Hipnosis terapeutica. Teoria, metodos y tecnicas aplicadas. Decima parte
Autor: Dr. Alberto Ochoa Govin | Publicado:  9/10/2009 | Psicologia , Hipnosis terapeutica. Teoria, metodos y tecnicas. | |
Hipnosis terapeutica. Teoria, metodos y tecnicas aplicadas. Décima parte.3

Como hemos visto, la hipnosis puede ser utilizada por odontólogos y cirujanos maxilofaciales, pero nunca como recurso catártico, sino como simple forma de producir analgesia y anestesia en aquellas personas que, por diferentes razones médicas, no pueden ser anestesiadas por otras vías.

 

Las técnicas que recomendamos para el odontólogo le permitirán preparar rápidamente al paciente para la relajación o contracción de la mandíbula cuando sea necesario, así como lograr la quietud de la lengua, con un control adecuado de los reflejos nauseosos, ventajas que son sumamente importantes sobre todo en niños y en pacientes de características nerviosas.

Se han realizado investigaciones para comprobar la disminución de las hemorragias y de los períodos de cicatrización cuando se utilizan los métodos de inducción hipnótica.

 

El odontólogo puede emplear la hipnosis como sugestión vigil solamente, combinada con técnicas de relajación, utilizándola en grados más o menos profundos o combinándola con efectos anestésicos, e incluso sugestiones posthipnóticas.

 

Para obtener analgesia suficiente para el trabajo de odontología no necesariamente tiene que alcanzarse una hipnosis sonambúlica, sino que muchas veces con un cuarto paso (hipnosis profunda) de la inducción se logra el objetivo.

 

Si la intervención es demasiado dolorosa y de larga duración, el profesional debe estar convencido de que el paciente permanecerá durante todo el trascurso de la intervención en estado hipnótico, pues una pérdida del rapport puede llevar al paciente a la vigilia y producirse un intenso dolor; por eso, en los casos de intervenciones de larga duración, recomendamos trabajar en fase de hipnosis sonambúlica.

 

Otra recomendación importante es tratar por todos los medios que el paciente no realice movimientos voluntarios, como escupir y nunca despertarlo antes de haber terminado todo el trabajo.

 

Es necesario aplicar sugestiones posthipnóticas que hagan olvidar al paciente lo ocurrido, así como que indiquen que la analgesia continuará cuando se despierte.

 

Anestesia profunda. Sólo es necesario provocar anestesia profunda cuando el sujeto va a ser sometido a intervenciones quirúrgicas y no es posible aplicarla por medios biológicos.

 

La anestesia profunda debe ser provocada después de los fenómenos alucinatorios y de la catalepsia general.

 

El procedimiento es el mismo que se utiliza en la anestesia superficial en el estado de hipnosis profunda, pero indicando que existe una pérdida completa y profunda de la sensibilidad.

 

FENÓMENOS DE MEMORIA.

 

Son variados los fenómenos de memoria que se producen por medio de la hipnosis; aparecen espontáneamente desde el tercer paso (sueño hipnótico), pero pueden ser sugeridos desde el segundo (fenómenos corporales).

 

A partir de la hipnosis profunda el sujeto por lo general no recuerda al despertar lo que se le ha sugerido, aunque por medio de las sugestiones posthipnóticas se puede hacer recordar lo que le interese al hipnotizador.

 

Amnesia parcial. La amnesia parcial es un fenómeno especial de la memoria que consiste en el olvido de un hecho cualquiera de la vida del sujeto, que puede ser un accidente, o un trauma psíquico.

 

La posibilidad de crear amnesias parciales en el sujeto hipnotizado, mediante la sugestión verbal, nos permite eliminar de su conciencia experiencias y situaciones psicotraumatizantes que pueden estar afectándolo.

 

El procedimiento es sencillo y se puede realizar después de establecer el sueño hipnótico del tercer paso, pero preferimos y recomendamos trabajar los fenómenos de memoria en la fase de sonambulismo. Para esto preparamos al sujeto de la siguiente forma: Duerma... duerma tranquila y profundamente... escuche bien... cuando yo le mande a despertar... usted habrá olvidado esa preocupación que le inquieta…

 

En este momento se le indica al sujeto lo que queremos que olvide, o sea, el trauma psíquico o el hecho que le crea preocupación.

 

"Será imposible recordar… imposible recordar… imposible recordar ese hecho... cuanto más se esfuerce por recordar... más desaparecerá de su mente... es como si no hubiera ocurrido… se borra de su memoria... será cada vez un hecho más confuso... ese recuerdo ha desaparecido de su memoria... imposible recordar... imposible recordar… ahora voy a contar hasta tres… cuando llegue a tres… usted abrirá los ojos... continuará dormido pero no recordará ese hecho…será imposible recordar…uno... imposible recordar…aunque usted intente no puede… dos... imposible recordar… se borra totalmente de su mente… imposible recordar... tres... puede abrir los ojos…imposible recordar... imposible recordar... imposible recordar…”

 

En este momento se aprovecha que el sujeto abre los ojos y se insiste en la sugestión de amnesia parcial. Como medida de comprobación se le pregunta: ¿Recuerda algo?, ¿sabe si hemos conversado sobre algo?.

 

La mayoría de los sujetos manifiestan su incapacidad para recordar el hecho que queremos borrar de su memoria. Su mirada continúa fija y perturbada e informa que no recuerda nada. Una vez que se ha comprobado el logro de la amnesia parcial deseada, se le indica inmediatamente: Cierre sus ojos… continúe profundamente dormido. Profundamente dormido... ya ese hecho se ha borrado de su mente, duerma... duerma tranquila y profundamente…tranquila y profundamente...

 

Se le debe dar una sugerencia posthipnótica que lo incapacite para recordar al despertar.

 

Amnesia profunda. La amnesia profunda o total es la incapacidad de recordar un período de la vida. Existen tres variantes: amnesia de fijación (anterógrada), amnesia de evocación (retrógrada) y amnesia retroanterógrada.

 

La amnesia total puede ser inducida solamente en la etapa de sonambulismo. Permite extinguir las conexiones nerviosas patológicas y olvidar incluso el hecho de haber sido preparado hipnóticamente para este fenómeno.

 

Al sujeto se le indica que memorice un hecho cualquiera de su vida, algo que sabemos que tiene gran significación para la entidad nosológica del paciente y que se concatena con la fecha en que se instalaron los trastornos del mismo. Se le indica que ese período se olvidará totalmente.

 

Se sigue la misma técnica que en la amnesia parcial, pero eliminando el recuerdo total del período. Con posterioridad establecemos una serie de acontecimientos previamente elaborados que le sugerimos al paciente como vividos por él en esa época y que ocuparán el lugar de los acontecimientos que hemos borrado de su memoria.

 

Es tal la profundidad que adquiere este fenómeno de memoria en los sujetos que se encuentran en la etapa sonambúlica del sueño hipnótico, que incluso pueden olvidar hasta su propio nombre. Esta prueba es sumamente peligrosa si se realiza sin tener suficiente experiencia y buen entrenamiento, pues puede desencadenar trastornos psicológicos graves en el paciente.

 

Como la amnesia total es un fenómeno complejo, dividiremos su explicación en: amnesia de fijación y amnesia de evocación.


Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado