Hipnosis terapeutica. Teoria, metodos y tecnicas aplicadas. Decima parte
Autor: Dr. Alberto Ochoa Govin | Publicado:  9/10/2009 | Psicologia , Hipnosis terapeutica. Teoria, metodos y tecnicas. | |
Hipnosis terapeutica. Teoria, metodos y tecnicas aplicadas. Décima parte.1

Hipnosis terapéutica. Teoría, métodos y técnicas aplicadas. Décima parte

 

Dr. Alberto Ochoa Govin.

 

Doctor en Medicina. Especialista en Neurocirugía. Servicio de neurología, neurocirugía y terapia del dolor. Fundación medico preventiva. Clínica médico quirúrgica de Cúcuta. Centro Integral de especialistas de Cúcuta. Colombia. Profesor Universidad de Pamplona. Norte de Santander. Colombia.

 

Colaboradora:

Dra Ana Teresa Govin Cid. Doctora en Medicina. Especialista en Hematología. Master en Ciencias en Medicina Tradicional y Natural. Profesora del Instituto Superior de Ciencias Médicas de Santiago de Cuba. Cuba.

 

  • Representaciones alucinatorias
  • Catalepsia general
  • Sugerencias posthipnóticas
  • Anestesia
  • Fenómenos de memoria
  • Preguntas frecuentes acerca de la hipnosis
  • ¿Que podemos hacer y observar con la hipnosis?
  • ¿Para qué sirve la hipnosis?
  • ¿Cómo aprender a hipnotizar?
  • ¿Cómo se llega al estado hipnótico?
  • ¿Todo el mundo puede ser hipnotizado?
  • ¿Quién puede hipnotizar?
  • ¿Se puede quedar alguien eternamente dormido por la hipnosis?
  • ¿Tiene la hipnosis contraindicaciones?
  • ¿Tiene el hipnotizador algún poder especial?
  • ¿Se puede inducir a alguien a realizar lo que no desea a través de la hipnosis?

 

REPRESENTACIONES ALUCINATORIAS.

 

En este estado profundo de hipnosis, es posible crear representaciones alucinatorias de todo tipo, pero recomendamos las acústicas, visuales y olfatorias, que aparecen con más facilidad.

 

La inducción de este fenómeno sensoperceptual es importante si el sujeto va a ser sometido a hipnoanestesia.

 

Los fenómenos alucinatorios se sugieren después de preparar los analizadores sensoriales; para ello se crean cambios térmicos en la piel del sujeto, como las sensaciones de calor o frío.

 

Alucinaciones visuales, acústicas y olfatorias. Para producir estos fenómenos sensoperceptuales utilizamos la imaginación del sujeto; partiendo de un objeto físico real se provoca una desrealización (por ejemplo: se le pone una pelota en la mano y se le sugiere que es una bola de hierro muy pesada y que no podrá soportar su peso).

 

Si se utiliza el ejemplo de la pelota, cuando se le va a poner en la mano se le aplican al sujeto sugestiones verbales que indiquen la imposibilidad de soportar el peso, como puede ser: " Se le va a poner una bola de hierro en la mano... usted no podrá soportar su peso...” Debe utilizarse la repetición monótona, con los intervalos correspondientes de dos a tres segundos entre cada sugestión.

 

La respuesta positiva, como es lógico suponer, es no poder soportar el peso de la pelota; la mano baja con la pelota o sencillamente ésta se le cae de la misma.

 

Posteriormente se pasa a la alucinación visual. Para esto se le ordena abrir los ojos tal como hemos señalado y se le dice que verá ante sí la representación de un objeto cualquiera escogido por el hipnotizador, pero que sea conocido por el sujeto y que no sea una cosa irreal o fantástica. Por ejemplo: "Yo contaré hasta tres... y usted abrirá los ojos... continuará dormido... pero verá ante sí... un caballo… que se encuentra... a cincuenta metros de usted...”

 

Esta sugestión se repite varias veces para establecer la conexión nerviosa del fenómeno sensoperceptual que estamos tratando de crear. Es importante no sugerir objetos o fenómenos que sean rechazados por la ideología y creencias del sujeto.

 

Las alucinaciones acústicas y olfatorias se establecen de la misma forma, tomando en consideración que el estimulo verbal que se vaya a sugerir corresponda a las posibilidades del analizador.

 

Después que se establece la alucinación, se debe preguntar al sujeto qué ve o qué está sucediendo, para analizar el contenido vivencial de la alucinación.

 

CATALEPSIA GENERAL.

 

La catalepsia general constituye para nosotros el fenómeno hipnótico que nos determina con más precisión y seguridad el grado de profundidad de la hipnosis.

 

El sujeto presenta una contracción muscular generalizada que es prácticamente imposible de lograr en una persona en estado de vigilia o en otro estado de conciencia, a no ser que lleve años entrenando su musculatura para ello. Una forma de catalepsia es lo que se conoce como el "puente humano", en el que el sujeto está totalmente rígido, se puede colocar en una posición horizontal sobre dos puntos de apoyo, uno colocado en la cabeza y el otro en los pies, y el sujeto es capaz de soportar gran peso en el estómago, aunque esto no hace falta medirlo para comprobar

si existe la catalepsia general.

 

Una manera de comprobar si la catalepsia general está presente es tocar los músculos del sujeto, constatando si los mismos aparecen en una completa contracción.

 

La base fisiológica de la catalepsia general es el foco de excitación dominante que se establece en las zonas frontales del cerebro, donde se encuentra la tercera unidad funcional.

 

Al sujeto se le dan las siguientes indicaciones: Usted está profundamente dormido... profundamente dormido... se siente bien... tranquilo... firme y seguro... ponga atención sólo a mi voz... sólo puede escuchar… mi voz... respire tranquila y profundamente... todos sus órganos internos... funcionan normalmente... fíjese bien... a medida que yo toque su cuerpo... éste comenzará a ponerse rígido... muy rígido... muy duro... muy contraído…

 

Se comienza tocando el brazo izquierdo, se pasa después al derecho y posteriormente a los miembros inferiores; se continúa con los músculos del cuello. Recomendamos no pasar de un miembro a otro ni de un músculo a otro sin haber logrado la tensión muscular máxima del que se está trabajando.

 

"Cada vez que yo toque sus músculos... éstos se ponen más rígidos...muy duros… muy rígidos… yo toco su brazo izquierdo… y éste se contrae... sus manos cerradas… cierre fuertemente su mano izquierda... bien cerrada... todo su brazo duro... muy duro… muy contraído... todo su brazo está duro y en tensión... su mano fuertemente cerrada…”

 

La posición del sujeto para este ejercicio debe ser de pie o acostado.

 

"Usted puede respirar... tranquila y profundamente... todos sus órganos internos funcionan normalmente… su respiración es normal... ahora el brazo derecho se contrae... igual que el izquierdo... duro y fuerte... su mano cerrada fuertemente..."


Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924