Relacion entre la presencia de lesion cervical y variables epidemiologicas seleccionadas
Autor: Dr. Marco J. Albert Cabrera | Publicado:  30/03/2007 | Ginecologia y Obstetricia , Enfermedades Infecciosas | |
Relacion entre la presencia de lesion cervical y variables epidemiologicas seleccionadas.

INTRODUCCIÓN

La adolescencia fue considerada por largo tiempo como una etapa de tránsito entre la niñez y la adultez, y por lo tanto se le dedicaba escasa atención. (1)

La edad de la adolescencia es un período en la vida del ser humano matizado por rápidos y diversos cambios que se suceden en forma muy dinámica, comprende cambios biológicos, físicos y emocionales fundamentales que crean las características de la vida adulta ulterior.(1)

Los adolescentes en la actualidad, se ven afectados por un porcentaje desproporcionado de graves problemas de salud reproductiva. (2,3)

La prevención y el diagnóstico oportuno en un grupo en el cual los hábitos sexuales constituyen un factor de riesgo, ha sido ocupación de los médicos que atienden a la población femenina y particularmente a la adolescente, (2-4) siendo catalogados como uno de los grupos más vulnerables de contraer alguna enfermedad de transmisión sexual. (1,2)

Existen comportamientos claramente demostrados que influyen sobre la transmisión y probabilidad de padecer algunas las infecciones de transmisión sexual (ITS), como el hecho de haber cambiado recientemente de pareja sexual, tener una pareja sexual que tiene otros compañeros sexuales, tener relaciones sexuales ocasionales con otras parejas, en general personas desconocidas y de las que no se sabe si tienen alguna ITS y el no uso del condón en cualquiera de las situaciones anteriores, lo cual expone a ambos miembros de la pareja a un alto riesgo de infección, todo esto a su vez hace que este grupo de adolescentes sea más susceptible de presentar algún tipo de lesión cervical. (2-5)

El incremento de actividad sexual y comienzo precoz de esta, ha traído como consecuencia un aumento en las infecciones de transmisión sexual. Las adolescentes, junto con las adultas jóvenes presentan la mayor tasa de prevalencia. (6)

Las infecciones de transmisión sexual representan mundialmente un serio problema, tanto en términos de salud como económicos y sociales, además de constituir un riesgo para el desarrollo de cáncer, infertilidad e incluso la muerte. Su control es decisivo para mejorar la salud reproductiva y de toda la población, representa uno de los grandes desafíos de la salud pública contemporánea. (7)

Se ha comprobado la relación causal existente entre la infección por varios tipos de papiloma virus (HPV) y la displasia, la lesión intraepitelial cervical y el carcinoma in situ del aparato reproductor en ambos sexos, en particular del cuello uterino, por lo que la prevención y manejo adecuado de las lesiones cervicales por infección por HPV se revierte en la prevención de enfermedades que ocupan una de las primeras causas de vida perdida en la población. (7, 8,9)

Se ha llegado a considerar el carcinoma cervical como una ITS y se ha observado en series de adolescentes estudiadas, un incremento en la prevalencia de anormalidades cervicales por HPV en un 18%.(4, 7, 10,11)

Las lesiones de tracto genital inferior como los carcinomas de estas regiones están influenciadas por el virus del papiloma humano, siendo este la causa en un 99% de los casos. (12,13)

El cáncer del cuello uterino es el segundo cáncer de la mujer en frecuencia en todo el mundo después del cáncer de mama y es el principal cáncer de la mujer en la mayoría de los países en vías de desarrollo, donde ocurre el 80% de los casos de cáncer de cuello uterino. Se estima que causa alrededor de 500.000 muertes al año en todo el mundo. Su frecuencia es mayor en países en desarrollo. (12)

Cada año se producen en todo el mundo alrededor de 466 000 casos nuevos de cáncer cervicouterino, que provoca la muerte de 231 000 mujeres por año, de las cuales más de 80 % ocurren en los países en vías de desarrollo. (14,15)

El examen regular con el frotis de Papanicolaou comenzó en la década de los años cincuenta y se ha convertido en el estándar de asistencia en la mayoría de los países desarrollados, lo que ha conducido a un incremento en el diagnóstico y tratamiento de neoplasia intraepitelial cervical precursora del cáncer de cérvix. (16)

Este método sencillo de toma de muestra para citología orgánica se basa en aprovechar la exfoliación inducida o espontánea de las células del cuello uterino para la detección de las lesiones cervicales preinvasoras, por lo que su uso se extendió rápido. (17,18)

La citología orgánica se realiza en la población femenina de 25 a 59 años que haya tenido vida sexual activa, con periodicidad cada 3 años. La unidad de detección se cumple en los Consultorios de Médicos de Familia, en los Policlínicos con Médicos de Familia o en los Hospitales Rurales que realicen acciones primarias de salud.(17)

El seguimiento y control de las lesiones cervicales en la adolescencia comprende una serie de medidas entre las que se encuentran el cambio en el comportamiento de la conducta sexual de las adolescentes. (19,20)

La situación actual epidémica de las infecciones de transmisión sexual en combinación con las actitudes y conductas de los adolescentes en la esfera sexual, convierten esta situación en una bomba de tiempo. Esto solo puede combatirse con un incremento en la información a los jóvenes sobre educación sexual; mientras más preparados estén mejor podrán enfrentar estos riesgos. (21)

Si el trabajo educativo e informativo se realiza de una manera correcta, sistemática y por etapas, lograremos que al menos un gran número de adolescentes pospongan por un período de dos o tres años el inicio de su actividad sexual en comparación con lo que sucedería si esta educación no se brinda. (1-4, 7, 21,22)

Es por lo hasta aquí expuesto que se considera a los adolescentes como un sector de la población con un riesgo reproductivo elevado, lo cual puede facilitar la ocurrencia de un daño el cual está dado fundamentalmente por conductas sexuales riesgosas como el inicio de las relaciones sexuales, el número de parejas sexuales, el método anticonceptivo usado, la presencia conjunta de algunas infecciones de transmisión sexual sin tomar en consideración sus posibles secuelas a largo plazo, esto es un hallazgo indudable en estrecha vinculación con la presencia de las lesiones cervicales y la edad de la adolescencia.(21)

Dado la importancia que tiene el conocimiento de estos factores de riesgo en la prevención y tratamiento de las enfermedades ginecológicas, dentro de ellas el cáncer de cuello uterino, es que nos sentimos motivados a realizar esta investigación en nuestra área de salud.

OBJETIVOS

Identificar la relación existente entre la presencia de lesión cervical y variables epidemiológicas seleccionadas como: infecciones de transmisión sexual, edad de inicio de las relaciones sexuales, número de parejas sexuales, método anticonceptivo usado.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924