La Universidad de Padua, forjadora del pensamiento medico y cientifico moderno. Capitulo 4. Siglo XV
Autor: Dr. Julio C. Potenziani Bigelli | Publicado:  21/05/2010 | La Universidad de Padua, forjadora del pensamiento , Historia de la Medicina y la Enfermeria | |
La Universidad de Padua, forjadora pensamiento medico y cientifico moderno. Capitulo 4. Siglo XV .3

Universidad_Padua_Medicina/pietro_da_montagnana

PIETRO POMPONAZZI, PETRUS POMPONATIUS, PERETTO o PERETTUS (1462–1525)

Filósofo y humanista italiano. De noble familia, se inscribe en 1484 en la Universidad de Padua, asistiendo a las lecciones de Metafísica del padre dominico Francesco Securo da Nardó, a las lecciones de Medicina con Pietro Riccobonella y a las lecciones de Filosofía natural con Pietro Trapolino, graduándose en arte en 1487.

Durante los siguientes ocho años fue profesor de Filosofía en el ateneo patavino, graduándose en 1495 en medicina. Publica el Tratado ‘De maximo et minimo’, contrastando las teorías de Guglielmo Heytesbury. Enseña Lógica en 1496 en Carpi en la corte del príncipe de Carpi, Alberto Pio.

Cuando muere Nicoletto Vernia profesor de Filosofía en la universidad de Padua, Pomponazzi lo reemplaza el año 1499. Va a las Universidades de Ferrara, Mantova, Bolonia. En ésta ultima escribe ’Tractatus de immortalitate animae’, y ‘De fato e il De incantationibus’. Principal representante del aristotelismo renacentista, afirmaba en su ‘Tratado sobre la inmortalidad del alma’ publicado en 1516 que ‘el alma humana no puede ser inmortal ni tener una existencia separada del cuerpo’.

En contra de Ficino, afirma que en lugar de asignar al hombre un fin natural inalcanzable hay que atribuirle uno a la altura de su existencia finita y mundana: la perfección del intelecto práctico. ‘La recompensa no está en el más allá, sino en la virtud misma’.

Por supuesto una postura intolerable para los canones de la Iglesia cristiana de entonces. El primero de sus libros ocasionó un escándalo tal, que se quemaron sus libros en Venecia. Fue denunciado por un agustino Ambrogio Flandino por herejía y fue otro miembro de la Universidad de Padua que lo defendió, el cardenal Pietro Bembo, del cual ya escribiremos más adelante. Sin embargo en 1518 es conminado por Leon X (Giovanni de Lorenzo di Médici 1513-1521) a retractarse. No se retractaría sino que se defiende con su ‘Apología’ de 1518 y con ‘Defensorium adversus Augustinum Niphum’ del 1519 donde sostiene la diferencia entre veracidad de fe y veracidad de razón. Tuvo complicaciones de una enfermedad renal por cálculos y muere en 1524, pero según sus discípulos como Antonio Brocardo y Ercole Strozzi se había suicidado.

Es autor del aforismo “Quien dice que polemizo por el simple gusto de contrariar, miente. En Filosofía, quien desea encontrar la verdad, tiene que ser herético”.

Posterior a su muerte salieron publicados en Basilea los años 1556 y 1567: ‘De las causas de los efectos naturales prodigiosos’ y ‘Sobre el destino’. 

Universidad_Padua_Medicina/pietro_pomponazzi_foto

GIOVANNI PICO DELLA MIRANDOLA (1463-1494)

Humanista y pensador italiano. Miembro de los Condes de la Mirandola (pueblo de la zona de Ferrara en Italia). A los 14 años mientras estudiaba en la Universidad de Bolonia publicó ‘Las Decretales’.

Viajó por varias ciudades del territorio italiano. Estudio Lenguas (griego, árabe, latín, hebreo y caldeo), con el único propósito de entender la Cabala, los Oráculos Caldeos, El Corán y los Diálogos Platónicos en sus textos originales.

Desde 1480 a 1482, continuo sus estudios en la Universidad de Padua, centro de vanguardia del aristotelismo en Italia. En Padua entró en contacto con los pensadores que en esa Universidad estudiaban y enseñaban y conoció el averroísmo y sus principales exponentes italianos con los cuales se familiarizó rápidamente. Hizo intima amistad con Hermolao Bárbaro y en una carta a él dirigida a la edad de 22 años le expresa gran parte sus concepciones sobre la realidad que le rodeaba, donde condena ‘toda actitud de los que sacrifican la apariencia a la sustancia y se dejan vencer por las especulaciones de aquellos que se cuidan poco de los adornos del lenguaje’.

A los 22 años en Paris entró en contacto con los escritos de Averroes, (asharita de la escuela especulativa teológico musulmana) Filósofo y Teólogo hispanoárabe que introdujo el pensamiento aristotélico en Occidente. En Paris concibe la idea de tratar de unificar las tradiciones culturales existentes para la época.

El año 1486, con sólo 23 años, publica en Roma sus ‘Conclusiones philosophicae, cabalisticae et theologicae’ conocidas como las 900 tesis, recolectadas de tratados y tesis latinas, hebreas, árabes, peripatéticas, platónicas, y esotéricas. La introducción a éstas 900 tesis, se convertiría en una pieza literaria conocida como ‘Discurso sobre la dignidad del hombre’ donde Pico formula tres de los ideales del movimiento cultural renacentista: el derecho inalienable a la discrepancia, el respeto por las diversidades culturales y religiosas y el derecho al crecimiento y enriquecimiento de la vida a partir de la diferencia. ¡Qué vigentes siguen todavía estos ideales, en un mundo cada vez más problemático! 

versidad_Padua_Medicina/pico_della_mirandola

Para Pico, el objetivo era demostrar que el Cristianismo era el punto de convergencia de las tradiciones religiosas, culturales, filosóficas, y teológicas. Pretendía que se discutieran las novecientas tesis después de la celebración de la epifanía en Roma el año 1487, por los hombres preparados de las diferentes culturas para lograr una paz filosófica entre los notables de todas las doctrinas.

Como era de esperarse, la Iglesia cristiana romana consideró trece de las tesis como ‘sospechosas de herejía’ ya que fueron vinculadas con la magia cabalística y se detuvo el debate que el autor pretendía.


Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado