La Farmacologia de la terapeutica antianginosa para alumnos del pregrado
Autor: Dr. Marco J. Albert Cabrera | Publicado:  11/07/2008 | Cursos de Medicina , Cardiologia , Farmacologia , Apuntes de Cardiologia. Apuntes de Medicina , Diapositivas de Farmacologia , Diapositivas de Cardiologia | |
La Farmacologia de la terapeutica antianginosa para alumnos del pregrado.6

Mecanismo de la acción antianginosa

 

La acción antianginosa está directamente relacionada con su capacidad para bloquear la entrada de calcio (a través de los canales de calcio dependientes del voltaje) a las células cardíacas y las de la musculatura lisa vascular coronaria y sistémica.

 

Asimismo, los antagonistas del calcio producen, en mayor o menor grado, dependiendo del fármaco considerado, una vasodilatación de arterias y arteriolas periféricas (lo que reduce la postcarga) y una reducción de la frecuencia y, en menor medida, de la contractilidad cardíacas (lo que disminuye el trabajo cardíaco y aumenta el tiempo de perfusión coronaria). La reducción de la postcarga y del trabajo cardíaco disminuye la demanda de oxígeno por el miocardio.

 


farmacologia_terapeutica_antianginosa/reacciones_adversas_calcioantagonistas

 

La incidencia de efectos adversos de los antagonistas del calcio, varía considerablemente según el tipo de fármaco. Es importante destacar la necesidad de reducir paulatinamente la dosis en pacientes con angina de pecho grave, pues la supresión brusca del tratamiento puede desencadenar una respuesta de rebote, con aumento del número de crisis anginosas.

 

Al inhibir el esfínter esofágico, los antagonistas del calcio, sin distinción de clase, pueden ocasionar reflujo gastroesofágico. Por inhibir la fibra lisa intestinal), los antagonistas del calcio producen estreñimiento, particularmente el verapamilo (30% de los pacientes tratados). El verapamilo y el diltiazem pueden producir bradicardia

 

farmacologia_terapeutica_antianginosa/interacciones_antagonistas_calcio

 

Interacciones de los antagonistas del calcio.

 

El verapamilo incrementa el 35-70% los niveles de digoxina; en consecuencia, la dosis del digitálico debe reducirse al 50% en ancianos y en pacientes con insuficiencia renal que toman verapamilo, o bien sustituirlo por otros antagonistas del calcio.

 

Asimismo, reduce el efecto de 1er paso del propranolol y metoprolol y compite con ellos por su unión a proteínas plasmáticas, aumentando sus niveles plasmáticos.

Los antagonistas del calcio más cardiodepresores (verapamilo y diltiazem) potencian el efecto inotrópico negativo de betabloqueantes .

 

La asociación de betabloqueantes  cardiodepresores con antagonistas del calcio no es aconsejable, pues se incrementa el riesgo de disminución de la contractilidad miocárdica, de bradicardia, de bloqueos aurículo-ventriculares (AV), de hipotensión, de disnea y de insuficiencia cardíaca.

 

Aplicaciones terapéuticas de los antagonistas del calcio

 

farmacologia_terapeutica_antianginosa/aplicaciones_terapeuticas_calcioantagonistas

 

Angina de pecho. Sus efectos antianginosos se deben a la vasodilatación coronaria y prevención de la vasoconstricción coronaria secundaria al ejercicio y a la reducción de la postcarga por disminución de la presión arterial. Los antagonistas del calcio (BCC) son los fármacos de elección en la profilaxis a largo plazo de la angina de reposo, en particular en la angina variante, puede ser necesario asociar un nitrato. Son eficaces en el tratamiento preventivo a largo plazo de la angina de esfuerzo. Alternativa de segunda elección en los pacientes con angina inestable.

 

La utilización conjunta de dihidropiridinas y nitratos es útil en pacientes anginosos con insuficiencia cardíaca, bloqueo aurículo-ventricular (AV) o enfermedad del seno, pues en ellos el empleo de verapamilo, diltiazem o betabloqueantes  está contraindicado.

 

En el infarto agudo de miocardio, las dihidropiridinas de corta duración están contraindicadas, pues algunos datos sugieren que incluso pueden aumentar la incidencia de muerte y reinfarto.

 

Hipertensión arterial. Se debe a su efecto vasodilatador y a un ligero diurético y natriurético.

 

Son cardioprotectores ya que mejoran del flujo coronario; reducen la postcarga; suprimen de arritmias ventriculares; disminuyen la muerte celular, por prevenir la sobrecarga de calcio que acontece durante episodios de isquemia miocárdica; disminuyen de la agregación plaquetaria; efectos antiateromatosos, y reducen la hipertrofia de ventrículo izquierdo (HVI) e incremento del llenado ventricular.

 

Siempre que no existan contraindicaciones, es recomendable el uso de ácido acetilsalicílico (100- 200 mg/día) en la prevención secundaria de la angina de pecho estable.

 

Bibliografía

 

1- Flores J. Farmacología Humana. 2004, Masson.

2- Goodman y Gilman. Las Bases Farmacológicas de la terapéutica, Oncena Edición, 2006.

3- Rang HP, Dale. Pharmacology. 4ª edición, 1999.

4- Formulario OMS, 1994.

5- Formulario Nacional de Medicamentos. Editorial Ciencias Médicas. 2006

6- Mark H. Beers, M.D., Y Robert Berkow, M.D. El Manual Merck De Diagnóstico y Tratamiento. Décima edición.

 

 



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924