Traumatismo encefalocraneano. Manual de consulta. Primera parte
Autor: Dr. Alberto Ochoa Govin | Publicado:  11/09/2009 | Traumatismo encefalocraneano. Manual de consulta. , Neurologia , Neurocirugia | |
Traumatismo encefalocraneano. Manual de consulta. Primera parte.5

El traumatismo encefalocraneal (TEC), al mismo tiempo que constituye una de las primeras causas de muerte en el mundo sobre todo en personas jóvenes con plena actividad social y laboral, provoca un elevado costo a la sociedad y un gran impacto emocional sobre el paciente y sus familiares. (31).

 

La mortalidad por trauma encefalocraneano grave es muy elevada, mayor del 50%, sino se emplean métodos de tratamiento intensivo para controlar la elevación postraumática de la presión intracraneal, la hipoxia, la isquemia cerebral y otras complicaciones. (32).

 

Algunos pacientes fallecen por graves lesiones cerebrales primarias. En muchos otros, la muerte es el resultado del politraumatismo. (31,32).

 

El paciente politraumatizado, se define, como aquel paciente, que presenta, dos o más lesiones traumáticas graves asociadas, que están interrelacionadas desde el punto de vista fisiopatológico, con intensidad suficiente para influir desfavorablemente unas sobre otras, ocasionándole al paciente la muerte, sobre todo si no se toman medidas y tratamientos especializados con urgencia en las primeras horas posteriores al evento traumático. (34).

 

Las lesiones traumáticas asociadas más letales son las torácicas - pulmonares, el shock hemorrágico y los traumatismos encefalocraneanos.

 

En otros pacientes, la lesión cerebral no es mortal en sí, pero se desarrollan complicaciones intracraneales como la isquemia y el infarto cerebral, el edema o hematomas que requieren un rápido tratamiento específico para evitar la muerte.

 

Es importante el tratamiento de reanimación inicial, con intensidad suficiente para prevenir la hipoxia o la isquemia cerebral postraumática o sus consecuencias sobre la fisiología encefálica, y el diagnóstico y evacuación quirúrgica precoz, de colecciones intracraneales con efecto de masa (lesión ocupativa de espacio intracraneal) como los hematomas y el cerebro necrótico contundido, así como el tratamiento médico capaz de controlar la elevación postraumática de la presión intracraneal y sus complicaciones. (35,36).

 

Aparte de estas lesiones graves los servicios de urgencias de clínicas y hospitales a nivel mundial reciben a diario, gran número de pacientes con traumatismos encefalocraneanos leves, producto de agresiones o accidentes de tránsito, domiciliarios, laborales, escolares o deportivos.

 

En la mayoría de ellos, las lesiones son superficiales y el compromiso encefálico es nulo o no significativo por lo que no requieren de consulta y tratamiento especializado ni de hospitalización. (37, 38,39).

 

En pacientes con múltiples traumas, la cabeza es la parte del cuerpo más comúnmente lesionada, en los accidentes de tránsito letales y en ataques violentos que provocaron homicidios o asesinatos las lesiones cerebrales se observan en el 75% de las necropsias de las víctimas. (38).

Anualmente, en los Estados Unidos, dos millones de personas sufren un trauma encefalocraneano; de éstas, según informa “the National Safety Council”, fallecen entre 70 000 y 100 000 en una población de 212 millones de habitantes. Estos datos son sin duda un problema significativo de salud no sólo de Norteamérica sino a nivel internacional. (39,40).

 

Cavenes publicó la incidencia del traumatismo encefalocraneano referido por varias organizaciones de salud. Este informe expresa una cifra de 7 560 000 lesionados de los cuales 6 305 000 tenían lesiones leves o menores y 1 225 000 que se catalogaron como mayores, que incluyen, la conmoción y la contusión cerebral, la hemorragia intracraneal y la laceración cerebral. (41,42).

Kraus señala una tasa de incidencia por trauma encefalocraneano de 200 casos por cada 100 mil habitantes.

 

Steve Whitman en una investigación de un año en la ciudad de Chicago en dos zonas con características socioeconómicas distintas obtuvo unas tasas de 403 y 394 casos por cada 100 mil habitantes respectivamente. (43).

 

En Norteamérica la lesión neurológica por trauma encefalocraneano como causa de muerte sólo es superada por las enfermedades vasculares cardiocerebrales y el cáncer. En este país, las lesiones graves por traumatismo encefalocraneano originan cada año 5 millones de días de hospitalización en centros asistenciales y más de 30 millones de días de incapacidad laboral.

 

En Colombia el trauma es la primera causa de mortalidad, la mitad de estas muertes se asocian al trauma encefalocraneano. A su vez las heridas por bala en el cráneo son la primera causa de muerte por traumatismo encefalocraneano. Esta lesión ha adquirido proporciones de una epidemia no solo en este país, sino a nivel mundial y sus consecuencias podrían ser inconmensurables. (25).

 

En el hospital San Vicente de Paúl en la ciudad de Medellín, donde se atienden más del 60% de los pacientes con traumatismo encefalocraneano grave en el departamento de Antioquía, llegaron por año, entre 1989 y 1994, aproximadamente 400 heridos por bala en el cráneo, se recibieron casi 8 pacientes semanales lo que represento el 22,5% de todos los casos con trauma encefalocraneano.

 

En cuanto a la frecuencia por género o sexo, la proporción es de doce hombres por cada una mujer. Aunque se ven en personas de todas las edades, el 90% estuvo entre los 10 y 40 años de edad, el 25% fueron jóvenes de 10 a 19 años.

 

La causa de los homicidios guardaron relación con el narcotráfico, el dominio de territorios y negocios ilícitos por delincuentes y el ajuste de cuentas entre pandillas de las comunas de esta región, y por enfrentamientos entre los grupos armados al margen de la ley y, entre estos y el ejército o la policía nacional, además aquellos relacionados con intereses políticos. El modo de operación de los sicarios fue generalmente el ataque por sorpresa en motocicletas de alto cilindraje. Estos datos coinciden con lo reportado por otros estudios en otras zonas del país.

 

Los niños se están afectando cada día con mayor frecuencia, en la mencionada institución se atendieron 40 niños heridos por bala en el cráneo, en 10 años, que sin lugar a dudas fueron víctimas pasivas e inermes de la violencia.

 

El 55% de los casos provenían del área metropolitana, a diferencia de los países industrializados donde la proporción entre los heridos de las grandes ciudades es diez veces mayor que las provenientes de pequeñas ciudades o del campo. En Antioquia la proporción es casi 1 a 1.


En los últimos años las principales causas en Medellín, han cambiado y se asemejan a las de los países industrializados que en orden de frecuencia son: accidentes de tránsito, caídas y ataques violentos.


Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado