La Universidad de Padua, forjadora del pensamiento medico y cientifico moderno. Capitulo 1. Introduccion
Autor: Dr. Julio C. Potenziani Bigelli | Publicado:  24/05/2010 | La Universidad de Padua, forjadora del pensamiento , Historia de la Medicina y la Enfermeria | |
La Universidad de Padua forjadora pensamiento medico cientifico moderno. Capitulo 1. Introduccion .9

A partir de 1399 se tienen dos Universidades en una, la ‘Universitas Iuristarum’ que dicta cursos de derecho civil, derecho canónico y teología, y la ‘Universitas Artistarum’ que dicta cursos de medicina, filosofía, gramática, dialéctica, retórica y astronomía. Deberían pasar cinco siglos para que las dos universidades se reunificaran el año de 1813.

En sus inicios la Universidad de Padua se organiza como una corporación libre de estudiantes escogidos según criterios étnicos y geográficos. Dos grandes grupos de estudiantes se forman: los ‘citramontani’ (italianos) y los ‘ultramontani” (extranjeros, no italianos).

Son los estudiantes quienes se abrogan el derecho de crear los estatutos, quienes eligen a los rectores, quienes escogen a los docentes y quienes les pagan con ‘colectas’ que hacen en la ciudad. Sin embargo entre los siglos XV y XVI la escogencia de los docentes y su paga, estará en manos de la autoridades de la ciudad (Municipio).

Entre los siglos XV y XIX la Universidad de Padua atrajo un gran número de estudiantes griegos, quienes querían estudiar Medicina. Venían de los dominios territoriales vénetos e inclusive no solo fueron estudiantes, también eran profesores como Giovanni Cottunio, Niccoló Calliachi, Giorgio Calafati, Tomaso Catani, Simone Stratigo, Giovanni Zagrafo, Pietro Zografo, Marco Carburi. Personalidaes griegas que estudiaron en la Universidad de Padua fueron Alessandro Mavrocordato (politico y diplomático), Giovanni Capodistria (primer gobernante de Grecia), Lazzaro de Mordo (médico y filósofo), Giacomo Pilarino y Emmanuel Timoni (descubridores de la viruela). Hubo en estos cuatrocientos años una gran cercanía entre Grecia y la Universidad de Padua.

Desde el siglo XIV al XVII, son trescientos años de gran desarrollo y emancipación del pensamiento, guiados siempre por la Republica veneciana que quiso que la Universidad paduana fuera su único ‘Gymnasium Omnium Disciplinarum’. Por lo que era obvio que se gestara una revolución entre sus aulas, que no era otra que la revolución científica.

El siglo XVIII, es decir el ‘Settecento italiano’ fue para la Universidad de Padua un momento de decisiones entre tradición y orientaciones nuevas y constructivas.

Habiendo sido la ‘ciudadela del saber y de la investigación científica’ para toda Europa, sufrió a mediados de siglo XVIII una involución gradual que hizo que las fuerzas políticas, culturales y económicas realizaran una reforma del ‘pensum’ de estudios y de la organización interna de la misma para que reemergiera el prestigio de la universidad, mantenido por los últimos tres siglos.

Los estudios de Medicina se profundizaron con la inclusión de ramas como la oculística, pediatría, obstetricia, medicina del trabajo, y el año 1760 se introdujo la Química experimental.

En 1765 se fundó la cátedra de Medicina Práctica y de Cirugía Práctica en el hospital.

El año 1768 se comenzó a enseñar ‘Sulle terme aponensi’ es decir enseñanza practica en las aguas termales de las montañas euganeas, mantenido hasta 1806, reforzando la importancia que desde entonces se le da en Europa a las alternativas y beneficios terapéuticos derivadas del uso de las aguas termales.

El año 1786 se implementa la ‘Materia Medica’ que en el siglo XIX se convertirá en la moderna Farmacología, la cual sustituiría la lectura de los ´semplici´ o la enseñanza de la terapéutica con el paciente.

A mediados del siglo XVIII existían todavía docentes de reconocida fama como Bernardino Ramazzini, fundador de la Medicina del Trabajo, como Antonio Vallisneri en Medicina Practica y Medicina Teórica, Giambattista Morgagni fundador del método anatomoclinico en Medicina y de la moderna Anatomía Patológica y docente de Medicina Teórica, fue el artífice del paso del concepto humoral de las enfermedades a un concepto ‘solidista’.

Hasta ese momento la enfermedad se consideraba emerger por el desequilibrio de los humores internos del cuerpo humano (bilis amarilla, bilis negra, sangre y flema).

Sin embargo con Morgagni la enfermedad se conceptuó como consecuencia de lesiones y cambios orgánicos y funcionales de los órganos, por lo tanto las manifestaciones clínicas eran producto de las alteraciones de los órganos y como tal se empezaron a comprender mejor.

Otro gran docente fue Leopoldo Marco Antonio Caldani quien en la segunda mitad del siglo XVIII se destacó en los campos de las enfermedades de la mujer, de los niños y de los trabajadores dirigiendo la Cátedra respectiva y posteriormente dirigió las cátedras de Medicina Teórica y de Anatomía.

A Caldani se le debe la verificación experimental de la doctrina de Haller de la irritabilidad en el campo neurofisiológico. En cirugía la Universidad contaba con Camillo Bonioli y Vincenzo Malacarne con sus ‘grabados’ ‘Icones anatomicae’ en anatomía, fisiología y patología, difundidos como libros de texto para estudiantes, no solo a nivel del territorio italiano sino europeo en general.

Otra figura destacada de mediados del siglo XVIII fue Andrea Comparetti encargado de la docencia en Medicina Practica, ocupándose de la física y fisiología de la óptica y de la fisiología vegetal.

El Hospital adjunto a la Universidad de Padua era el ‘San Francesco Grande’ que a partir de 1778 fue sustituido por el ‘Giustinianeo’ con su nuevo concepto hospitalario y su nuevo concepto de la enseñanza clínica hospitalaria. Comparetti con su ‘Ensayo de la Escuela clínica en el Hospital de Padova’ (1793), ayudaría a sentar las bases de la enseñanza clínica hospitalaria.

El pensamiento filosófico, unido al avance del pensamiento médico, además del pensamiento fisicomatemático regido por Galileo Galilei en sus 18 años de magisterio (1592-1610) fueron la base fundamental de la fama y trascendencia de la Universidad paduana. Sin lugar a dudas le toco el privilegio de haber sido la universidad sede de la ‘Revolución Científica’. (43)

Un año después del descubrimiento de America, es decir en 1493 se agrupan todas las escuelas que están dispersas por la ciudad en un complejo nobiliario que luego fue hotel con el emblema de un buey y se llamaba ‘Hospitium Bovis’, que luego se convertiría en dialecto véneto como ‘Il Bo’ con el cual se denomina la estructura completa universitaria. (3) (4) (5) (6) (7) (8) (9) (10) (11) (12) (14) (15)


Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado