El conejo, un modelo animal para el estudio de la aterosclerosis. Una corta revision
Autor: Dr. Luis Caballero | Publicado:  13/10/2010 | Anatomia Patologica , Cardiologia , Angiologia y Cirugia Vascular , Imagenes de Anatomia Patologica , Imagenes de Angiologia y Cirugia Vascular , Imagenes de Cardiologia | |
El conejo, un modelo animal para el estudio de la aterosclerosis. Una corta revision .5

Conejos sometidos a inmovilización forzada por dos horas diarias durante siete días, produjo un significativo aumento en los niveles séricos de malondialdehido (MDA), colesterol total, LDL, VLDL y triglicéridos. Se halló una positiva correlación del incremento de MDA con el incremento del colesterol total, LDL, VLDL y triglicéridos; la correlación del malondialdehido (MDA) con el HDL resultó negativa [Lata y col., 2004]. Estos resultados permiten predecir un incremento de la susceptibilidad a la arteriosclerosis en conejos, como resultado del stress por inmovilización.

Influencia de algunos minerales

Los hallazgos sobre los efectos del hierro en la aterogénesis son controversiales. Es así como se evidenció, posterior a la sobrecarga de hierro en conejos hipercolesterolémicos, aumento en el desarrollo de lesiones ateroscleróticas al compararlos con el grupo de animales hipercolesterolémicos que no recibieron hierro [Araujo y col., 1995].

Se investigó [Dabbagh y col., 1997] en conejos alimentados con una dieta que contenía 1% de colesterol, tanto la sobrecarga de hierro mediante la inyección con hierro dextrano como la deficiencia de hierro provocada por flebotomía, en el desarrollo de aterosclerosis. La sobrecarga de hierro disminuyó los niveles de colesterol en el plasma, además disminuyó significativamente la formación de lesiones en 56%. Esta investigación mostró por primera vez, que la deficiencia de hierro por flebotomía no mejora el desarrollo de aterosclerosis en conejos hipercolesterolémicos.

La suplementación con hierro dextrano vía intramuscular, zinc y cobre vía oral, en conejos que recibieron una dieta alta en colesterol, presentaron niveles significativamente más bajos de lípidos séricos, comparados con el grupo de conejos hipercolesterolémicos que solo recibieron la sobrecarga de hierro [Rashtchizadeh y col., 2008]. Los valores más altos entre los animales hiperlipidémicos, se observaron en los que solo recibieron repetidas inyecciones de hierro dextrano y en los suplementados con zinc sin sobrecarga de hierro. Concluyen estos investigadores, que la interacción entre el cobre y el zinc, podría modular la génesis de la aterosclerosis, mediante su influencia en la capacidad antioxidante celular y del perfil lipídico sérico.

Hiperlipidemia en conejos infectados

Una dieta aterogénica se empleó en conejos de la especie Sylvilagus floridanus, infestados con el agente causal de la enfermedad de Chagas, Tripanosoma cruzi. Los niveles de CT, LDL y HDL fueron significativamente menores en este grupo de animales al compararlos con los que solo recibieron dieta aterogénica. La disminución de CT podría deberse a una capacidad disminuida del hígado infectado y/o a una mayor peroxidación de LDL por efecto de la infección, con la consecuente eliminación biliar de colesterol. La disminución de los niveles séricos de HDL, pudiera actuar como potente agente aterogénico [Alarcón, 2004].

Conejos hipercolesterolémicos que recibieron endotoxinas de Escherichia coli vía intravenosa, exhibieron una significativa aceleración de la aterosclerosis. Estos datos apoyan el concepto de que la aterosclerosis tiene un componente inmunopatológico, por lo que un agente infeccioso puede asumir particular importancia en su iniciación o progresión [Lehr y col., 2001].

Sin embargo la administración repetida de lipopolisacáridos bacterianos en conejos con una dieta hipercolesterolémicos [Kerttula y col., 1986], no tuvo efecto en la progresión de la aterosclerosis.

Chlamydia pneumoniae puede infectar células del sistema respiratorio o cardiovascular, incluyendo epitelio pulmonar, macrófagos alveolares, monocitos circulantes y endotelio vascular. Conejos hiperlipidémicos desarrollaron cambios aórticos consistentes con lesiones tempranas de aterosclerosis, posterior a una infección respiratoria con C. pneumoniae [Fong y col., 1997; Muhlestein, 2000]. La idea de que infecciones contribuyan al desarrollo de la placa aterosclerótica y enfermedades cardiovasculares, no es un concepto nuevo, pero resulta extremadamente difícil de probar categóricamente. Una larga lista de asociaciones y evidencias, correlacionan la infección de C. pneumoniae con la aceleración de enfermedades cardiovasculares [Belland y col., 2004].

Podemos concluir, que a un siglo de los primeros hallazgos de Ignatowski, y disponiendo actualmente con los avances de la genómica, el desarrollo de cultivos celulares y de otros experimentos in vitro, el conejo de laboratorio, manejado bioéticamente, seguirá brindando respuestas en beneficio de la salud del hombre y los animales.

ANEXOS 

modelo_animal_arteriosclerosis/aorta_humana_aterosclerotica

Figura I: Aorta humana aterosclerótica 

modelo_animal_arteriosclerosis/arteria_coronaria_aterosclerotica

Figura II: Arteria coronaria humana con aterosclerosis 

modelo_animal_arteriosclerosis/arteria_coronaria_aterosclerosis

Figura III: Arteria coronaria humana con aterosclerosis avanzada.



Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado