Medidas educativas para aprender a vivir con Diabetes Mellitus
Autor: Dra. Amarilis Pérez Licea | Publicado:  24/09/2007 | Endocrinologia y Nutricion , Divulgacion Medica | |
Medidas educativas para aprender a vivir con Diabetes Mellitus.5


ACTIVIDAD FÍSICA.

 

El ejercicio regular es particularmente importante para las personas diabéticas, porque ayuda a controlar la cantidad de azúcar en la sangre, a perder peso y controlar la presión sanguínea alta. Los diabéticos que hacen ejercicio tienen menos probabilidades de experimentar un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular que los que no lo hacen regularmente. Antes de iniciar un programa de ejercicios, el diabético debe ser evaluado por un médico. (18)

 

Beneficios que proporciona la práctica constante de ejercicios al paciente diabético. Algunas medidas que se deben de adoptar.

 

Ø  Activa la circulación de la sangre.

Ø  Profundiza la respiración y aumenta el consumo de oxígeno, tanto la sangre como el oxígeno son elementos indispensables para mantener vivos los tejidos.

Ø  Aumenta la fuerza muscular.

Ø  Da mayor elasticidad a las articulaciones.

Ø  Hace bajar de peso. El diabético debe tener siempre un peso ideal, no debe de estar ni gordo ni flaco.

Ø  A la hora de practicar ejercicios, llevar alimentos que contengan un carbohidrato de acción rápida en caso de que el paciente se ponga hipoglicémico durante o después del ejercicio. Beber líquidos adicionales que no contengan azúcar antes, durante y después del ejercicio; nunca realizarlos en ayuna

Ø  Con el ejercicio físico, el organismo consume glucosa; es decir quema azúcar y por tanto ayuda a controlar su nivel en la sangre y siendo esto así disminuyen las necesidades de medicamentos; por lo que el paciente diabético que practique ejercicio  necesita tomar menos tabletas o inyectarse menos insulina; mientras más gordo esté mayor cantidad de medicamentos necesita; razón por la cual es importante ejercitarse en lo posible todos los días y a la misma hora.

Ø  El ejercicio produce un estado de bienestar en el paciente. Cuando él comienza a notar que se va sintiendo más fuerte y se van aliviando los dolores; se siente más optimista y con más deseos de vivir.

Ø  Cuando se realiza ejercicio, en la sangre se produce  HDL y sirve para evitar la arteriosclerosis; ya que baja los niveles de colesterol en sangre.

Ø  Recordar que el diabético nunca debe realizar ejercicios en ayuna; pues puede ocasionarse hipoglicemias y su tiempo máximo debe de ser de 30 minutos.

Ø  Los ejercicios nunca deberán ser competitivos, es decir aunque sea joven el paciente no debe de esforzarse más de lo necesario; se debe escoger una actividad física que el paciente pueda disfrutar y que sea apropiada para su nivel de salud actual.

Ø  Los ejercicios estarán siempre en dependencia de las condiciones físicas y de otras complicaciones que pudiera tener el paciente como: Hipertensión Arterial (H.T.A.) Asma bronquial, Úlceras, Várices, Cardiopatías Izquémicas, Hemorragia Ocular, etc.

Ø  Los ejercicios para los diabéticos deben ser aeróbicos; lo cual quiere decir, que aumenta el consumo de oxígeno; por cada vez que se vaya a realizar un cambio de movimiento hay que respirar profundamente.

Ø  A veces el único ejercicio que puede realizar un diabético de acuerdo a otras patologías, es caminar sobre una superficie llana, despacio y respirando profundamente solo durante 30 minutos.

Ø  No levantamiento de pesas, ni ejercicios que puedan peligrar su vida como: la pesca submarina, salvavidas, paracaidismo, etc.

Ø  La frecuencia del pulso nunca debe ser mayor de 120 por minutos después de realizar ejercicios; si ocurriera lo contrario el paciente deberá de hacer menos ejercicios para así evitar la sobrecarga de esfuerzo del corazón.

Ø  Si un paciente complicado no puede caminar debe de hacer los ejercicios sentado o acostado; pero nunca debe dejar de hacerlos. (18, 19)

 

 

EL CUIDADO DE LOS PIES Y EL MANTENIMIENTO DE SU HIGIENE ES ALGO INDISPENSABLE EN EL DIABÈTICO:

 

Las personas con diabetes están en riesgo de sufrir lesiones en los pies debido a la probabilidad de daño a los vasos sanguíneos y a los nervios, y a la disminución de la capacidad para combatir la enfermedad. Los problemas con el flujo sanguíneo y el daño a los nervios pueden hacer que no se perciba una lesión en los pies hasta cuando se desarrolle infección; es decir; estos cambios pueden resultar en disminución de la capacidad para sentir un trauma o la presión en los pies. Puede presentarse muerte de la piel y otro tejido.

 

Si no se trata, es posible que sea necesario amputar el pie afectado. Las personas con diabetes son propensas a tener problemas en los pies, debido a las complicaciones que se presentan. La diabetes es la condición que más comúnmente lleva a amputaciones. 

 

Para prevenir las lesiones en los pies, los diabéticos deben adoptar una rutina diaria de revisión y cuidado de los pies, de la siguiente manera:

 

Ø  El paciente diabético debe de mantener una adecuada higiene en los pies; para ello es necesario el lavado con abundante agua preferentemente tibia y jabón, usando cepillos bien suaves, secarlos bien y después observar las uñas, las plantas, entre los dedos y las callosidades.

Ø  El corte de las uñas debe ser en forma recta, en el caso de la mujer no debe pintarse las uñas; pues de esta manera enmascara cualquier cambio de coloración, que es la primera señal de alarma vascular y además son frecuentes las micosis en las uñas.

Ø  Quitarse los zapatos y las medias durante la visita al médico y recordarle que los examine.

Ø  Cambiar las medias diariamente, lavarlas, hervirlas una vez por semana, no deben tener elástico y que no sean de algodón o lana.

Ø  Desinfectar los zapatos, limpiarlos por dentro, colocarlos al sol y después agregarle un talco antiséptico.

Ø  Los zapatos deben de comprarse medio número más grande y deben de reconocerse por dentro antes de usarlo; para así comprobar que no tengan costuras ni puntillas que afecten el cuidado de los pies; pues estos son muy sensibles y se pueden ocasionar graves consecuencias.

Ø  Nunca se debe de andar descalzos, ni en la casa, ni en la playa, ni en el baño, pues pueden ocurrir traumatismos a causa de la pérdida de la sensibilidad en los pies de los mismos.

Ø  Realizar ejercicios con los pies para promover una buena circulación.

Ø  Si requiere del uso de zapatos ortopédicos, siempre debe de llevar medias.

Ø  Nunca debe de colocar bolsas de agua caliente o bombillos para calentarse los pies; en este caso utilizar varias medias.

Ø  Si los pies están resecos y tienen necesidad de usar cremas, nunca aplique entre los dedos porque maceran.

Ø  Nunca se corte callos ni aplique sustancias cáusticas como yodo o que pinten como el mercurio cromo, violeta genciana o rojo aceptil; porque no se ve cualquier cambio de coloración en la piel del pie; ya que un cambio de color en el pie es señal de alarma.

Ø  No reventar ampollas; en caso de que le salga alguna, acudir de inmediato al médico así como visitar a un podiatra para que identifique problemas en los pies o para que extirpe callos o clavos en los mismos.

Ø  Visitar en períodos de tiempos determinados al angiólogo, que es el especialista encargado de vigilar la circulación, y con el  dermatólogo tratar las afecciones de la piel y uñas; para así evitar complicaciones mayores.

Ø  Erradicar el tabaquismo; ya que produce arteriosclerosis, ya que la circulación afecta la diabetes mellitus. (20)



Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado