Diagnostico de salud del Caserio Las Delicias, municipio Dabajuro, estado Falcon, Venezuela
Autor: Dra. Andrea M. González G. | Publicado:  13/11/2009 | Otras Especialidades , Medicina Preventiva y Salud Publica | |
Diagnostico de salud del Caserio Las Delicias, municipio Dabajuro, estado Falcon, Venezuela.3

La extensa llanura del litoral occidental falconiano se confunde, hacia el oeste, con las tierras bajas que rodean al Lago de Maracaibo y se formó con los aportes sedimentarios procedentes del mar y los pequeños ríos que descienden de las Sierras de Jirajara, la Montañita y San Luis que, aunque permanecen secos la mayor parte del año, en la época de invierno son capaces de arrastrar gran cantidad de sedimentos. El tipo de suelo predominante es el arcilloso árido y semiáriado, el cual es de bajo y muy bajo potencial agrícola debido a la salinidad, el déficit hídrico provocado por las escasas precipitaciones, la baja concentración de materia orgánica y la influencia de agentes climáticos como el viento.

 

3.2 Hidrografía.

 

En las regiones semiáridas los ríos tienen muy poco caudal y muchos de ellos se secan gran parte del año, pero cuando llueve con mucha intensidad se transforman en peligrosos torrentes, los cuales debido a la escasa cubierta vegetal arrastran gran cantidad de materiales. Este es un fenómeno que debe tomarse en cuenta al momento de diseñar y construir obras como: carreteras, puentes, viviendas y al planificar programas de reforestación o para la utilización de estas tierras en actividades tradicionales como la cría de caprino. Tampoco las represas que se construyen en estos ríos tienen una vida útil muy larga, ya que la gran cantidad de sedimentos que arrastra en las crecidas las suele rellenar en pocos años. En cuanto a la red hidrográfica, el curso de agua más importante del Municipio es el Río Agua Viva, el cual constituye la cuenca principal junto con el manantial Curumujure del Embalse El Mamito. Esta represa abastece de agua potable y para el riego a la población del Municipio Buchivacoa.

 

3.3 Clima.

 

Se encuentra determinado por un conjunto de factores como son la latitud, la altitud, el relieve y la cercanía al mar. Venezuela por su situación latitudinal, es un país intertropical, lo cual determina climas con régimen isotérmico, en los cuales la variación anual de la temperatura no supera los 4 ° C; la escasa inclinación con que inciden los rayos solares de manera casi constante determina la presencia de altas temperaturas; la influencia constante de la Masa de Aire Tropical Marítimo del Atlántico Norte o vientos alisios, la cual es una masa de aire seca, favorecen la escasa pluviosidad en regiones bajas como las llanuras litorales. La Altitud determina los pisos térmicos, de los cuales a la llanura litoral del Occidente de Falcón corresponde el Piso Macrotérmico o Megatérmico, que va desde los 0 a 1000 m.s.n.m., con temperatura media entre los 20 y 29 ° C, y al cual corresponde el clima semiárido o de estepa, caracterizado por altas temperaturas, debidas a la poca altitud, con escasa variación durante el año y notable oscilación diaria, esta última acrecentada por la menor humedad atmosférica, y lluvias escasas (menos de 840 mm/año).

 

3.4 Flora.

 

Son características en esta región dos tipos de formaciones vegetales, como son: matorrales y espinares xerofíticos. Los matorrales son formaciones vegetales arbustivas con especies menores a 5 metros de altura y de fisionomía variable de acuerdo a las condiciones climáticas, cubren aproximadamente 693.400 hectáreas que representa el 10% del total de la región, su potencial forestal es bastante bajo como fuente de madera, aunque surte de madera y fuente de construcción al medio rural, representa importante factor protector del suelo y fauna. La mayor parte de los matorrales de la región se ubica en las tierras semiáridas. Los espinares son comunidades arbustivas constituidas predominantemente por especies de fisionomía achaparrada, ofrecen una amplia gama de espinosas que van desde masas extensivamente densas y a veces dispersas, formadas por plantas superficiales donde se incluyen los grandes cardones de cactáceas, cubren un área superior a 770 mil hectáreas, aproximadamente el 12% de la región. Se localizan en aquellos sectores cuyos climas responden a los extremos más secos en la zona semiárida y árida y se caracterizan por su endémica sequedad, a la cual la vegetación responde adaptándose tanto morfológica como fisiológicamente al medio ambiente, sustituyendo hojas por espinas para evitar la evaporación-transpiración, así como adquiriendo la capacidad de almacenamiento hídrico. El potencial del espinar para un eventual aprovechamiento desde el punto de vista agrícola es prácticamente nulo por lo tardío del crecimiento de las especies. No obstante constituye un recurso valioso para la conservación de la fauna silvestre. Dentro de las especies xerófitas existentes en Venezuela, alrededor de las dos terceras partes se encuentran en esta región, entre ellas tenemos los cardones, las tunas, el cují, el dividive, el guamacho. También se observan araguaneys o curaríes. De lo anteriormente expuesto se deduce que prácticamente la totalidad de la flora es de tipo protectora.

 

3.5 Fauna.

 

Las regiones semiáridas presentan para la fauna condiciones desfavorables. Las escasas precipitaciones crean un problema de abastecimiento de agua y, además no permiten sino una vegetación relativamente pobre. Por estas razones la fauna es menos variada y abundante, así tenemos el caso de los conejos dos especies propias de la región, como son: Syvilagus floridanus nigrinuchalis y S. floridanus continentis. Las aves típicas de esta región son más abundantes y variadas que los mamíferos y reptiles. Entre ellas tenemos el cardenal coriano, el turpial, el gonzalito, el subesube, el tordo negro, el hormiguero copetón, el aguaitacamino y el guanaguanare Hacia las montañas se encuentran mamíferos como el Cunaguaro (Leopardus pardalis) y reptiles como la iguanas verde (Iguana iguana) y serpientes como la mapanare o tigra mariposa (Bothrops venezuelenensis) y la cascabel (Crotalus durisus terrifficus).

 

4. Aspectos económicos

 

La base económica se sustenta en el desarrollo de actividades agropecuarias y comerciales. El Municipio Dabajuro cuenta con una superficie agrícola total de 69.398 hectáreas, lo cual equivale al 5,24% del Edo. Falcón y al 0,24% del país. Existen 627 explotaciones agrícolas, que representan el 0,13% del país y el 2,46% del Edo. Falcón. Los rubros de producción del subsector agrícola vegetal están representados por cereales como el maíz, hortalizas como el ají y el pimentón, textiles como el sisal y frutas principalmente lechosa y cambur. En el subsector agrícola animal se lleva a cabo la cría de ganado bovino y caprino para la obtención de carne, leche, derivados lácteos (principalmente para la producción artesanal de queso, suero y dulce de leche) y cueros, porcino, ovino, equino, aves de corral y huevos de consumo. Posee el mayor movimiento comercial del occidente falconiano. Representa un centro de acopio para el comercio de productos agrícolas y pecuarios. La proximidad a la Carretera Nacional Falcón-Zulia, ha propiciado el desarrollo de un comercio asociado al transporte de vehículos, como estaciones de servicio y talleres mecánicos.

 

En cuanto al nivel socioeconómico de la población del Caserío Las Delicias, el cual fue determinado a través de la escala de Graffar Modificada, incluida en la encuesta realizada (Anexo N° 1), se encontró que el 94% pertenece a los estratos socioeconómicos más bajos (Gráfico N°1).

 

En relación a la ocupación se observó que el 43% eran estudiantes, seguido del 26% representado por los obreros agropecuarios y el 22% por amas de casa. (Gráfico N° 2)

 

Gráfico Nº 1. Distribución de la población según nivel socioeconómico. Caserío Las Delicias. Dabajuro, Edo. Falcón. 2007.

 

diagnostico_salud_venezuela/tabla_poblacion_socioeconomico

 

Fuente: Encuesta aplicada por los autores.

 



Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado