La microalbuminuria en el diagnostico precoz del daño renal en el paciente diabetico
Autor: Dr. Agustin Paramio Rodriguez | Publicado:  29/05/2007 | Nefrologia , Endocrinologia y Nutricion | |
La microalbuminuria en el diagnostico precoz del daño renal en el paciente diabetico 7.

Al evaluar los parámetros colesterol y triglicéridos en la población estudiada en la Tabla 12 encontramos que hay un mayor por ciento de pacientes hipercolesterolémicos e hipertriglicerinémicos microalbuminúricos (19; 30.16 % y 18; 28.57 % respectivamente). De forma global los pacientes que positivisaron este analito fueron más numerosos que los que permanecieron negativos al mismo, en todas las categorías: valores deseables (10; 15.87 % y 6; 9.52 %), valores limítrofes altos (14; 22.22 % y 19; 30.16 %).

TABLA 12. Distribución de los pacientes diabéticos según Dislipidemia y presencia de Microalbuminuria.

microalbuminuria_tabla17

Correlacionamos las cifras de colesterol y triglicéridos con la presencia de microalbuminuria se establece la dependencia de estas variables con un Alfa =0.05. Sabemos que en la diabetes mellitus no insulino dependiente es característico una hiperlipidemia tipo IV según la clasificación de Friedericksen la cual se caracteriza por el empeoramiento de los factores aterogénicos, predisposición a las coronariopatías y trastornos vasculares periféricos, conducente a trombosis arteriales y venosas que pueden causar la amputación de parte de los miembros inferiores.[32]

En la DMNID, la excreción urinaria de albúmina aumentada, al parecer refleja la permeabilidad vascular. Una alta permeabilidad predispone a una mayor penetración de partículas lipoproteicas aterogénicas en la pared arterial, [9] por lo cual la presencia de Microalbuminuria se convertiría en un poderosos predictor de mortalidad cardiovascular en general y, en especial, en personas con DMNID. [12,20]

Así, el diabético tiene severas desventajas en términos de riesgo cardiovascular alrededor de los trastornos lipídicos, tensionales, de los factores de coagulación y la microalbuminuria. Esto hace que la detección y control de estos desórdenes sea mucho más importante en los diabéticos que en la población general. La dislippidemia es un factor contribuyente a la progresión del daño renal por su participación en los procesos inflamatorio y fibrogénico.

En la tabla 13 se muestra la distribución de pacientes diabéticos microalbuminúricos y no según padezcan o no de HTA. Se encontró que 50 pacientes padecen de HTA (79.37 %), de los cuales 36 positivisaron este analito para un 57.14 %. De los 13 pacientes que no padecen HTA fueron microalbuminúricos 7 (11.11 %). Resultaron estadísticamente significativas coincidiendo con la bibliografía estudiada.

TABLA 13. Pacientes diabéticos según presencia de Hipertensión Arterial y Microalbuminuria.

microalbuminuria_tabla18

Este vínculo encontrado se comporta de manera similar en la bibliografía revisada, donde se apunta la producción a través de un trastorno del sistema renina-angiotesina-aldosterona que asociado al daño de la membrana basal del glomérulo agrava y acelera el proceso de desarrollo de la enfermedad de Kimmestiel Wilson. [11]

La literatura revisada nos revela que el desarrollo de nefropatía en pacientes diabéticos, específicamente en la etapa de nefropatía clínica, la HTA está casi siempre presente jugando un rol fundamental en la progresión hacia la Insuficiencia Renal Crónica Terminal, pues de no controlarse, produce una disminución del FG de 1ml/ min/ mes; de ahí el indispensable control de la misma. [5,6,10]

En el ser humano, la caída del filtrado glomerular por debajo del 50% desencadena una pérdida progresiva de la función renal. Cuando ocurre una pérdida de masa renal, acontece en las nefronas residuales un proceso adaptativo caracterizado por una hipertrofia de la neurona y del flujo sanguíneo renal con la consiguiente hipertensión a nivel del capilar glomerular y de la filtración glomerular de cada nefrona, que trata de compensar así la pérdida funcional global. Esta respuesta adaptativa individual de cada nefrona seriamente se transforma en un mecanismo letal que constituye su propia destrucción, en donde la hipertensión capilar glomerular es el principal factor nocivo (Teoría de Brenner) [11,17,33]. La hipertensión arterial sistémica aumenta la presión capilar glomerular.

La tabla 14 muestra la presencia de microalbuminuria según el tiempo de evolución de la HTA. De los 16 pacientes diabéticos e hipertensos con tiempo de evolución de la HTA menor de 10 años, 9 presentan ND Incipiente 18 %. De los pacientes diabéticos e hipertensos con tiempo de evolución de la HTA de 10 a 20 años resultaron 11 positivos a la microalbuminuria (22 %) y se les diagnosticó positivo este análisis a 16 pacientes diabéticos e hipertensos con tiempo de evolución de 20 y más años (32 %). Al aplicarle la prueba de significación estadística chi cuadrado, no encontramos diferencias significativas (p>0.05) entre los grupos.

TABLA 14. Pacientes diabéticos hipertensos según tiempo de evolución de la Hipertensión Arterial y la presencia de Microalbuminuria.

microalbuminuria_tabla19

p= 0.14

Como hemos señalado se recoge en los trabajos revisados, que la HTA constituye un factor de riesgo de padecer de ND, sin embargo, no encontramos estudios donde se relacione el tiempo de evolución de la HTA en pacientes diabéticos e hipertensos con la aparición de ND.

Si tenemos en cuenta que un largo tiempo de evolución de la HTA produce con gran frecuencia nefroangioesclerosis por hialinosis arteriolar y a ello se le asociara una DM, el riesgo de padecer una ND es más alto por existir un daño renal previo producto de una HTA de larga evolución.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924