Enfermeria y cirugia en la enfermedad inflamatoria intestinal
Autor: Patricia Alonso Fontaneda | Publicado:  30/09/2011 | Enfermeria , Cirugia General y Digestiva , Gastroenterologia , Articulos , Imagenes de Gastroenterologia , Imagenes de Enfermeria , Imagenes de Cirugia General y Digestiva , Imagenes | |
Enfermeria y cirugia en la enfermedad inflamatoria intestinal .1

Enfermería y cirugía en la enfermedad inflamatoria intestinal.

Autores:

• Patricia Alonso Fontaneda. DUE del Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo del Hospital de Basurto.
• Verónica Tíscar González. DUE del Servicio de Digestivo del Hospital de Basurto.
• María Luisa Maroto Maroto. DUE de la consulta de Digestivo del Hospital de Cruces.
• Elena Bilbao Ayo. DUE Supervisora del Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo del Hospital de Basurto.
• Lexuri Amelibia Gordon. DUE de la Unidad de Neonatología del Hospital de Basurto.
• Joseba Irarragorri González. DUE del Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo del Hospital de Basurto.

RESUMEN:

La Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) es una enfermedad crónica caracterizada por un curso clínico irregular, alternando brotes con periodos de remisión. Durante las fases de remisión, cuando el paciente está asintomático, la dieta va encaminada a mantener un estado nutricional adecuado y evitar déficits nutricionales; en las fases de brote, deben evitar alimentos que empeoren la sintomatología y dañen aún más la mucosa ya lesionada.

En ocasiones, cuando no hay respuesta al tratamiento médico, o aparecen complicaciones, es necesario recurrir a la cirugía. El tratamiento quirúrgico consiste en la resección de la zona lesionada, siendo en ocasiones necesario realizar una ostomía. Es en este momento donde la enfermería tiene un papel fundamental aportando tanto soporte educativo como apoyo psicológico.

En el contexto de su enfermedad crónica, la enfermería de la unidad de cirugía ocupa un periodo breve de tiempo en el que realizamos educación sanitaria sobre medidas higiénico dietéticas, y en el caso de pacientes ostomizados somos responsables del adiestramiento en el manejo de la bolsa y cuidados del estoma.

El objetivo de éste trabajo es dar a conocer la importancia del personal de enfermería de la unidad de cirugía como parte del equipo asistencial de un paciente de Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII). Hablaremos de recomendaciones nutricionales, tratamiento quirúrgico y manejo de ostomías.

ABSTRACT:

Inflammatory Bowel Disease (IBD) is a chronic disease characterized by having an irregular clinical course, alternating outbreaks and remission periods. During the remission stages, when patients are asymptomatic, diet aims to maintain adequate nutritional status and prevent nutritional deficiencies, in the early outbreak stages, worsening symptoms foods and that ones that generate further damage in the already-damaged mucosa, should be avoided.

Sometimes, when no response to medical treatment or complications occur, it is necessary to resort to the surgery. Surgical treatment involves resection of the injured area, and are sometimes an ostomy is required. It is at this stage when the nurse has a key role providing both an educational and counseling support.

In the context of the chronic illness, the surgery area dedicated nursing unit occupies a short period of time when we do health education on dietary hygiene actions. And in the ostomy patients case, they are responsible for the patient in the handling of the bag and stoma care.

The aim of this work is to show the importance of the surgical unit nursing staff as part of a patient care team of IBD. We will talk about the nutritional recommendations, surgical treatment and ostomies management.

DeCS:

• Ostomy,
• nursing care,
• Nutritional status.

RECOMENDACIONES NUTRICIONALES EN LA ENFERMEDAD INFLAMATORIA INTESTINAL (EII).

Cómo debe ser la alimentación en Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII).

Llevar a cabo una alimentación adecuada resulta imprescindible en cualquier etapa de la vida, realizando modificaciones en relación con la edad, la actividad física, las preferencias y las enfermedades presentadas. Por este motivo, la alimentación en la Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) es muy importante.

El alimentarse bien proporcionará:

 Mantener el peso adecuado.
 Corregir los déficits de nutrientes existentes.

Como norma general, no es preciso llevar a cabo una dieta específica, tan solo es necesario considerar la sintomatología y la localización de las lesiones para conseguir una buena nutrición.

Déficits nutricionales más frecuentes (energía, hierro, calcio).

La malnutrición es un estado donde el cuerpo no obtiene todos los nutrientes necesarios para llevar a cabo sus funciones. No está relacionada con el peso. Como consecuencia de la malnutrición pueden presentarse déficits de determinados nutrientes que se manifiestan en forma de: adelgazamiento, anemia, descalcificación de huesos…

DÉFICIT DE ENERGÍA.

Una inflamación provoca en el organismo un consumo extra de energía, que si no se aporta mediante la alimentación, el cuerpo la obtiene de los depósitos corporales: grasa y músculo.
Este déficit de energía se evidenciará como adelgazamiento.

Aumento del aporte de energía.

Cuando las necesidades de energía están aumentadas y se tiene poco apetito, se puede enriquecer la dieta de forma que cada bocado sea con poco volumen pero muy nutritivo. Ejemplos (harina de frutos secos –piñones, almendras, avellanas… clara de huevo rallada, huevo duro rallado… leche, licuado de avena, soja… harina de trigo, de avena, de maíz… quesito en porciones… aceite…)

DÉFICIT DE HIERRO.

El hierro se absorbe a nivel intestinal (intestino delgado). Si esta zona está dañada, su absorción disminuye.

También puede existir deficiencia de hierro cuando existe diarrea acompañada de sangre.
Si se practica una resección de alguna de las zonas donde se absorbe el hierro, el aporte de este mineral debe ser mayor.

La causa de la anemia es multifactorial. Puede ser por déficits de: hierro, vitamina B12, ácido fólico o una combinación de todas ellas.

Aumento del aporte de hierro.

FUENTES DE OBTENCIÓN DE HIERRO

Origen animal

• Carnes rojas.
• Vísceras o derivados.
• Mariscos.
• Huevo (sobre todo la yema).

Origen vegetal

• Legumbres.
• Cereales enriquecidos.
• Frutos secos.
• Germen de trigo.
• Algunas verduras.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924