Comportamiento serico de las fracciones lipidicas postliposuccion
Autor: Dra. Heizel Escobar Vega | Publicado:  28/07/2009 | Cirugia Plastica Estetica y Reparadora , Medicina Interna , Endocrinologia y Nutricion | |
Comportamiento serico de las fracciones lipidicas postliposuccion.1

Comportamiento sérico de las fracciones lipídicas postliposucción.

 

Dra. Heizel Escobar Vega. Msc Urgencias médicas en la atención primaria de salud. Especialista de Primer Grado en Cirugía Plástica y Quemados. Profesor(a) Instructor.

 

Dra. Irasema Bezares Ramos. Especialista de Primer Grado en Cirugía Plástica y Quemados. Profesor(a) Asistente

 

Dra. Josefina Lugo Alonso. Especialista de primer grado en Bioestadística. Profesor(a) Auxiliar

 

Dr. Alexey Expósito Jalturin. Especialista de Primer Grado en Medicina General Integral. Residente de 4º año de Cirugía Plástica y Quemados. Profesor Instructor.

 

Dra. Yenys Góngora Ruíz. Msc Urgencias médicas en la atención primaria de salud. Especialista de Primer Grado en Medicina General Integral. Profesor(a) Instructor.

 

República Bolivariana de Venezuela. Misión Barrio Adentro. Estado Carabobo. Municipio Diego Ibarra. Clínica Popular Simón Bolívar

 

 

Resumen

 

Se realizó un estudio descriptivo y prospectivo en un universo de cincuenta pacientes que acudieron al servicio de Cirugía Plástica del Hospital “Hermanos Ameijeiras” con el diagnóstico de Lipodistrofia abdominal ligera y moderada, en el período comprendido entre Julio del 2001 a Diciembre del 2004.

 

Se tomó muestra sérica para lipidograma en los tiempos preoperatorio, 24 horas, 7 días, 30 días y 60 días posteriores a la intervención. Fue analizado el comportamiento de las fracciones lipídicas (colesterol, triglicéridos, lipoproteínas de alta, baja y muy baja densidad) en el tiempo y su relación con el volumen de grasa extraído. El colesterol, los triglicéridos y la HDL fueron los lípidos séricos de mayor variación significativa, no así los valores de LDL y VLDL. La HDL fue la fracción lipídica que se relacionó significativamente con el volumen graso extraído.

 

A pesar de provocar al organismo un trauma este proceder quirúrgico no llega a modificar patológicamente la respuesta metabólica de los lípidos.

 

Introducción

 

La posibilidad de remodelar el cuerpo adaptándolo a patrones de armonía y belleza, variables según las distintas culturas, ha sido un sueño de la humanidad durante milenios. Los avances de las ciencias médicas, y más concretamente de la cirugía a lo largo del presente siglo, han abierto perspectivas esperanzadoras a muchas personas. (1)

 

Dentro de las técnicas quirúrgicas utilizadas para el modelado corporal se encuentra la liposucción o la lipoescultura cuyos orígenes se remontan a 1921 cuando el Doctor Dujarrier (Francia) aplicó esta técnica por primera vez, utilizando para retirar la grasa subcutánea, las mismas legras empleadas para practicar los legrados uterinos. (2,3)

 

La lipoplastia moderna surge en 1972 a partir de la lipoexéresis que presentó el Doctor Joseph Shrude en el Congreso de la Asociación Internacional de Cirujanos Estéticos en Río de Janeiro. Se continuaron haciendo trabajos por los suizos Kesselring y Meyer, seguidos por Teimouirian y Fisher. En 1977, el cirujano parisiense, Doctor Ives Gerard Illouz modificó sensiblemente el método de lipoplastia aspirativa, difundiéndose, perfeccionándose e internacionalizándose en 1983 a través del 8vo Congreso de la Federación Internacional de Cirugía Plástica en Montreal. (4,5)

 

Durante el transcurso de los años la lipoplastia se ha convertido en objeto de intensas investigaciones, cuyos propósitos no solo han sido encaminados a perfeccionar la técnica para lograr mejor resultado estético, sino también explicar los cambios lipídicos que pueden aparecer y su posible repercusión en el organismo, lo cual aún es un tema en estudio, hallándose todavía controversias debido a la complejidad del metabolismo de estos.

 

La adiposidad es, en todas las especies, el almacenamiento de energía en forma de triglicéridos, que son transportables según su necesidad y demanda. La movilización de las grasas ha implicado variaciones en la bioquímica del organismo ya sea desde el punto de vista fisiológico como patológico, desencadenándose alteraciones lipídicas que han sido objeto de estudio por algunos autores. (6)

 

Las variaciones bioquímicas del metabolismo lipídico juegan un rol importante al aplicar esta técnica quirúrgica, caracterizándose este por presentar una marcada diferencia entre los sitios de la biosíntesis y de aporte y, los sitios de almacenamiento y consumo. Esta distribución diferencial impone la condición de transportar los lípidos en plasma y su relación con determinadas complicaciones que pueden aparecer en el postoperatorio de los pacientes intervenidos quirúrgicamente. (7, 8,9)

 

Dullerud en 1987 estudió el postoperatorio de aproximadamente 30 pacientes liposuccionados a quienes también se les realizó plastias abdominales, encontrando grasa libre circulando, cuyos niveles no eran patológicos. (9). En 1995 el Dr. Samdal estudió en 9 pacientes los cambios de los lípidos séricos posterior a la liposucción y demostró el aumento de las lipoproteínas de baja y alta densidad (LDL y HDL) así como de los triglicéridos (Tg). (10) .Al año siguiente el Dr. Henry Mentz presentó en la Reunión Anual de la Sociedad de Cirugía Plástica de Estados Unidos su estudio acerca del comportamiento de los lípidos en sangre después de la liposucción. (11,12,13)

 

Cuanto más se sepa del metabolismo de las grasas, no cabe duda que la liposucción asistida ganará un lugar en lo relacionado a la alteración del nivel de grasa corporal, con el fin de influir y mejorar los parámetros fisiológicos que gobiernan la química de los lípidos. (1). Los estudios realizados aún no responden a preguntas tales como por qué ocurren dichos cambios, por cuánto tiempo y qué repercusión sistémica pueden desencadenar. Por tales motivos y dada la escasa experiencia acumulada, decidimos desarrollar un estudio que permita identificar si existen variaciones lipídicas a nivel sérico posterior a la liposucción, su comportamiento en el tiempo y su posible repercusión en el organismo.

 

Objetivos

 

Objetivo General: Describir el comportamiento de los lípidos séricos en el tiempo después de la liposucción y su repercusión en el organismo.


 



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924