Hipnosis terapeutica. Teoria, metodos y tecnicas aplicadas. Primera parte
Autor: Dr. Alberto Ochoa Govin | Publicado:  8/10/2009 | Hipnosis terapeutica. Teoria, metodos y tecnicas. , Psicologia | |
Hipnosis terapeutica. Teoria, metodos y tecnicas aplicadas. Primera parte.9



En años posteriores existían todavía opositores al magnetismo y aprovecharon que un joven hipnotizador llamado Berna propuso a la Sección Médica de la Academia nuevas pruebas para consolidar lo verdadero del magnetismo. Berna aseguraba que era capaz de producir mediante el magnetismo fenómenos de clarividencia, telepatía, precognición, entre otros, y el interés de la comisión se dirigió ante todo a comprobar la existencia de percepción extrasensorial en el sonambulismo.

 

La Academia Francesa se reunió y llegó a la conclusión desfavorable de que el magnetismo humano y animal era un procedimiento sobrenatural y declaró indigno interesarse en este asunto.

La situación empeoró cuando un médico ofreció 3 000 francos a quien pudiera leer sin el auxilio de sus ojos o de la luz, hecho que Berna había declarado posible e incuestionable.

 

Esto trajo como consecuencia que, en 1840, se anunciara oficialmente por la Academia Francesa de Ciencias la prohibición de utilizar el magnetismo por los miembros de la misma, así como los comentario y experimentos al respecto, lo cual estancó extraordinariamente las investigaciones sobre el llamado magnetismo y frenó su desarrollo, no sólo en Francia, sino también en gran parte de Europa.

 

Otros investigadores continuaron trabajando, principalmente en Alemania, Dinamarca, Rusia, Hungría, Italia y Norteamérica.

 

Aparecen publicaciones de la Universidad de Leipzig en 1816 y 1826, así como de la Universidad de Berlín, también en 1826. Esto facilitó que se continuara estudiando la hipnosis en países que no se vieron afectados por la resolución de la Real Academia Francesa de Ciencias.

 

ETAPA DE JAMES BRAlD.

           

En la Inglaterra de 1841 James Braid (1795-1860), médico educado en Edimburgo y que trabajaba en una compañía minera como cirujano­-oftalmólogo, asiste a las sesiones de magnetismo realizadas por el famoso magnetizador Charles Lafontaine, quien realizó exhibiciones del 13 al 18 de noviembre de ese año con una conceptualización más aproxi­mada a una base científica.

 

Al principio Braid afirmaba que los hechos reportados por el mag­netismo eran falsos, pero, persuadido por las prácticas que presenció, desarrolla una teoría que plantea que los fenómenos observados depen­den exclusivamente del propio paciente, es decir, del resultado de la fijación prolongada de la mirada.

 

Braid tiene el mérito de ser el primero en utilizar en sus trabajos la terminología técnica de la hipnosis tal como se emplea actualmente, es decir, con una significación neurofisiológica; habló de la neurohipnología y del neurohipnotismo, aunque el prefijo de ambos términos cayó rápidamente en desuso.

 

Su aporte facilitó que reapareciera en Francia el antiguo mesmerismo, cubierto con una nueva concepción y una base racional más fácilmente aceptable para los científicos. ­

 

Los trabajos de Braid demostraron de modo concluyente la inexisten­cia del magnetismo animal de Mesmer y su método permitió establecer que todos los fenómenos espectaculares del mesmerismo se podían pro­ducir por muchos fisiológicos, tales como la fatiga de los músculos ocu­lares y de los párpados.

 

Dentro de sus objetivos estaba demostrar que la incapacidad del paciente para abrir los ojos se debía a una parálisis producida por el agota­miento del músculo elevador del párpado, cuando se fijaba la mirada.

 

En las investigaciones de Braid, éste constató que durante la fase de inducción del sueño aparecía un pequeño temblor en los párpados, que culminaba con un giro en los globos oculares hacia arriba, acompañado de una relajación total de la musculatura estriada.

           

El aporte fundamental de Braid fue la agrupación, bajo el término de hipnosis de los sueños magnéticos inducidos de los tiempos de Mesmer.

           

Braid llamó hipnosis al estado de sueño artificial que se obtiene por medio de la fijación de la mirada sobre un punto brillante.

 

Sus primeros experimentos consistieron en solicitar a los pacientes que miraran fijamente el extremo superior de una botella de vino colocada frente a ellos, en una posición tal que los obligaba a realizar gran esfuerzo con los párpados. Esto le permitió observar que en un intervalo aproximado de tres minutos los párpados se cerraban y aparecían lá­grimas, la cabeza se inclinaba y los pacientes caían en un sueño pro­fundo, al mismo tiempo que la respiración se volvía cada vez más lenta y profunda, apareciendo en los brazos ligeros movimientos convulsivos.

 

Braid explicaba que, en este experimento no sólo demuestra lo que es­peraba, sino que además le llamó la atención el estado espas­módico de los músculos de la cara y de los brazos, así como el estado peculiar de la respiración y el estado mental según se evidencia al despertar el paciente, lo cual tiende a demostrarle que había encon­trado la clave para la solución del mesmerismo.­

 

Sus descubrimientos desplazaron rápidamente la teoría del fluido magnético, pues la suya permitió desarrollar un método técnico y cien­tífico simple que facilitaba inducir la hipnosis.

 

EL MÉTODO DE BRAID.

 

El método de Braid se perfeccionó y consistía en presentar un objeto brillante luminoso que podía ser un prisma, una bola de cristal, entre otros, ante los ojos del sujeto, un poco por arriba de la base de la nariz, al nivel de la frente.

 

La fijación de la mirada en estos objetos traía como consecuencia can­sancio en los músculos elevadores de los párpados, en un tiempo.más o menos corto, que obligaba a cerrar los ojos por el parpadeo y la fatiga ocular y que inducía el sueño.

 

Los resultados a que se llegaba por este método aportaban una ex­plicación científica y racional, que despojaba las suposiciones magné­ticas de Mesmer, del porqué se alcanzaba el trance hipnótico, apoyán­dose en la orientación fisiológica de los colegas médicos de Braid.

 

Sin embargo, se seguía desconfiando del hipnotismo a consecuencia de la trascendencia histórica de la época de Mesmer. Esto obligó a Braid a introducirse en el campo de la frenología, pues los frenólogos pretendían modificar características y conductas de los pacientes manipu­lando las pequeñas y grandes protuberancias del cráneo.

 

Fueron tan importantes los descubrimientos de Braid y tan efectiva su técnica, que actualmente todos los métodos para hipnotizar que se basan en la fijación de la mirada se conocen como método de Braid.

 

En Rusia, el eminente científico Iván Pávlov trabajó sobre los me­canismos fisiológicos de la hipnosis y sus investigaciones confirmaron la teoría de Braid.


Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924