Complicaciones neurologicas asociadas a Mycoplasma Pneumoniae
Autor: Dr. Damián Andrés Clemente | Publicado:  10/03/2010 | Enfermedades Infecciosas , Neurologia , Imagenes de Neurologia | |
Complicaciones neurologicas asociadas a Mycoplasma Pneumoniae .1

Complicaciones neurológicas asociadas a Mycoplasma Pneumoniae.

 

Dr. Damián Andrés Clemente. Médico Pediatra. Certificado por Sociedad Argentina de Pediatría y la Universidad de Buenos Aires.

 

INTRODUCCIÓN

 

Mycoplasma Pneumoniae es un reconocido patógeno del aparato respiratorio implicado frecuentemente en infecciones altas y bajas tanto en niños como en adultos.

 

Es también responsable de numerosas y variadas manifestaciones extrapulmonares siendo las complicaciones neurológicas las más frecuentes.

 

Si bien antiguamente se describía la asociación entre infección respiratoria por Mycoplasma Pneumoniae – compromiso neurológico como algo débil; actualmente existen múltiples publicaciones que confirman dicha asociación gracias al advenimiento de nuevas técnicas de diagnóstico.

 

GENERALIDADES

 

Los Mycoplasmas fueron descriptos por primera vez en el año 1898 por Nocard y Roux, al observar que la pleuroneumonía del ganado vacuno era causada por organismos que pasaban filtros capaces de retener bacterias.

 

Estos microorganismos de pequeño tamaño (150-250nm), pertenecen a la clase Mollicutes; son procariotas que se caracterizan por carecer de pared celular y estar rodeados de una membrana celular deformable que contiene esteroles. A su vez, la familia Mycoplasmataceae, abarca a los microorganismos que infectan y colonizan seres humanos. Esta familia de microorganismos requiere de colesterol para su crecimiento; algunos hidrolizan urea, oxidan ácidos grasos de cadenas cortas a través de la B-oxidasa o degradan azúcares durante sus procesos glucolíticos.

 

Mycoplasma Pneumoniae, descripta en 1962 como agente etiológico de la neumonía atípica primaria, comparte la mayoría de las características pertenecientes a esta familia de microorganismos; excepto que se desarrolla bien en medios aerobios, fermenta glucosa como principal fuente de energía y crece en agar formando colonias que se asemejan a las moras, a diferencia del resto de los Mycoplasmas que forman colonias con una zona central densa y una periférica de menor densidad. 1

 

Otra característica a tener en cuenta, es que como carecen de pared celular no resultan afectados por los antibióticos B-lactámicos y no son visibles por tinción Gram.

 

Patogenia

 

Los Mycoplasmas causarían infecciones principalmente como parásitos extracelulares, adhiriéndose a las células ciliadas y no ciliadas. La adherencia de Mycoplasma Pneumoniae al epitelio respiratorio se considera un paso esencial en la colonización del tejido y la subsiguiente patogénesis de la enfermedad.

 

Los sucesos posteriores aún están poco claros, pero pueden incluir citotoxicidad directa de sustancias elaboradas como peróxido de hidrógeno o citólisis por respuesta inflamatoria mediada por quimiotaxis de células mononucleares o reacción antígeno-anticuerpo. 2

 

Epidemiología

 

La mayor parte de los casos de infección por Mycoplasma ocurre en forma aislada como brotes familiares. Pueden causar microepidemias, y representan el 25 al 75% de las neumonías en este contexto. Mycoplasma Pneumoniae es un reconocido patógeno causante de enfermedad respiratoria que afecta chicos en edad escolar y jóvenes adultos.

 

Las tasas de incidencia se observan con mayor frecuencia entre los 5 y 20 años; con una incidencia pico en otoño y en climas templados. Niños menores de 3 años, presentan con mayor frecuencia clínica respiratoria alta, y en cambio, entre los 5 y los 20 años predomina la bronquitis y la neumonía.3 Sin embargo la mayoría de los investigadores están de acuerdo en que la neumonía por Mycoplasma Pneumoniae es infrecuente en edad escolar. Estudios serológicos realizados en el pasado ofrecieron evidencia de que esta infección del tracto respiratorio bajo es más frecuente en pacientes de 20-30 años y recientes estudios avalan dicha evidencia.

 

Transmisión

 

Se disemina de un paciente a otro a través de gotas respiratorias producidas por la tos. Tienen un período de incubación de 2 a 3 semanas, luego del cual la enfermedad tiene un comienzo insidioso, que consiste en: fiebre, malestar general, cefalea y tos. Siendo esta última, relevante en la infección por Mycoplasma. Usualmente es una tos no productiva, pero ocasionalmente puede ser mucoide o mucopurulenta. La frecuencia y severidad de la tos aumenta luego de los dos primeros días y puede ser causa de debilidad. Con la persistencia de la tos, se desarrolla dolor paraesternal, relacionado más que nada al esfuerzo muscular producido por la tos que a la presencia de derrame paraneumónico, al que rara vez se asocia. La fiebre es en general alta (38.8 a 40ºC) y se asocia a mucho malestar y escalofríos. (cuadro 1) 2

 

Si bien pueden auscultarse sibilancias en esta entidad, en un estudio con niños asmáticos, la presencia de sibilancias mostró una correlación negativa con el aislamiento de Mycoplasma Pneumoniae en comparación con virus respiratorios.

 

El Mycoplasma Pneumoniae se cultiva frecuentemente a partir de muestras de pacientes convalecientes durante las 8 semanas siguientes a la recuperación clínica.

 

Las localizaciones extrapulmonares del microorganismo implican su diseminación a otros tejidos posterior a la infección respiratoria. Entre ellas, se ha observado complicaciones cardíacas, dermatológicas, musculoesqueléticas, hematológicas y neurológicas; siendo estas últimas las que nos interesan y sobre las cuales haremos mención en el desarrollo del presente trabajo, por ser las manifestaciones extrapulmonares más frecuentes de la infección por Mycoplasma Pneumoniae. 4

 

Cuadro 1 – Principales manifestaciones clínicas de la neumonía por Mycoplasma Pneumoniae

 

complicaciones_neurologicas_micoplasma/manifestaciones_clinicas_pneumoniae

 

Mandel; Bennett. Enfermedades infecciosas principios y prácticas. 4ª Edición. Ed. Panamericana, 1997

COMPLICACIONES NEUROLÓGICAS ASOCIADAS A MYCOPLASMA PNEUMONIAE

 

Las manifestaciones neurológicas secundarias a infección por Mycoplasma Pneumoniae, se producen por compromiso del sistema nervioso central (SNC) y sistema nervioso periférico (SNP), determinando un amplio espectro de presentaciones, desde irritación meníngea leve a enfermedad neurológica severa.




Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924