Una perspectiva bio-integral comparativa entre el Conductismo y el Cognoscitivismo como teorias de aprendizaje
Autor: Mg. Doris Lucia Gudiño | Publicado:  30/09/2011 | Formacion en Ciencias de la Salud , Articulos | |
Perspectiva bio-integral comparativa Conductismo y Cognoscitivismo como teorias de aprendizaje .1

Una perspectiva bio-integral comparativa entre el Conductismo y el Cognoscitivismo como teorías de aprendizaje

A Bio-integral Comparative Perspective between Behaviorism and Cognostivism as learnig theories

Mg. Doris Lucia Gudiño
Mg. Nieves A. Acosta

Universidad Pedagógica Experimental Libertador-Maracay

Resumen

Los enfoques del aprendizaje demarcan el camino por el cual transita el hombre para adquirir el conocimiento. Por ello, dentro del proceso educativo adquieren una vital importancia, ya que los mismos describen la forma y manera cómo la persona o individuo adquiere el acto de prender. También porque son estamentos psicológicos con los cuales los maestros pueden, de una u otra forma, dirigir, conducir y planear el acto educativo. No obstante, este artículo se apuntala hacia la descripción y análisis comparativo de un entramado epistemológico donde se sustenta la columna vertebral de dos enfoques del aprendizaje más usados y controversiales del siglo XX. Estos son, de acuerdo a Bigge (2004), el conductismo y el cognoscitivismo. Los mismos se describen como dos enfoques que surgieron en un tiempo determinado de la historia. Sin embargo, estos contenidos epistémicos se encuentran presentes hoy día en la programación educativa de algunos diseños curriculares.

Palabras claves: Conductismo, Cognoscitivismo, Aprendizaje, Biointegralidad.

Abstract

The learning approaches delimit the path which man travels in order to acquire knowledge. So, in the educational process they are of relevant importance, because they describe the way and form how the person or individual obtains the act of learning. Also, for the reason that learning approaches are psychological statements which teachers are able to, in one or other way, direct, conduct and plan the educative act. Nevertheless, this article emphasizes the comparative description and analysis of an epistemological structure where it is supported the vertebral column of the two most common and controversial learning approaches in the XX century. Those are according to Bigge (2004) behaviorism and cognoscitivism. They are described as two approaches that emerged in a determined period of time. However, these epistemic contents are present nowadays in some syllabus designs of the educational program.

Keywords: Behaviorism, cognoscitivism, learning, Biointegrallity.

Una Perspectiva Comparativa entre el Conductismo y el Cognoscitivismo

Introducción

El ser humano desde que se conformó en sociedad se vio involucrado dentro de un proceso en el cual no sólo sintió la inquietud para adquirirlo, sino que también trató de averiguar cómo se llevaba a cabo tal acción. Este proceso se le llamó y se le sigue llamando aprendizaje. Por ello, Bigge (2004) refiere que:

Desde los tiempos antiguos al menos algunos de los miembros de cada sociedad civilizada han desarrollado y probado hasta cierto punto, ideas sobre la naturaleza del proceso de aprendizaje. Desde el siglo XVII, han surgido teorías más o menos sistemáticas del aprendizaje, para oponerse a las teorías existentes. Por lo común, una nueva teoría del aprendizaje no se traduce en práctica escolar hasta que transcurren de 25 a 75 años. Por otra parte, cuando una nueva teoría llega eventualmente a afectar las normas escolares, no desplaza habitualmente a sus predecesoras, sino que sólo compite con ellas (p.17).

Por esta razón, es relevante el abordaje epistémico de los enfoques de aprendizaje dentro de los contenidos programáticos de toda planificación educativa. Pues, los mismos sustentan los preceptos teóricos psicológicos en los cuales se exponen la forma y la manera cómo los individuos o las personas adquieren el arte de aprender. No obstante, el presente artículo sólo se remite a realizar una perspectiva comparativa entre estos dos enfoques, como lo son el conductismo y el cognoscitivismo, ya que debido a Bigge (2004) fueron los enfoques de mayor auge y los más controversiales dentro del proceso educativo del siglo XX.

Se tiene, por lo tanto, a dos enfoques que surgieron en una época y en un tiempo determinado de la historia. Sin embargo, fueron dos posturas epistémicas que demarcaron dos campos, dos mundos diferentes y antagónicos que hasta el presente se pueden observar tanto en la praxis educativa como en los contenidos programáticos de ciertos diseños curriculares. Los basamentos teóricos que sustentan a estos dos enfoques son transitados a través de la hermenéutica, ya que la misma permite la descripción, el análisis y la comparación entre los mismos.

Sinopsis Histórica del Conductismo y del Cognoscitivismo

El enfoque conductista se deriva del término inglés que quiere decir conducta. Surge a través de la evolución conductista iniciada por J. B. Watson (1878-1958), quien desarrolló en el año 1913 un programa según el cual la psicología debía circunscribirse al estudio de la conducta observable y mensurable, descartando de esta manera todo lo referido a la descripción de contenidos de la conciencia y a los datos que pudiera suministrar la introspección.

Cabe mencionar que la introspección fue el método que sentó las bases para que la psicología comenzara a adquirir una fundamentación científica. No obstante, por ser un método basado en una serie de aspectos subjetivos del ser humano fue rechazado por este enfoque, que fundamenta sus preceptos sólo en la conducta observable y cuantificable de los organismos. Por ello, este enfoque se cimenta sobre el campo de la conducta, el cual predice que todo proceso, todo evento de aprendizaje sólo es posible a través de la práctica, de la demostración de un hecho observable. Tal y como lo señala Porras y Sabatino (1986):

El proceso de aprendizaje se inicia cuando el sujeto capta y percibe un evento del ambiente. Una vez dentro del sujeto, ese evento es frecuentemente procesado, bien asociado, bien categorizado, etc. Eventualmente es exteriorizado en formas de conductas observables. (p.21)

En contraposición al enfoque conductista se encuentra el enfoque cognoscitivista, el mismo, de acuerdo a Bigge (2004), pertenece a la familia del campo de la Gestalt. Este nuevo enfoque psicológico gestaltista se originó en Alemania durante las primeras décadas del siglo XX. Su máximo exponente fue Max Wertheimer (1880 - 1943). El término Gestalt o la psicología de la forma se derivó de un sustantivo alemán y el mismo no tiene en la lengua castellana una palabra equivalente, y es por esta razón que el término fue incluido en la terminología psicológica.

Sin embargo, teóricos seguidores de este nuevo enfoque dieron nuevos nombres a la psicología de la gestalt surgiendo de esta manera: la psicología configurativa, la psicología organística, la del campo, la fenomenológica y la del campo cognoscitivo. De igual forma, percibieron al fenómeno del aprendizaje como un factor estrechamente relacionado con el proceso de la percepción. Por ello, definieron al aprendizaje, según Bigge (2004), como "la reorganización del modo perceptual o psicológico del aprendizaje - su campo" (p. 71).

Este movimiento psicológico se introdujo en los Estados Unidos para el año 1912, y el teórico que lo dio a conocer fue Max Wertheimer, de origen alemán y precursor de este nuevo paradigma cognitivo. La psicología del campo de la gestalt significó, entonces para este teórico, un conjunto organizado de un todo que proviene a raíz de una serie de partes. Esta teoría del campo de la Gestalt se sustenta sobre seis leyes que fueron formuladas por este teórico y sus seguidores, las mismas le dan a esta teoría el principio de totalidad perceptiva durante el proceso de aprendizaje. Dentro de estas leyes tenemos las siguientes: La Ley Básica de Pragnäz, la Ley de Similitud, la Ley de Proximidad, la Ley de Cierre, la Ley de Buena Continuación y la Ley de Membresía.

Conceptualización del Conductismo y del Cognoscitivismo

El conductismo es conceptualizado por sus seguidores como el enfoque que refiere un marco metodológico experimental y mensurable en relación a la forma cómo el individuo aprende. Sustenta su episteme en la conducta observable, medible y cuantificable de los seres vivos y entre ellos fundamentalmente la del ser humano. La conducta es definida por los teóricos de esta teoría del aprendizaje como: "cualquier actividad, movimiento, reacción o respuesta que altera la posición del organismo o de cualquier parte del mismo en el espacio" (Diccionario de Ciencias de la Conducta, 1984, p. 121).

En este mismo orden de ideas, Mussen, Conger y Kagan (1984) acotan que el enfoque conductista "centra su atención sólo en la conducta manifiesta y no en la solución de problemas, mucho menos en los deseos, sentimientos o formas de pensar" (p. 28). Estos autores aluden que en este supuesto teórico sólo se toma en cuenta los poderes del ambiente y de la experiencia. También, señalan la perspectiva que ellos asumen en cuanto a la formación de hábitos y creencias en los individuos, percibiéndolos como modelos de imitación que se refuerzan o se generan a través de castigos y recompensas.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924