Pruebas de clinica y de laboratorio sobre el origen tumoral
Autor: Dr. P. García Férriz | Publicado:  27/04/2009 | Oncologia | |
Pruebas de clinica y de laboratorio sobre el origen tumoral.1

Pruebas de clínica y de laboratorio sobre el origen tumoral

 

García Férriz, P.

 

En los trabajos científicos

hay que profundizar

en los posibles aciertos;

los seguros errores, olvidarlos

 

Índice

 

·         Agradecimientos

·         Resumen y palabras clave

·         Introducción

 

SECCIÓN I

 

·         Texto: Por qué, salvo raras excepciones, no se produce el cáncer en determinadas partes del cuerpo (Rectificado y ampliado)

·         Saco pericárdico

·         Miocardio

·         Tumores vasculares

·         Diafragma: su inervación

·         Yeyuno e íleon y polo inicial del intestino grueso (ciego)

·         Potenciales eléctricos del músculo intestinal

·         Epidemiología

·         Tablas y figuras

·         Bibliografía

 

SECCIÓN II

 

·         Etiopatogenia del cáncer. Pruebas de Oncología Clínica y de Laboratorio.

·         Cadena de investigación oncológica

·         Comentario

·         “Mitocondrias Filamentosas Templadas Aisladas con Baja Tensión” (Profesor, Dr. Mario Gosálvez Gosálvez)

·         Bibliografía

 

SECCIÓN III

 

·         Nutrición y cáncer con Dimetilbenzoantrazeno en ratas “Ad Libitum” y con dieta limitada

·         Tablas y figuras

·         Bibliografía

 

 

Agradecimientos

 

Deseamos expresar nuestro más profundo y sincero agradecimiento, muy especialmente, a Don José Antonio Torres González, Catedrático de la Universidad de Jaén, por indicarnos y ayudarnos a enfocar el camino a seguir en esta difícil tarea que es la Investigación Científica sobre la etiopatogenia del cáncer. También agradecemos al Vicerrector de la Universidad de Jaén, Don Joaquín Tovar Pescador, por su muy amable disposición para favorecernos en cuanto de él hemos precisado; a Don Francisco Feito Higueruela y Don Felipe Morente Mejías, Catedráticos de la Universidad de Jaén, por su valiosa aportación, que hemos procurado asimilar lo mejor que nos ha sido posible.

 

Se agradece muy sinceramente al Profesor, Dr. Bartolomé Ribas Ozonas, ex Jefe emérito de Área de Toxicología del Instituto de Salud Carlos III de Majadahonda (Madrid), por su valiosísima colaboración y aportación científica. Al Profesor, Dr. Manuel González Barón, Jefe de los Servicios de Oncología de la Clínica La Paz (Madrid), por sus sabios consejos. También le estamos muy agradecidos a las Dras. Valdizán Valledor, M.C.; Contreras Porta, M.P.; Alcázar Rouslet, M.P. y al Profesor Dr. Rodríguez Rodríguez, L.P. por su importante colaboración al proporcionamos los datos necesarios de los numerosos enfermos encamados en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo (España).

 

A todos ellos, un cordial abrazo.

 

 

Resumen y palabras clave

 

Actualmente existen en el mundo no pocos científicos que están dedicados a la investigación sobre el verdadero origen de todo tipo de cáncer, siendo el sistema nervioso la base esencial de sus estudios. Nuestras investigaciones se iniciaron en el año 1966 y, hasta hoy, hemos publicado doce libros sobre hiperqueratosis, papilomas y, principalmente, sobre el cáncer. Consideramos que la patología del sistema nervioso influye decisivamente en la formación de estos tres procesos electroquímicos.

 

En este estudio científico podrá comprobarse que hemos empleado la lógica, entre otros requisitos. Creemos que esta es el juez y el árbitro de todas las investigaciones particulares realizadas para levantar el edificio de los conocimientos científicos. Desde que iniciamos nuestra investigación la llevamos por bandera. La lógica debe analizar y averiguar los razonamientos que se utilizan en el ámbito de la ciencia. En la Tabla PeGFer aplicamos la lógica en las observaciones y lo confirmamos con pruebas.

 

No cabe la menor duda de que cada hallazgo sigue una lógica propia, y, por consiguiente, la validez del hallazgo no es determinada por el método, sino por la verificación experimental de su validez. Así pues, debemos considerar a la lógica, y también a la razón, coincidentes con la ciencia; a estos preceptos se ajusta nuestra investigación.

 

En la investigación del cáncer hemos puesto mucha dosis de paciencia; y a la paciencia hemos añadido toda la reflexión que nos ha sido posible. Nuestra investigación es muy personal. En nosotros existe un “yo” en el que esbozamos esquemas mentales innatos que necesariamente conducen a interpretar los datos de una forma determinada.

 

En este estudio, repetimos, podrá observarse claramente que hemos empleado en todo momento la lógica. Esta no construye hipótesis, sino que averigua su consistencia; no inventa, sino que juzga; así pues, consideramos que la lógica es la ciencia de la ciencia misma.

 

Y esta investigación la desarrollamos aportando una serie de conceptos que, uno por uno, desde el primer eslabón hasta el último, tienen entre sí una clara y definida conexión. El primer eslabón de la cadena de investigación que esbozamos, lo constituye una serie de observaciones en clínica. De las observaciones hemos aportado una hipótesis, que nos facilita el segundo eslabón. Y este nos conduce a la explicación de los hechos observados y a la consecución de las pruebas necesarias, que en este estudio científico exponemos.

 

En este resumen preconizamos a la corriente eléctrica de nuestro propio organismo como factor esencial para la formación tumoral. Si la electricidad es el mayor excitante celular, es lógico que la neoplasia aparezca desde que se nace hasta el fin de nuestra existencia. Y este fenómeno, precisamente, es lo que sucede. Consideramos pues a nuestra electricidad como la principal responsable de la formación de todo tipo de cáncer. (Véase “Potenciales eléctricos del músculo intestinal”).

 

En este trabajo tratamos de esbozar unos conceptos para que nos proporcionen la suficiente luz, y ver con claridad la realidad de los hechos observados. En esencia, y para definirnos mejor, presentamos este hecho, esta realidad: “con la presencia de nuestra electricidad se puede producir el cáncer; con la ausencia de la electricidad, es muy difícil la formación tumoral”. Aquí tratamos de demostrarlo, aportando pruebas suficientes para darle veracidad a nuestras observaciones efectuadas en la Clínica, y también a la hipótesis que planteamos.

 

Palabras clave

 

CON ELECTRICIDAD: se produce: radiaciones ionizantes, radiolisis, radicales libres, calor, CÁNCER.

 

SIN ELECTRICIDAD: No hay acciones químicas. No se produce el CÁNCER.

 

Introducción

 

A través de la historia de la humanidad, se han descubierto numerosos hechos trascendentales que, con frecuencia, han estado precedidos por pequeños detalles y que han pasado desapercibidos: nunca se les dio la menor importancia. Pero siempre en todas las épocas de la vida, surgen personas poseídas de una cualidad imprescindible para la investigación: se trata de practicar con la máxima atención y paciencia el poder de la observación. A esta importante cualidad le sigue un segundo proceso: la teoría, es decir, el estudio meticuloso, estricto y profundo de los hechos observados. Y finalmente, la fase final: lo imprescindible y exigible. Nos referimos, como es lógico, a las pruebas.

 

Perseverar y fortalecer la observación es propio del que está poseído de querer aprender y profundizar hasta intentar alcanzar el objetivo que el investigador científico pensó inicialmente. “No se puede observar sin pensar; es tan peligroso como pensar sin observar” (Ramón y Cajal). Nuestras observaciones siempre han constituido una fuerte base, que nos ha introducido a plantear una hipótesis.

 

La hipótesis es el primer balbuceo de la razón en medio de las tinieblas de lo desconocido. La teoría y el dato objetivo están ligados por estrecha relación etiológica, como aquí pretendemos demostrar. Sin la teoría, es imposible labrar honda brecha en el duro bloque de lo real. Ninguna hipótesis puede plantearse sin el paso previo de la observación.


 



Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado