Siglo XXI. Era de los Vectores
Autor: Oscar Rivera García | Publicado:  22/10/2009 | | |
Siglo XXI. Era de los Vectores.1

Siglo XXI. Era de los Vectores.

 

Dr. Oscar Rivera García. M.V.Z de la Universidad de Caldas egresado en el año, 1957. Decano de la Asociación Colombiana de Médicos Veterinarios y Zootecnistas Especialistas en Avicultura (AMEVEA). Gestor y Coordinador del PRIMER CONGRESO COLOMBIANO E INTERNACIONAL DE ZOONOSIS Manizales-Caldas-Colombia-Septiembre-2008. Miembro Corporación RED Salud Pública Veterinaria (SPVet). Miembro Asociación Veterinarios Vida Silvestre (VVS). Miembro Sociedad Caldense de Ornitología.

 

siglo_XXI_vectores/autor_oscar_rivera

 

Introducción

 

Al preparar el material para el curso “SIGLO XXI: Era de las Zoonosis” que dictaré a final de año a través del Aula Virtual de la Universidad de Málaga, España, y analizar cada una de las enfermedades a tratar, llama poderosamente la atención la importancia de los vectores, muchos de los cuales años atrás estaban limitados a ciertos continentes y países con zonas tropicales.

 

En la época actual y futura adquieren gran importancia porque cada vez se comprueba su presencia en otras regiones geográficas, con diferente hábitat al natural en donde vivían y en las cuales se han adaptado por factores favorecidos debido al cambio climático.

 

Las enfermedades transmisibles de los animales al hombre se están disparando en forma alarmante a través del planeta por causas que incrementan el riego de zoonosis transmitidas por vectores:

 

  • El crecimiento demográfico, se calcula que la población humana en la actualidad es de más o menos siete mil millones de habitantes y que para el año 2020 puede llegar a los diez mil millones de personas.

 

  • El crecimiento de la población animal, para atender la demanda alimenticia indudablemente también deben crecer las explotaciones animales entre las cuales la porcina, avícola y ganadera ocupan lugar importante.

 

  • Alteración del medio ambiente, Cada año se deforestan millones de hectáreas de extensiones de bosques, se destruyen grandes zonas de vegetación nativa, se desecan espejos de agua para dar paso a urbanizaciones, para aumentar la extensión de tierras para cultivos y construir grandes instalaciones para la crianza de cerdos y aves. Esta circunstancia genera un aumento de la frecuencia de convivencia entre especies salvajes y el hombre al invadir su hábitat natural.

 

  • Exterminio animales salvajes, con esta irracional actitud se están exterminando una gran variedad de mamíferos y aves salvajes depredadores de roedores razón por la cual estos ya se observan desplazados en zonas suburbanas aumentando el contagio, transmisión y difusión de varias zoonosis en las ciudades.

 

  • Cambio climático, las condiciones climáticas actuales, están favoreciendo no solo el resurgimiento de muchas zoonosis, sino también la aparición de las mismas en otras zonas del planeta en donde antes no se conocían. Muchos vectores, especialmente mosquitos de zonas selváticas están apareciendo en las ciudades ya transportados por el mismo hombre en sus vehículos o desplazados a las zonas urbanas cada vez más cálidas y en las cuales se han ido adaptando convirtiéndose con ello en transmisores activos de zoonosis.
  • Lagunas de desechos industriales, además de los olores fétidos que deben soportar los habitantes vecinos a estos sitios, ellas se constituyen en el hábitat ideal para la cría de zancudos, moscas, roedores y otros anímales transmisores de enfermedades. Se observan alrededor de grandes explotaciones avícolas, porcícolas y ganaderas, amén de las emanaciones producidas por la quema de vísceras, plumas de pollo.

 

  • Rellenos sanitarios, problema cada vez más complicado para las autoridades que en muchos casos ya no encuentran sitios alejados de las ciudades para eliminar los millones de toneladas de basura que producen sus habitantes y en donde además de muchos vectores y aves carroñeras es el mismo hombre, al buscar desperdicios, quien se está encargando de diseminar ciertos patógenos.

 

  • Aguas estancadas, en países pobres, en zonas marginales y campesinas se tiene la costumbre de almacenar agua , especialmente lluvia, por falta de acueductos, en tanques sin tapa, en otros recipientes abiertos, lavaderos y cuando llega el invierno, las canales, ondulaciones de terreno y huecos en general, se llenan de agua que permanece estancada por largos períodos y estos se constituyen en el medio ambiente ideal para la crianza de mosquitos vectores de enfermedades como el dengue y la malaria.

 

  • Vuelos intercontinentales, este es quizá uno de los riesgos más contundentes y peligrosos que afronta la humanidad para verse expuesta a padecer ciertas zoonosis. En pocas horas un virus de mediana o alta patogenicidad, o un virus de poca virulencia pero capaz de mutar y combinarse con otros más virulentos, puede ser distribuido de uno a otro continente en pocas horas.
  • Por estas y muchas razones se ha decidido titular el presente Artículo de Opinión “SIGLO XXI: Era de LOS VECTORES“ para hacer una pequeña narración de algunos de ellos y valorar la importancia que tienen tanto en la actualidad como en el futuro por las diferentes zoonosis que transmiten.

 

Esta es la razón del presente Artículo de Opinión despertar el interés sobre este tema entre los profesionales responsables tanto del Control y Vigilancia de la Salud Humana como Animal ya en países tropicales como subdesarrollados, como en aquellos que laboran en naciones con estaciones.

 

Vector epidemiológico

 

En epidemiología y ecología se llama vector a un mecanismo, generalmente un organismo, que transmite un agente infeccioso o infestante desde los individuos afectados a otros que aún no portan ese agente. Por ejemplo los mosquitos de la familia culícidos son vectores de diversos virus y protistas patógenos. La mayor parte de los vectores de enfermedades humanas son insectos hematófagos.

 

Aedes es un género de mosquito culícido frecuente en todo el mundo y especial en áreas tropicales y subtropicales. El nombre procede del griego aēdēs, que significa odioso.

 

Transmiten, entre otras enfermedades, la fiebre amarilla, el dengue y la dirofilariasis canina. En la Polinesia, Aedes polynesiensis trasmite la filariasis linfática producida por Brugia y otros nematodos relacionados.

 

Los mosquitos Aedes presentan a menudo bandas negras y blancas en cuerpo y patas pero pueden presentar también otras coloraciones.

 

siglo_XXI_vectores/foto_aedes

 

Aedes

 



Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado