence.

RESUMEN

El presente artículo es un análisis crítico del desarrollo de la conducta criminal de niños, niñas y adolescentes considerando su desarrollo Humano desde el ámbito social, educativo, familiar y cómo ocurre la descomposición física, cognoscitiva, emocional y social determinando el desarrollo de la persona hacia conductas violentas que desencadenan una sociedad con altos índices de criminalidad. El estudio se realizó mediante una investigación documental con enfoque multidisciplinario con teorías psicológicas, filosóficas, y educativas, que confirman la existencia diversas causas para determinar la desviación de la conducta humana y llevarlo a la conducta criminal. Se determinó que existen características de un desarrollo familiar, educativo, social y personal que puede determinar la formación de una conducta criminal. Aunque ninguna característica específica de personalidad determina que esté dispuesto a la criminalidad, sin embargo puede ser más probable que los individuos con estas descripciones de vida desarrollen conductas criminales.

ABSTRACT

This article is a critical analysis of the development of the criminal conduct of boys, girls and adolescents considering its human development from social, educational, family and how physical, cognitive, emotional and social decomposition occurs determining the development of the individual towards violent behaviors that trigger a society with high rates of crime. The study was conducted through a documentary research; with a multidisciplinary approach based on philosophical, psychological y educational theory’s which in their studies confirm that there are several causes to determine the deviation of human conduct and bringing it to the criminal conduct. It was determined there are characteristic of a family, educational, social and personal development that can influence for the formation of criminal conduct. Although no specific feature of personality suggests or determines that it is prepared to crime although it is more likely that individuals with these descriptions of life become deviant social.

DESARROLLO DE LA CONDUCTA CRIMINAL DE NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES

“La violencia no es innata en el hombre. Ella se adquiere por la educación y la práctica social”. Françoise Héritier.

Atreverse a examinar el desarrollo de la conducta criminal de los seres humanos desde la niñez y adolescencia se circunscribe en estudiar las causas potenciales que la generan, y en las mismas hay que buscar explicaciones que giren en torno a los factores socioculturales que repercuten de una u otra manera decisivamente.

De raigambre social, la criminalidad va acompañada de la ausencia casi por completo de los valores y principios más elementales que norman la vida en colectivo, y a causa de la ruptura evidente que se experimenta entre las funciones inherentes a la familia, la escuela y la sociedad lo cual deviene en el eclipse del tan anhelado vínculo social en franca armonía.

Consecuencia de la crisis en las instituciones familiar y escolar, entre alguna, genera las condiciones necesarias para que la violencia se consolide y alcance sus máximos niveles de objetivación en las conductas criminales que se hacen ya presente en las poblaciones de niños y adolescentes de manera cada vez más alarmante.

Así, al observar detenidamente nuestro alrededor es posible capturar escenas y comportamientos de un colectivo juvenil que actúan conductas con altas dosis de agresividad, que al decir de Machado (2010), se hacen cada vez más evidentes en una sociedad en la cual la violencia se ha venido legitimizando como consecuencia del debilitamiento del aparato societal que al parecer ha relegado casi por completo los valores y las buenas costumbres para dar cabida, justamente, a comportamientos que están fuera de la norma y de las buenas costumbres.

Al parecer, “lo bueno es visto como malo, y lo malo es visto como bueno”, así reza una sentencia de algunas ideas del ideario santocristiano y marca una manera de apreciar el estado actual de descomposición y anomia por la que atraviesan las sociedades actuales. Así, siendo un problema sociocultural corresponde a las instituciones de igual naturaleza generar estrategias educativas tendentes a contrarrestar los efectos perversos de los factores condicionantes de las conductas agresivas y las delictivas desde temprana edad.

Sociedad, relaciones sociales e instituciones educativas y familiares

En todo país es necesario asegurar el desarrollo humano de los ciudadanos ya que de esto depende el crecimiento sostenido de una nación. En el ámbito popular siempre se escucha decir a la gente que los niños son el futuro de un país, si se analiza esta frase de lo general a lo particular la sociedad, la educación y la familia inciden en la formación de esos niños, niñas y adolescentes que en pocos años serán los ciudadanos que enfrentarán los retos que se presenten en el futuro y determinaran el destino del país, depende en gran parte de estas instituciones que los niños, niñas y adolescentes sean el futuro personas de bien o simplemente se conviertan en desviados sociales.

En tal sentido, para poder definir que dirección tomará el país se debe considerar con qué sociedad cuenta para alcanzar dichos fines. Partiendo del hecho de que es en el vínculo social donde se logran los objetivos, entonces se debe comenzar con una definición de sociedad para poder entender como ésta influye en la formación de los niños y niñas, presente y futuro de un país; pero no sin antes aclarar que aun en la actualidad en pleno año 2012, científicos y filósofos se encuentran con el dilema de que no existe una definición absoluta de “sociedad” en la cual estén de acuerdo ya que “…los distintos autores consideran o al menos destacan diferentes aspectos del mismo fenómeno”. (Chinoy, s/f, p.24).

En términos generales “Sociedad se refiere… al hecho básico de la asociación humana” (Chinoy, s/f, p.25). El autor busca con esta definición incluir toda clase y grado de relación en que el hombre se incluye en el medio social (organizada o no, directa, indirectas, conscientes, inconscientes, de cooperación o antagonismo) queriendo decir que los individuos no solo viven juntos sino que interactúan de manera continua y fundamenta su definición en que la sociedad está constituida en relaciones sociales donde unos influyen sobre otros y viceversa y que el concepto de relación social se basa en el hecho de que la conducta humana se halla orientada de innumerables maneras hacia otras personas, de esta manera este autor se apoya en otros autores que comparten esta perspectiva y quienes describen este hecho con otras palabras como es el caso de Simmel, Redfield, Rummey y Maiera.

Así, Chinoy (s/f), va describiendo en que consisten las relaciones sociales y amplía sus horizontes, explicando que las relaciones sociales van más allá de la interacción social entre individuos que comparten una vida común total, y que es más que una organización limitada a algún propósito o propósitos específicos y por tanto menciona que la sociedad es “la matriz de relaciones sociales dentro de la cual se desarrollan otras formas de vida de grupo”.

Bajo esta perspectiva se explica que la sociedad no solo son individuos que se interaccionan sino que también son grupos interconectados y superpuestos, por ejemplo una sociedad está constituidas por familias, además de individuos solos, multiplicidad de comunidades urbanas y rurales, de distintas profesiones, sectas y sistemas de religiones de la más variada naturaleza, partidos políticos, grupos étnicos, clases sociales y económicas, entre otros. En tal sentido, la interacción social se desarrolla desde el enfoque individual como también de grupos sociales. De allí la naturaleza compleja y dinámica de las agrupaciones humanas.

En este sentido, Chinoy (s/f), también refiere una definición de sociedad utilizada por muchos autores como lo es el concebir a la sociedad como un conjunto de instituciones que forman la trama de la vida social. Estas instituciones se componen de un cierto número de personas unidas por un sistema de relaciones sociales, donde sus miembros interactúan entre sí en una forma más o menos estandarizada dentro de normas aceptadas por el grupo, las cuales se trasmiten por medio de un aprendizaje social en donde los individuos según Bandura y Walter (1974), pueden modificar su susceptibilidad a la influencia social que ejercen el refuerzo o procedimientos del modelado. Considerando los autores el termino modelado en este contexto con el sentido de empleo de modelos o modificaciones de conducta mediante modelos.

Atendiendo a los basamentos teóricos de los autores antes consultados se puede inferir, entonces, que las instituciones sociales son las encargadas de prescribir determinadas reglas de conductas necesarias para el ordenamiento societal, así como también dictaminan los conocimientos y creencias sobre el hombre y el mundo, valores y sentimientos o actitudes pautadas. Estas deben ser consideradas, en consecuencia, como “…pautas normativas que definen los modos de acción o relación social, que se consideran apropiadas legítimos o esperados” (Chinoy, s/f, p.50).

Existen diversas instituciones sociales entre las cuales se encuentran las económicas, políticas, religiosas, recreativas, educacionales y familiares, pero es necesario destacar que las más influyentes y determinantes en el desarrollo del individuo son las instituciones educativas y familiares, ya que son las responsables directas en la formación, crecimiento sano y adecuación de los niños, niñas y adolescentes a su medio social.



Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado