Alzheimer y cancer. Nuevas aportaciones
Autor: Dr. P. García Férriz | Publicado:  12/11/2009 | Oncologia , Neurologia | |
Alzheimer y cancer. Nuevas aportaciones.3

Los Scharrer desarrollaron el concepto de neurosecreción, la idea de que ciertas neuronas funcionan como transductores neuroendocrinos, capaces de transformar directamente la información neural eléctrica en información hormonal. 1

 

Harris admitió la importancia del flujo sanguíneo que conecta la hipófisis con el hipotálamo (el sistema portal hipotalámico-hipofisiario), y demostró que este nexo vascular indirecto transporta información hormonal desde el hipotálamo hasta la hipófisis. Estas ideas constituyen la base de la neuroendocrinología moderna.1 Conceptos y pruebas que confirman cuanto aquí se ha expuesto sobre la ausencia eléctrica.

 

Aquí hemos tratado de demostrar la importancia que tiene la ausencia de la corriente eléctrica en los centros vegetativos del sistema nervioso central, posiblemente iniciada en las células hísticas de los correspondientes parénquimas genitales de ambos sexos. Pero, ¿por qué creemos que la enfermedad se inicia en las referidas células hísticas (intersticiales)? Sólo vemos una causa: dichas células aparecen como ausentes debido a que, llegado a una edad determinada (entorno a los 55 años), las referidas células van perdiendo la facultad de la excitabilidad. Esta pérdida de excitación es coincidente con las respectivas disfunciones de las células de Leydig (testículo) y las células de Graaf (ovario), que se producen en la etapa del climaterio.

 

Si se pierde la excitabilidad celular, queda suprimida la conducción nerviosa (eléctrica), y ya se sabe que sin electricidad no es posible que se puedan realizar acciones bioquímicas. Su mecanismo de acción queda reflejado en las figuras 1 y 2, y su explicación la hemos expuesto anteriormente.

 

Creemos que resulta crucial la época del climaterio. El climaterio consiste en la regresión de los principales fenómenos sexuales femeninos, y marca el fin de una etapa fecunda. Existe también en los seres del sexo masculino, pero es menos acentuado y más tardío. No obstante, la enfermedad de Alzheimer aparece de forma muy parecida en ambos sexos. El climaterio lleva consigo una atenuación de la producción hormonal. Esta disminución productiva de hormonas tiene el efecto de atenuar cada vez más su habitual actividad excitante, repercutiendo también en las células intersticiales de los parénquimas ovárico y testicular. Así pues, los terminales nerviosos del parasimpático sacro cesan en su actividad normal al no existir excitabilidad en dichas células hísticas, quedando interrumpida automáticamente la conducción nerviosa, lo que repercute en la central vegetativa (centros vegetativos del sistema nervioso central): su recorrido neural ha quedado inactivado (Fig. 1 y 2).

 

Por lo que acabamos de describir, no es extraño que la enfermedad de Alzheimer aparezca a partir de una edad que es coincidente con la etapa del climaterio en ambos sexos, aunque su sintomatología objetiva no se haga perceptible en su etapa inicial.

 

Ya hemos dicho al principio de este estudio que existe una diferencia sobre la causa principal que produce dos enfermedades muy diferentes entre sí: el Alzheimer y el cáncer. Pero curiosamente, la causa (sujeto) es la misma:  nuestra propia electricidad, que en el Alzheimer no existe, no actúa la electricidad (sujeto elíptico).

 

Resumiendo: hemos tratado de demostrar que “por una misma causa se pueden producir distintos efectos”. La enfermedad de Alzheimer se produce por falta de electricidad, con lo que se demuestra que “sin electricidad no hay actividad bioquímica”. El hipotálamo y la hipófisis sufren el grave impacto que les produce la ausencia eléctrica procedente del parasimpático.

 

En cambio, en el cáncer la electricidad está siempre presente, bien sola (la electricidad es el mayor excitante que tenemos en el organismo) o asociada a cualquier tóxico-excitante con efectos cancerígenos, como expondremos en la siguiente sección. Y veremos “por qué y cómo se produce cualquier tipo de neoplasia”.

 

1.     SECCIÓN II

 

a)     Introducción

 

El trabajo científico que aquí se expone está basado esencialmente en la gran importancia que tiene nuestra propia electricidad en la formación tumoral. La neurona constituye la base esencial para la elaboración de un proceso electroquímico, cuya patología puede producir muchas enfermedades, entre ellas, el cáncer.

 

Junto al mecanismo electrobioquímico, planteamos una patología genética que, asociados, pueden producir la malignidad celular. Es evidente que sin electricidad no puede producirse ningún proceso tumoral; por consiguiente, vamos a atribuirle a la electricidad y a todos los efectos que de ella se derivan, la máxima responsabilidad de la formación tumoral. Seguidamente exponemos por qué y cómo se produce el mecanismo electrobioquímico causante de todo tipo de cáncer. Pero hemos creído conveniente anteponer un breve glosario, para así poder comprender mejor el contenido de este delicado estudio.

 

 

a)     Glosario

Axón.

Conductor nervioso que sale del soma (cuerpo) celular y acaba en el terminal presináptico.

 

Batería.

Es un aparato que produce una fuerza electromotriz como resultado de una diferencia de potenciales químicos. La membrana celular hace la doble función de batería y de condensador.1

 

Condensador.

Material aislante entre dos conductores. En la neurona, la membrana celular (especialmente la doble capa lipídica) es el condensador.9

 

Conductores.

Son el citoplasma y el líquido extracelular. Ambos son conductores porque son soluciones de iones. 9 El axón conduce la electricidad a gran distancia y con precisión, siguiendo la ley de “todo o nada”.9

 

Corriente capacitativa.

Esta corriente y la iónica constituyen la corriente total de la membrana celular.9

 

Corriente eléctrica.

Es la corriente transmitida por iones que fluyen a través de canales iónicos al otro lado de la membrana neuronal; también llamada corriente de resistencia. Cada canal iónico parte de una pila que hace de generador eléctrico.

 

Excitación.

Despolarización de una célula postsináptica, lo cual aumenta la probabilidad de que se genere un potencial de acción (eléctrico).

 

Fibra.

Cuando se utiliza solo, el término significa axón; y cuando se refiere a una fibra muscular, se denomina fibra muscular.9

 

Ión.

Átomo o molécula que tiene una carga eléctrica positiva o negativa.



Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado