Intervencion educativa para el diagnostico precoz del cancer de mama
Autor: Daniel Piñango Delgado | Publicado:  13/12/2010 | Ginecologia y Obstetricia , Oncologia | |
Intervencion educativa para el diagnostico precoz del cancer de mama .1

Intervención educativa para el diagnóstico precoz del cáncer de mama. ASIC “La Chamarreta”. Maracaibo 2010.

República Bolivariana de Venezuela. Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria. Programa Nacional de Formación del Médico Integral Comunitario. Maracaibo – Zulia.

AUTORES

Est. Daniel Piñango Delgado.
Est. Claudio Julio Fontalvo.

TUTORA

Dra. Dinet Martinez.

RESUMEN

Se realizó un estudio longitudinal, prospectivo, tipo intervención experimental incorporando técnicas participativas para modificar conocimientos sobre diagnostico precoz de cáncer de mamas en mujeres de riesgo del CMF Bolivita I, desde noviembre 2007-Mayo 2008. El universo estuvo conformado por 50 féminas de riesgo de cáncer mamario en el grupo etario de 15 a 59 años. La muestra la conformaron 44 mujeres. Prevalecieron las féminas de 40-49 años con el 45%, los factores de riesgos para cáncer de mama que predominaron fueron, los hábitos tóxicos con el 84% y la menarquia antes de los 15 años con el 70%. El 90.9% de la población no tenía información acerca del autoexamen de mamas antes de la intervención, el 80% respondió inadecuadamente acerca de la frecuencia con que las mujeres debe realizarse el autoexamen.

En relación con el momento del ciclo menstrual para la ejecución del auto examen de mamas el 66% respondió de forma inadecuada. En las mujeres estudiadas el conocimiento sobre las alteraciones detectadas en el autoexamen de mamas fue incorrecto en el 91%. El 73% presento conocimiento inadecuado sobre el conocimiento de las formas de diagnóstico temprano de las afecciones mamarias. Relacionado con el nivel de conocimiento del autoexamen de mamas el 64% tenían conocimiento inadecuado. En nuestra muestra de estudio fueron diagnosticadas como BIRADS 3 el 43% y el 14,3 BIRADS 4 por hallazgos en estudios mamográficos y sonográficos. Después de la intervención el 100% de las féminas mejoró el conocimiento y practica del autoexamen de mama.

(*) BIRADS: Breast Imaging Report and Database System

PALABRAS CLAVE

Cáncer de mama, Autoexamen de mamas, Riesgo de cáncer de mama, Mamografía

INTRODUCCIÓN

La revisión de la evolución histórica de la Patología Mamaria hasta la situación actual nos permite ver que siempre se ha movido entre dos parámetros: el órgano que es la mama, altamente peculiar y variable en la manera como la percibe la propia mujer y la sociedad y los conceptos médico científicos para curar sus enfermedades.

En cuanto al órgano, la mama es una glándula especialmente preparada para la producción y secreción de la leche con finalidad nutricia para las crías. En este sentido la presencia de este órgano es tan importante que permite la clasificación de sus portadores como mamíferos. Si la función única de la mama femenina fuera la lactancia como sucede en el resto de mamíferos sus enfermedades tendrían sin duda mucha menos trascendencia de la que tiene.

La mama representa fecundidad, ya en la Venus prehistórica, representa el origen del universo en el mito de la Vía Láctea. La mama simboliza feminidad, simboliza belleza. La mama también puede simbolizar sufrimiento por las enfermedades que en ella pueden asentar como se demuestra en el martirio de Santa Agueda tantas veces reproducido en el arte o incluso en la muerte de Cleopatra. (1)

La mama representa sin duda en la raza humana un órgano erótico. Este erotismo trata de destacarlo la moda variable a través de los tiempos. La mama como órgano estético también ha estado representada en el arte en toda su historia. Es importante tener presente que la mama de la mujer es primordialmente un órgano estético "para sí misma" antes que "para los demás". Se puede afirmar que el hecho de ser en la mujer un órgano permanente le confiere además de la función nutricia de todos los mamíferos estas otras funciones propias de la raza humana y ello debe tenerlo presente quien pretende estudiarla y solucionar sus problemas.

Entrando ya en la historia de las afecciones mamarias propiamente dichas la mayor abundancia de documentos pertenece sin embargo al cáncer de mama; existen datos que permiten asegurar que el cáncer de mama ya lo padecían los egipcios, los etruscos, los primeros pobladores del Perú.

El archivo médico más remoto proviene del antiguo Egipto, en donde se han encontrado varios papiros y dentro de los 6 principales, uno de los que más información contienen en lo que a enfermedades de la mama se refiere, es el Papiro de Edwing Smith, encontrado en Tebas (hoy Karnak y Luxor) en 1862. (1)

Data de unos 1600 años a.C., es un rollo de unos 5 metros, que entre otras cosas contiene 48 casos dedicados a cirugía y en cuanto a mama se refiere habla de abscesos, traumatismos y heridas infectadas; siendo el nº 45 tal vez el registro más antiguo de cáncer de mama (C.M) y está titulado como INSTRUCCIONES EN TORNO A TUMORES SOBRE LAS MAMAS, e informa al explorador de que una mama con una tumoración caliente al tacto, es un caso que no tiene tratamiento. (1)

Normalmente éste se limitaba a los dos únicos métodos disponibles por entonces, quemar la lesión con fuego o extirparla mediante instrumentos cortantes. A pesar de lo primitivo de éstos métodos, permanecieron vigentes por más de 2000 años, ya que debió transcurrir todo éste tiempo para encontrar la primera innovación en el tratamiento del cáncer de mama. (1)

Grecia clásica (450-136 a.C.)

HERODOTO, antes de Hipócrates describe el caso de la princesa Atossa que tenía un tumor mamario que ocultó durante tiempo por pudor hasta que se ulceró y Demócedes se lo curó.

HIPÓCRATES 400 años a.C. habla de Karquinos o Karquinoma que lo relaciona con el cese de la menstruación y dice que no debe tratarse porque acelera la muerte y no sólo son de buen pronóstico los que curan con medicinas. Describe un caso de una mujer con C.M. y con hemorragia por pezón, que murió cuando dicha hemorragia cesó. Asoció el C.M. con la detención de la menstruación, lo que le hizo creer, la condujo a una ingurgitación mamaria, con nódulos indurados. También definió con claridad que los casos con cáncer de mama. Profundo era mejor no intervenirlos ya que su tratamiento conducía a la muerte mientras que la omisión del mismo permitía una vida más prolongada. No dejó ningún documento donde se recomendara el tratamiento quirúrgico apropiado para el cáncer de mama. (1)

Período greco-romano (150-500 d. C.)

LEÓNIDES, médico del 1er siglo d. C., que trabajó en la escuela de Alejandría y es considerado como el primero que efectuó una extirpación quirúrgica de la mama y lo hacía mediante una incisión de piel en la zona sana de la misma, luego iba aplicando el cauterio para cohibir la hemorragia, todo ello lo continuaba repitiendo hasta la extirpación completa de la mama. Como cuidados postoperatorios indicaba cataplasmas y dietas que evitaran las bebidas frías y los alimentos de difícil digestión.

AURELIUS CORNELIUS CELSUS, 300 años a.C. habla de una forma precoz "Cacoethes" que es el único que puede operarse; si no se trata pasa a cáncer no ulcerado tributario de tratamiento médico con purgas, sangrías y aplicaciones locales y esta pasa al ulcerado para el que el tratamiento quirúrgico da mal resultado. Enciclopedista y no médico, detalla en su tratado la primera descripción médica del cáncer, mencionando la mama como uno de los lugares de localización de una hinchazón irregular con zonas duras y blandas, dilataciones y tortuosidades venosas, con o sin ulceración y así mismo delimita cuatro estadios clínicos:

1. Malignidad, aparentemente simple o precoz.
2. Cáncer sin úlcera.
3. Cáncer ulcerado.
4. Cáncer ulcerado con excrecencias y fácil sangrado.

Consideraba el tratamiento como contraindicado en los tres últimos casos.

Es de resaltar que con los romanos la cirugía y obstetricia alcanzaron un alto nivel, no superado hasta el Renacimiento. Tras Hipócrates el principal médico fue Galeno (131-201 d. C.), que nació en Asia Menor, estudió en Alejandría y ejerció en Roma. Describió el cáncer de mama como una hinchazón con dilatación venosa parecida a la forma de las patas de un cangrejo. No menciona las metástasis o el proceso por el que acaecía la muerte. Creía que se producía un acumulo de bilis negra (recordemos las cuatro bilis de Hipócrates), y consideraba aconsejable para prevenirlo la práctica de purgas y sangrías.


A continuación, presentamos una selección de los vídeos que ya pueden ver en la sección Vídeos de Medicina y Enfermería

>>ENTRAR EN VÍDEOS DE MEDICINA Y ENFERMERÍA

Categorías

Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924